TITULO SEGUNDO
DE LA SUCESIÓN POR TESTAMENTO
CAPITULO I
De los testamentos en general.

Art. 3374
El acto por el cual una persona dispone para después de su muerte de todos sus bienes ó de parte de ellos, se llama testamento.

3375
El testamento es un acto personal que no puede desempeñarse por procurador.

3376
No puede dejarse al arbitrio de un tercero la subsistencia del nombramiento de herederos ó legatarios, ni la designación de las cantidades que á ellos correspondan, cuando son instituidos nominalmente.

3377
Puede el testador cometer á un tercero la distribución de las cantidades que deje á clases determinadas, como parientes, pobres, huérfanos, etc., y la elección de las personas á quienes aquellas deban aplicarse.

3378
Puede también cometer el testador á un tercero la elección de objetos ó establecimientos públicos ó de beneficencia á los que deja sus bienes, y la distribución de las cantidades que á cada uno corresponda.

3379
La disposición vaga en favor de parientes del testador, se entenderá hecha en favor de los más próximos, según el orden de la sucesión legítima.

3380
La expresión de una falsa causa será considerada como no escrita; á no ser que del mismo testamento resulte que el testador no habría hecho aquella disposición conociendo la falsedad de la causa.

3381
La expresión de una causa contraria á derecho, aunque ésta sea verdadera, se tendrá por no escrita.

3282
La designación de día ó de tiempo en que deba comenzar ó cesar la institución de heredero, se tendrá por no escrita.

3383
No pueden testar en el mismo acto dos ó más personas, ya en provecho recíproco, ya en en favor de un tercero.

3384
En caso de duda sobre la inteligencia de una disposición testamentaria, se observará lo que parezca más conforme á la intención del testador, según el tenor del testamento y la prueba auxiliar que á este respecto pueda rendirse.

3385
Si el testamento abierto, sea público o privado, se pierde por un evento desconocido de testador, ó por haber sido ocultado por otra persona, podrán los interesados exigir su cumplimiento si demuestran debidamente el hecho de la pérdida ú ocultación, y lo contenido en el mismo testamento.

CAPITULO II
De las condiciones que pueden ponerse en los testamentos.

Art. 3386
El testador es libre para para disponer de sus bienes bajo ciertas condiciones.

3387
La falta de cumplimiento de alguna condición impuesta al heredero ó al legatario, no perjudicará á éstos, siempre que hayan empleado todos los medios necesarios para llenar aquella.

3388
La condición física ó legalmente imposible, sea de hacer ó de no hacer, se tiene por no puesta.

3389
Si la condición que era imposible al tiempo de otorgarse el testamento, dejare de serlo al de la muerte del testador, será válida.

3390
Es nula la institución hecha bajo la condición de que el heredero ó el legatario haga en su testamento alguna disposición en favor del testador ó de otra persona.

3391
La condición que sólo suspenda por cierto tiempo la ejecución del testamento, no impedirá que el heredero ó legatario adquieran derecho á la herencia ó legado y lo trasmitan á sus herederos.

3392
Respecto de las condiciones puestas en los testamentos, regirán las disposiciones contenidas en los artículos 1445 á 1464, en todo lo que no esté especialmente determinado en este Libro.

3393
La disposición á término señalado por un acontecimiento que puede no suceder, se reputa hecha bajo la condición de que se verifique aquel acontecimiento.

3394
La disposición á término señalado por un día fijo ó por un acontecimiento que sucederá necesariamente, no es condicional.

3395
Cuando el testador no hubiere señalado plazo para el cumplimiento de la condición, la cosa legada permanecerá en poder del albacea, y hecha la partición, se observará lo dispuesto en los artículos 4047, 4048 y 4049.

3396
Si la condición es puramente potestativa, y de dar ó hacer alguna cosa, y el que ha sido gravado con ella ofrece cumplirla, pero aquel á cuyo favor se estableció rehusa aceptar la cosa ó el hecho, la condición se tiene por cumplida.

3397
La condición potestativa se tendrá por cumplida aun cuando el heredero ó legatario hayan prestado la cosa ó el hecho antes de que se otorgara el testamento; á no ser que pueda reiterarse la prestación, en cuyo caso no será ésta obligatoria sino cuando el testador haya tenido conocimiento de la primera.

3398
En el caso final del artículo que precede, corresponde al que debe pagar el legado la prueba de que el testador tenía conocimiento de la primera prestación.

3399
La condición de no dar ó de no hacer, se tendrá por no puesta.

3400
Cuando la condición fuere casual ó mixta, bastará que se realice en cualquier tiempo, vivo ó muerto el testador, si éste no hubiere dispuesto otra cosa.

3401
Si la condición se había cumplido al hacerse el testamento, ignorándolo el testador, se tendrá por cumplida; mas si lo sabía, sólo se tendrá por cumplida si ya no puede existir ó cumplirse de nuevo.

3402
La condición impuesta al heredero ó legatario, de tomar ó dejar de tomar estado, se tendrá por no puesta.

3403
Puede válidamente dejarse á alguno el usufructo, el uso, la habitación, ó una pensión ó prestación periódica por el tiempo que permanezca soltero ó viudo.

3404
La condición que se ha cumplido existiendo la persona á quien se impuso, se retrotrae al tiempo de la muerte del testador; y desde entonces deben abonarse los frutos de la herencia ó legado, á menos que el testador haya dispuesto expresamente otra cosa.

3405
La carga de hacer alguna cosa se considera como condición resolutoria.

3406
Si no se hubiere señalado tiempo para el cumplimiento de la carga, ni ésta por su propia naturaleza lo tuviere, se observará lo dispuesto en el artículo 3395.

3407
Si el legado fuere de prestación periódica, que debe concluir en un día que es inseguros si llegará ó no, llegado el día el legatario habrá hecha suyas todas las prestaciones que correspondan hasta aquel día.

3408
Si el día en que debe comenzar el legado fuere seguro, sea que se sepa ó no cuándo ha de llegar, el que ha de entregar la cosa legada tendrá, respecto de ella, los derechos y las obligaciones del usufructuario.

3409
En el caso del artículo anterior, si el legado consiste en prestación periódica, el que debe pagarlo hace suyo todo lo correspondiente al intermedio, y cumple con hacer la prestación comenzando el día señalado.

3410
Cuando el legado debe concluir en un día que es seguro que ha de llegar, se entregará la cosa ó cantidad legada al legatario, quien se considerará como usufructuario de ella.

3411
Si el legado consistiere en prestación periódica, el legatario hará suyas todas las cantidades vencidas hasta el día señalado.

CAPITULO III
De la capacidad para testar y para heredar.

Art. 3412
La ley sólo reconoce capacidad para testar, á las personas que tienen:

1º. Perfecto conocimiento del acto:

2º. Perfecta libertad al ejecutarlo; esto es, exenta de toda intimidación y de toda influencia moral.

3413
Por falta del primero de los requisitos mencionados en el artículo que precede, la ley considera incapaces de testar:

1º. Al varón menor de catorce años y á la mujer menor de doce.

2º. Al que habitual ó accidentalmente se encuentre en estado de enajenación mental, mientras dure el impedimento.

3414
El testamento hecho antes de la enajenación mental, es válido.

3415
También lo es el hecho por un demente en un intervalo lúcido, con tal que se observen las prescripciones siguientes.

3416
Siempre que un demente pretenda hacer testamento, su tutor, y en defecto de éste la familia de aquel, presentará solicitud por escrito al juez, quien acompañado de dos facultativos, se trasladará á la casa del paciente.

3417
Los facultativos examinarán al enfermo, haciéndole, así como el juez, cuantas preguntas creyeren conducentes para cerciorarse de su estado mental.

3418
Del reconocimiento se levantará acta formal, en que se hará constar el resultado.

3419
Si éste fuere favorable, se procederá desde luego á la formación del testamento, cuyas cláusulas se redactarán precisamente por escrito, y con las demás solemnidades que se requieren para esta clase de instrumentos.

3420
Terminado el acto, firmarán, además de los testigos, el juez y los facultativos, poniéndose al pie del testamento razón expresa de que durante todo el acto conservó el paciente perfecta lucidez de juicio, sin cuyo requisito y su constancia será nulo el testamento.

3421
Por falta del segundo de los requisitos mencionados en el artículo 3412, la ley considera incapaces de testar á los que al ejecutarlo obran bajo la influencia de amenazas contra su vida, su libertad, su honra ó sus bienes; ó contra la vida, libertad, honra ó bienes de su cónyuge ó de sus parientes en cualquier grado.

3422
El testador que se encuentre en el caso del artículo que precede, podrá, luego que cese la violencia y disfrute de libertad completa, revalidar su testamento con las mismas solemnidades que si lo otorgara de nuevo. De lo contrario será nula la revalidación.

3423
Los extranjeros que testen en el Distrito y en la California, pueden escoger la ley de su patria ó la mexicana respecto de la solemnidad interna del acto: en cuanto á las solemnidades externas, deberán sujetarse á los preceptos de este Código.

3424
Para juzgar de la capacidad del testador, se atenderá al estado en que se halle al hacer el testamento.

3425
Todos los habitantes del Distrito y de la California, de cualquiera edad y sexo que sean, tienen capacidad para heredar, y no pueden ser privados de ella de un modo absoluto; pero con relación á ciertas personas y á determinados bienes, pueden perderla por alguna de las causas siguientes:

1ª Falta de personalidad:

2ª Delito

3ª Presunción de influencia contraria á la libertad del testador, ó á la verdad ó integridad del testamento:

4ª Falta de reciprocidad internacional:

5ª Utilidad pública:

6ª Renuncia ó remoción de algún cargo conferido en testamento.

3426
Por falta de personalidad son incapaces de adquirir por testamento y por intestado los que no estén concebidos al tiempo de la muerte del autor de la herencia, ó que aun cuando lo estén, no sean viables conforme á lo dispuesto en el artículo 327, ó nacieren después de trescientos días contados desde la muerte de aquel.

3427
Será no obstante válida la disposición hecha en favor de los hijos que nacieren de ciertas y determinadas personas vivas al tiempo de la muerte del testador; pero no valdrá la que se haga en favor de descendientes de ulteriores grados.

3428
Por razón de delito son incapaces de adquirir por testamento ó por intestado:

1º. El condenado por haber dado, mandado ó intentado dar muerte á la persona de cuya sucesión se trate, ó á los padres, hijos ó cónyuge de ella:

2º. El que haya hecho contra la persona referida acusación de delito que merezca pena capital ó prisión, aun cuando aquella sea fundada, si fuere su descendiente, su ascendiente, su cónyuge ó su hermano; á no ser que ese acto haya sido preciso para que el acusador salvara su vida ó la de alguno de sus descendientes ó ascendientes, ó hermano ó cónyuge:

3º. El cónyuge que sobreviva y haya sido declarado adúltero en juicio durante la vida del otro, ó que estuviere divorciado y hubiere dado causa al divorcio, si se tratare de la sucesión del cónyuge difunto:

4º. La mujer condenada como adúltera en vida de su marido, si se tratare de la sucesión de los hijos legítimos habidos en el matrimonio en que cometió el adulterio:

5º. El padre y la madre respecto del hijo expuesto por ellos:

6º. El que hubiere cometido contra el honor del difunto, de sus hijos, de su cónyuge ó de sus padres, un atentado por el que deba ser castigado criminalmente, si así se declara en juicio:

7º. El que usare de violencia con el difunto para que haga, deje de hacer ó revoque su testamento:

8º. El padre ó la madre respecto de sus hijos naturales ó espurios, y de los descendientes de éstos, si no ha reconocido á aquellos:

9º. Los declarados incestuosos, siempre que se trate de la sucesión del uno respecto del otro:

10º. El que, conforme al Código penal, fuere culpable de supresión, sustitución ó suposición de infante, siempre que se trate de la herencia que debía corresponder á éste ó á las personas á quienes se haya perjudicado ó intentado perjudicar con esos actos:

11º. El cómplice del cónyuge adúltero, siempre que se trate de la sucesión de éste, si ha recaído sentencia judicial antes de la muerte del autor de la herencia.

3429
En el caso de la fracción 2ª del artículo anterior, si el difunto no fuere descendiente, ascendiente ni cónyuge del acusador, se necesitará que la acusación sea declarada calumniosa.

3430
Cuando la parte agraviada de cualquiera de los modos que expresa el artículo 3428, perdonare al ofensor, recobrará éste el derecho de suceder al ofendido por intestado, si el perdón consta por declaración auténtica ó por hechos indudables.

3431
La capacidad para suceder por testamento, sólo se recobra si después de conocido el agravio, el ofendido instituye heredero al ofensor ó revalida su institución anterior con las mismas solemnidades que se exigen para testar.

3432
Por presunción de influjo contrario á la libertad del autor de la herencia, son incapaces de adquirir por testamento del menor los tutores y curadores, á no ser que sean instituidos antes de ser nombrados para el cargo ó después de la mayor edad de aquel y estando ya aprobadas las cuentas de la tutela.

3433
La incapacidad á que se refiere el artículo anterior, no comprende á los ascendientes y hermanos del menor, salvo en todo caso lo dispuesto en la fracción 7ª del artículo 3428.

3434
Por la misma razón en que se funda el artículo 3432, son incapaces de heredar por testamento el médico y el ministro de cualquier culto que asistan al difunto en la última enfermedad, á no ser que fueren también herederos legítimos.

3435
El notario que á sabiendas autorice un testamento en que se contravenga al artículo anterior, será privado de oficio. El juez á quien se presentare el testamento, impondrá de oficio esa pena, procediendo de plano; y si no lo hiciere así, será suspendido por seis meses. Ni sobre la privación, ni sobre la suspensión, se admitirá recurso alguno en el efecto suspensivo; pero sí en el devolutivo.

3436
Por presunción de influjo contrario á la verdad ó integridad del testamento, son incapaces de suceder tel notario y los testigos que fueren instituidos en aquel, en cuyo otorgamiento y autorización hayan intervenido.

3437
Por falta de reciprocidad internacional son incapaces de heredar por testamento ó por intestado, á los habitantes del Distrito ó de la California, los extranjeros que, según las leyes de su país, no puedan testar ó dejar por intestado sus bienes á favor de los mexicanos.

3438
Por causa de utilidad pública, son incapaces de adquirir bienes raíces, sea por herencia, sea por legado, los ayuntamientos y corporaciones religiosas ó de beneficencia pública, de cualquier clase que sean.

3439
El legado que se deje á un establecimiento público, imponiéndole algún gravamen ó bajo alguna condición, sólo será válido si el Gobierno lo aprueba.

3440
El testador es libre para designar persona que administre los capitales impuestos que deje á las corporaciones y establecimientos públicos.

3441
Las cantidades que en numerario se dejen á las corporaciones y establecimientos públicos, serán impuestas inmediatamente, y de ellas darán los administradores noticia pormenorizada al Gobierno.

3442
La disposición hecha á favor de los pobres en general, sin designación de personas ni de población, aprovecha sólo á los del domicilio del testador en la época de su muerte, si no consta claramente haber sido otra su voluntad.

3443
La calificación de pobres y la distribución, se harán por la persona que haya designado el testador: en su falta, por el albacea, y en falta de éste por el juez.

3444
Si es el juez quien hace la calificación y distribución, debe aplicar los fondos á los hospitales ó casas de beneficencia ó de educación dependientes del Gobierno.

3445
La disposición universal ó de una parte alícuota de los bienes que el testador haga en favor de su alma, sin determinar la obra piadosa ó benéfica que quiera se ejecute, se entenderá hecha en favor de los establecimientos de beneficencia pública.

3446
Por renuncia ó remoción de un cargo, son incapaces de heredar por testamento los que, nombrados en él tutores, ó curadores, ó albaceas, hayan renunciado sin justa causa el cargo, ó por mala conducta hayan sido separados judicialmente de su ejercicio.

3447
Lo dispuesto en la primera parte del artículo anterior, no comprende á los herederos forzosos en su porción legítima, ni á los que, desechada por el juez, la excusa, hayan servido el cargo.

3448
Para que el heredero pueda suceder, basta que sea capaz al tiempo de la muerte del autor de la herencia.

3449
Si la institución fuere condicional, se necesitará además que el heredero sea capaz al tiempo en que se cumpla la condición.

3450
El heredero voluntario que muere antes que el testador ó antes de que se cumpla la condición; el incapaz de heredar y el que renuncia la sucesión, no trasmiten ningún derecho á sus herederos.

3451
En los casos del artículo anterior, la herencia pertenece á los herederos legítimos del testador; á no ser que éste haya dispuesto otra cosa ó que deba tener lugar el derecho de acrecer.

3452
El que siendo incapaz de suceder hubiere entrado en posesión de los bienes, deberá restituirlos con todas sus accesiones, y con todos los frutos y rentas que hubiere percibido.

3453
El que herede en lugar del excluido, tendrá las mismas cargas y condiciones que legalmente se habían puesto á aquel.

3454
El incapaz no tendrá el usufructo ni la administración de los bienes que, en los casos señalados en los artículos 3427, 3486 y 3634, correspondan á sus descendientes.

3455
Los deudores hereditarios que fueren demandados, y que en ningún caso puedan tener el carácter de herederos, no podrán oponer al que está en posesión del derecho de heredero ó legatario, la excepción de incapacidad.

3456
La incapacidad no priva de los alimentos que por la ley corresponden, sino en los casos de las fracciones 1ª, 2ª, 3ª, 6ª, 7ª, 8ª y 11ª del artículo 3428.

3457
La incapacidad no produce el efecto de privar al incapaz de lo que hubiera de percibir, sino después de declarada, en juicio á petición de algún interesado, no pudiendo promoverla el juez de oficio.

3458
No puede deducirse acción para declarar la incapacidad, pasados cinco años desde que el incapaz esté en posesión de la herencia ó legado.

3459
Si el que entró en posesión de la herencia y la perdió después por incapacidad, hubiere enajenado ó gravado el todo ó parte de los bienes. antes de ser citado en juicio de interdicción, y aquel con quien contrató hubiere tenido buena fe, el contrato subsistirá; mas el heredero incapaz estará obligado á indemnizar al legítimo de todos los daños y perjuicios.

CAPITULO IV
De la legítima y de los testamentos inoficiosos

3460
Legítima es la porción de bienes destinada por la ley á los herederos en línea recta, ascendientes ó descendientes, que por esta razón se llaman forzosos.

3461
El testador no puede privar á sus herederos de la legítima, sino en los casos expresamente designados en la ley.

3462
La legítima no admite gravámenes, ni condición, ni sustitución de ninguna especie.

3463
La legítima consiste en cuatro quintas partes de los bienes, si el testador sólo deja descendientes legítimos ó legitimados; en dos tercios, si sólo deja hijos naturales; y en la mitad, si sólo deja hijos espúrios

3464
Si el testador tuviere hijos legítimos ó legitimados é hijos naturales, se considerarán como legítima de todos ellos las cuatro quintas partes de los bienes; pero al distribuirse éstas entre los mencionados hijos, se deducirá de la porción divisible que corresponda á los naturales, un tercio que acrecerá á la divisible entre los legítimos y no al quinto de que el padre puede disponer.

EJEMPLO
PEDRO + AUTOR

JUAN LUIS JOSE SIXTO

Hijos naturales Hijos legítimos

Pedro, al morir, deja un capital de $ 15,000
y cuatro hijos; dos legítimos, Juan y Luis,
y dos naturales, José y Sixto.

La parte disponible del padre será de ………$3,000.00
Los 12,000 restantes se distribuirán ficticiamente
entre los cuatro hijos, y tocará á cada uno
3,000; pero rebajando 1,000 de la porción de cada uno
de los naturales, recibirán ambos …………..$4,000.00
Agregando a los 2,000 que se dedujeron de la porción
de los naturales, á los 6,000 divisibles entre los legítimos,
recibirá cada uno de éstos 4,000 y entre ambos…$8,000.00

Igual 15,000

3465
Concurriendo hijos legítimos con espúrios, la legítima de los cuatro quintos pertenece exclusivamente á los primeros, y los segundos sólo tendrán derecho á alimentos, que se sacarán del quinto libre del autor de la herencia, y en ningún caso podrán exceder de la cuota que correspondería á los espúrios si fueran naturales.

3466
Concurriendo hijos naturales con espúrios, consistirá la legítima de todos en dos tercios de los bienes, pero al practicarse la división, se deducirá de la parte que corresponda á los espúrios, una mitad, que acrecerá á la porción divisible entre los naturales y no al tercio de libre disposición

EJEMPLO
PEDRO + AUTOR

JUAN LUIS JOSE SIXTO
Hijos naturales Hijos espúrios

Pedro muere dejando un capital de $ 12,000.00
y cuatro hijos; dos naturales, Juan y Luis, y dos espurios
José y Sixto.
La división se hará en esta forma:
Tercio disponible del padre……………..4,000.00
División ficticia de los dos tercios restantes entre los
cuatro hijos, que dará para cada uno de ellos 2,000,
pero rebajando á cada uno de los espurios una mitad
recibirán ambos ………………………….2,000.00
Agregando a los 2,000 deducidos á los espúrios, á
la porción divisible entre los naturales, recibirán
entre ambos……………………………… 6,000.00

Igual ………………………………………………………..12,000.00

3467
La legítima de los descendientes de segundo ó ulterior grado será la que debiera corresponder á la persona á quien representen, observándose respecto de los descendientes de los hijos ilegítimos lo dispuesto en el artículo 3864.

3468
Si el autor de la herencia al tiempo de su muerte no tuviere hijos, pero si padre ó madre vivos, consistir la legítima de los padres en dos tercios de la herencia.

3469
Si el autor de la herencia sólo tuviere al tiempo de su muerte ascendientes de otros grados, consistirá la legítima de éstos en la mitad de los bienes.

3470
Concurriendo ascendientes de cualquier grado con hijos legítimos, las cuatro quintas partes pertenecerán exclusivamente á los hijos, y los ascendientes sólo tendrán derecho á alimentos, que se sacarán del cuerpo de la herencia, pero sin que en ningún caso puedan exceder de la porción de uno de los hijos.

3471
Concurriendo ascendientes de primer grado con hijos naturales, consistirá la legítima de unos y otros en dos tercios de la herencia, que se dividirá por partes iguales entre los descendientes y ascendientes, considerando á los últimos como una sola persona.

EJEMPLO
LUIS padres MARIA
ANTONIO + AUTOR

PEDRO ANA
Hijos naturales

Antonio, autor de la herencia muere dejando vivos
á sus padres Luis y María, y dos hijos naturales
Pedro y Ana, y un caudal liquido de ………………………..18,000.00

que se dividirá en esta forma:
Tercio disponible del autor de la herencia………$6,000.00
Porción de Pedro……………………………..$4,000.00
Idem de Ana………………………………….$4,000.00
Idem de los padres Luis y María, que se dividirá
entre sí por partes iguales, llevando cada
uno 2,000…………………………………….$4,000.00

Igual …………………………………………………….18,000.00

3472
Concurriendo ascendientes de segundo ó ulterior grado con hijos naturales, consistirá la legítima de los hijos en dos tercios de la herencia, y los ascendientes sólo tendrán derecho á alimentos, que se deducirán del tercio de libre disposición.

3473
Concurriendo ascendientes de primer grado con hijos espurios, serán legítima de unos y otros dos tercios de la herencia, pero al practicar la división, se deducirá de la porción divisible entre los hijos, una mitad, que acrecerá á la porción divisible entre los ascendientes y no al tercio de libre disposición.

EJEMPLO
LUIS padres MARIA
ANTONIO + AUTOR

PEDRO + MARTA
Hijos espúrios

Antonio, autor de la herencia muere dejando vivos á
sus padres Luis y María, y dos hijos espúrios, Pedro y Marta,
y un capital de …………………………………………..18,000
Se hará la división de este modo:
Tercio disponible del autor de la herencia $6,000
Porción de cada uno de los hijos, deducida una mitad;
por lo que produce para ambos……………$4,000

Agregada la parte deducida 4,000, á los 4,000 divisibles
entre los padres, tendrá cada uno de éstos 4,000 y
entre ambos…………………………..$8,000.00

Igual…………………………………………………….18,000.00

3474
Concurriendo ascendientes de segundo ó ulterior grado con los hijos espúrios, será legítima de todos la mitad de la herencia, la cual se dividirá por partes iguales entre los ascendientes y los hijos, considerándose aquellos como una sola persona.

3475
Concurriendo ascendientes de cualquier grado con hijos legítimos y naturales, se observará lo dispuesto en el artículo 3464, y los ascendientes sólo tendrán derecho á alimentos, que se sacaran del cuerpo de la herencia.

3476
Concurriendo ascendientes de primer grado con hijos naturales y espúrios, la legítima de unos y otros será de dos tercios de la herencia, pero al practicar la división, se deducirá de la parte correspondiente á los espúrios, una mitad, que acrecerá á la porción divisible entre los ascendientes y los hijos naturales.

EJEMPLO
Pedro padres Marta
JUAN + AUTOR

JOSE LEON SIXTO MAURO
Naturales Espúrios

Juan, al morir, deja vivos a sus padres Pedro y Marta, y
cuatro hijos, dos naturales, José y Leon, y dos
espúrios, Sixto y Mauro y un capital divisible de ……………….$30,000.00

Se procederá á la partición de ésta forma:

Tercio disponible del autor de la herencia $10,000.00
Porción ficticia de cada uno de los descendientes
y de ambos ascendientes 4,000.00
Deducida la mitad de cada uno de los espúrios,
quedarán éstos con ……………………..$4,000.00
Agregando los 4,000 deducidos á los 12,000 divisibles
entre ascendientes y naturales, resultan 16,000 distribuidos
en esta forma:

Porción de ambos descendientes…………….$10,666.66
Porción entre ambos ascendientes ………….$5,333.34

Igual………………………………………………………….$30,000.00

3477
Concurriendo ascendientes de ulteriores grados con hijos naturales y espúrios, la legítima y su partición serán las que establece el artículo 3466, y los ascendientes sólo tendrán derecho á alimentos, que se sacarán del tercio libre.

3478
Las disposiciones de este capítulo relativas a los hijos naturales y espúrios, sólo comprenderán á los que hubieren sido reconocidos legalmente.

3479
Los ascendientes, aún cuando sean y ilegítimos, tendrán los derechos que se les conceden en este capítulo, siempre que hayan reconocido á los descendientes de cuya sucesión se trate.

3480
Si el reconocimiento se verifica después que el descendiente ha heredado ó adquirido derecho á una herencia, ni el que reconoce, ni sus descendientes tienen derecho alguno á la herencia del reconocido, y sólo pueden pedir alimentos, que se les concederán conforme á la ley.

3481
Todos los hijos naturales como los espúrios podrán en su disposición testamentaria dispensar la falta de reconocimiento y dejar á sus ascendientes lo que por derecho les correspondería si no la hubieran cometido.

3482
Es inoficioso el testamento que disminuye la legítima en cualquiera de los casos comprendidos en los artículos 3463 á 3477, salvo lo dispuesto en el 3497.

3483
El derecho del heredero forzoso, en el caso del artículo anterior, es sólo el de pedir el complemento de su legítima.

3484
La preterición de alguno ó de todos los herederos en línea recta, sea que vivan al otorgarse el testamento ó que nazcan después, aún muerto el testador, anula la institución de heredero, pero valdrán las mandas y mejoras en cuanto no sean inoficiosas.

3485
Si los herederos forzosos preteridos mueren antes que el testador, la institución surtirá efecto.

3486
La legítima del heredero forzoso que muere antes que el testador, la del incapaz de heredar y la del que renuncia á la sucesión, formarán parte de la masa hereditaria, que se dividirá conforme á lo dispuesto en este capítulo.

3487
Para fijar la legítima se atenderá al valor de los bienes que hayan quedado á la muerte del testador, con deducción de las deudas y cargas, sin comprender entre ellas las impuestas en el testamento.

3488
Al valor líquido de los bienes hereditarios se agregará el de las donaciones entre vivos, con arreglo á lo dispuesto en el capítulo 3º, título 15, Libro 3º.

3489
Fijada la legítima en los términos prevenidos en el artículo anterior, se reducirán los legados en el orden establecido en el capítulo 7º de este título

3490
Si el testador designó para la reducción algún legado, no se reducirán los demás, sino cuando no baste el importe del que haya sido señalado

3491
Si el testador dio preferencia en el pago á algún legado, este no sufrirá las reducciones sino cuando el importe de los demás no haya alcanzado para cubrir la legítima.

3492
Si la disposición consiste en un usufructo ó en una renta vitalicia, cuyo valor se tenga por superior á la parte disponible, los herederos forzosos podrán escoger entre ejecutar la disposición ó abandonar la parte disponible.

3493
Cuando en el caso del artículo anterior hubiere otros legados y los herederos entregaren la parte disponible, si el testador no hubiere dispuesto que la renta vitalicia o el usufructo sean preferentes á los otros legados, la parte disponible se distribuirá entre todos los legatarios á juicio del juez, si aquellos no se convinieren.

3494
Si el heredero ó legatario á quien compete el derecho concedido en los artículos 2778 y 2779, no usare de él, podrá ejercitarlo el otro interesado, si tuviere algún derecho real sobre la cosa donada, y si ninguno de ellos lo ejercita, el inmueble se venderá en pública almoneda.

3495
Si el valor de las donaciones testamentarias no alcanzare á completar la legítima, se aplicarán á su pago las hechas entre vivos en los términos que establecen los artículos 2770 á 2784, cuyas disposiciones se observarán también en la reducción de los legados.

3496
Toda renuncia ó transacción sobre la legítima futura es nula, los que la hicieren, podrán reclamarla cuando mueran los que la deban; pero deberán traer á colación lo que en el caso hubieren recibido.

CAPITULO V
De la institución de heredero.

Art. 3497
Aunque haya herederos forzosos, el testador es libre para dejar ó no á su cónyuge la parte á que por el intestado tenga derecho, en los términos y con las condiciones que expresan los artículos 3884 y 3885, si además le dejare la parte de libre disposición. esta no se considerará entre los bienes propios del cónyuge, para los efectos de los artículos citados.

3498
El que no tiene herederos forzosos, puede disponer libremente de sus bienes en favor de cualquiera persona que tenga capacidad legal para adquirirlos.

3499
El testamento otorgado legalmente, será válido aunque no contenga institución de heredero y aunque el nombrado no acepte la herencia ó sea incapaz de heredar.

3500
En los tres casos señalados en el artículo anterior, se cumplirán las demás disposiciones testamentarias que estuvieren hechas conforme á las leyes.

3501
Los herederos instituidos sin designación de la parte que á cada uno corresponda, heredarán por partes iguales.

3502
La institución de heredero puede hacerse, bien asignando al nombrado una cosa cierta ó una cantidad determinada, bien una parte alícuota de la herencia.

3503
El heredero no responde de las deudas, de los legados ni de las demás cargas hereditarias y testamentarias, sino hasta donde alcance la cuantía de los bienes que hereda.

3504
Aunque el testador nombre algunos herederos individualmente y otros colectivamente, como si dijere: instituyo por mis herederos á Pedro y á Pablo y á los hijos de Francisco, los colectivamente nombrados se considerarán como si lo fuesen individualmente; á no ser que se conozca de un modo claro que ha sido otra la voluntad del testador.

3505
Si el testador instituye á sus hermanos, y los tiene sólo de padre, sólo de madre, y de padre y madre, se dividirá la herencia como en el caso de intestado.

3506
Si el testador llama á la sucesión á cierta persona y sus hijos, se entenderán todos instituidos simultánea y no sucesivamente.

3507
El heredero debe ser instituido designándole por su nombre y apellido; y si hubiere varios que tengan el mismo nombre y apellido, deben señalarse otros nombres y circunstancias que distingan al que se quiera nombrar.

3508
Aunque se haya omitido el nombre del heredero, si el testador le designare de modo que no pueda dudarse quién sea, valdrá la institución.

3509
El error en el nombre, apellido ó cualidades del heredero no vicia la institución, si de otro modo se supiere ciertamente cuál es la persona nombrada.

3510
Si entre varios individuos del mismo nombre y circunstancias no pudiere saberse á quién quiso designar el testador, ninguno será heredero.

3511
Cuando fueren nombrados herederos el alma, los pobres ó algún establecimiento público, se observará lo dispuesto en los artículos 3377, 3378 y 3438 á 3445.

3512
El nombramiento de heredero y la distribución del caudal en legados, hechos por una persona que no tiene hijos ni descendientes legítimos ó legitimados, naturales ó espurios reconocidos, caducan por la superveniencia de esos herederos, y sólo quedan útiles en la parte de que el testador puede disponer libremente

3513
Si después de instituido heredero un hijo espúrio, sobreviene uno natural, ó si instituido este ó aquel, sobreviene uno legítimo, la herencia debe dividirse conforme á los artículos 3464,3465 y 3466.

3514
Si los hijos supervenientes fallecieren antes que el testador, valdrá la disposición.

CAPITULO VI
De las mejoras

Art. 3515
Es nula toda disposición del testador que tenga por objeto disminuir la legítima de sus herederos forzosos, en provecho de alguno ó de alguno de ellos.

3516
La ley, salvo lo dispuesto en el artículo 3497, no consiente más alteración en las legítimas asignadas en el capítulo 4º á los herederos forzosos, que la que resulta de la aplicación total ó parcial que á uno de ellos haga el testador de su parte de libre disposición. El testador que hace esta aplicación á favor de herederos forzosos, se dice que mejora.

3517
Ninguna donación por contrato entre vivos, sea simple ó por causa onerosa, en favor de herederos forzosos, se reputa mejora si el donante no ha declarado formalmente su voluntad de mejorar.

3518
La promesa de mejorar hecha en escritura pública, y aceptada por aquel á quien se hace, equivale á mejora.

3519
Si la promesa fuere de no mejorar, y se hiciere en escritura pública, será nula toda mejora hecha en contravención á ella.

3520
El aumento que el testador hace á la legítima de alguno de los herederos forzosos, se reputará mejora, aún cuando en el testamento no se le diese ese nombre.

3521
La mejora puede ser señalada por el que la hace, en cosa cierta, y es válida, si el precio de la cosa no excede de la parte libre.

3522
Cuando la mejora no hubiere sido señalada en cosa cierta, será pagada en los mismos bienes hereditarios, observándose en lo que puedan tener lugar, los artículos 4071 y 4072.

3523
Nadie puede cometer el testador la facultad de mejorar, ni la de señalar la cosa ó cantidad en que haya de consistir la mejora.

CAPITULO VII
De los legados.

3524
El testador que tiene herederos forzosos, únicamente puede distribuir en legados la parte que conforme al capítulo 4º de este título, no esté comprendida en la legítima.

3525
El legado que exceda de la parte de libre disposición, deberá reducirse y aún suprimirse como inoficioso.

3526
El testador que no tiene herederos forzosos, puede distribuir en legados una parte de sus bienes ó todos ellos.

3527
Son incapaces de adquirir legados los que lo son de heredar.

3528
Respecto de la capacidad de los legatarios, se observará lo dispuesto en los artículos 3426 á 3449.

3529
Regirán respecto de los legatarios los artículos 3450, 3451 y 3452.

3530
El legado puede consistir en la prestación de cosa ó en la de un hecho ó servicio.

3531
El acreedor cuyo crédito no conste más que por el testamento, se tendrá para los efectos legales como legatario preferente.

3532
El testador puede gravar con legados, no sólo á los herederos, sino á los mismos legatarios, quienes no están obligados á responder del gravamen sino hasta donde alcance el valor de su legado.

3533
El heredero ó legatario á quien expresamente haya gravado el testador con el pago de un legado, será el solo responsable de éste en los términos que establece el artículo anterior y el 3503.

3534
Si el heredero ó legatario renunciaren la sucesión, la carga que se les haya impuesto se pagará sólo con la cantidad á que tenía derecho el que renunció.

3535
Si la carga consiste en hecho, el heredero ó legatario que acepta la sucesión queda obligado á prestarlo.

3536
Si el legatario á quien se impuso algún gravamen no recibe todo el legado, se reducirá la carga proporcionalmente; y si sufre evicción, podrá repetir lo que haya pagado.

3537
Lo dispuesto respecto de herederos en los artículos 3504, 3505 y 3506, se observará también respecto de legatarios.

3538
Es nulo el legado que el testador hace de cosa propia, individualmente determinada, que al tiempo de su muerte no se halla en su herencia.

3539
Si la cosa mencionada en el artículo que precede existe en la herencia, pero no en la cantidad ó número designados, tendrá el legatario lo que hubiere.

3540
El legado de cosa que no está en el comercio de los hombres, es nulo.

3541
No produce efecto el legado si por acto del testador pierde la cosa legada la forma y denominación que la determinaban.

3542
El legado queda sin efecto si la cosa legada perece del todo, viviendo el testador; si se pierde por evicción, ó si perece después de la muerte del testador, sin culpa del heredero.

3543
Queda también sin efecto el legado si el testador enajena la cosa legada; pero vale si la recobra por un título legal.

3544
El legado de cosa mueble indeterminada, pero comprendida en género determinado, será válido aunque en la herencia no haya cosa alguna del género á que la legada pertenezca.

3545
En el caso del artículo anterior, la elección es del que debe pagar el legado; quien, si las cosas existen, cumple con entregar una de mediana calidad; pudiendo, en caso contrarió, comprar una de esa misma calidad ó abonar al legatario el precio correspondiente, previo convenio ó á juicio de peritos.

3546
Si el testador concedió expresamente la elección al legatario, éste podrá, si hubiere varias cosas del género determinado, escoger la mejor; pero si no las hay, sólo podrá exigir una de mediana calidad ó el precio que le corresponda.

3547
Cualquiera diferencia que ocurra sobre el cumplimiento de los tres artículos que preceden, será decidida en juicio verbal.

3548
Si la cosa indeterminada fuere inmueble, sólo valdrá el legado existiendo en la herencia varias del mismo género: para la elección se observarán las reglas establecidas en los artículos 3545, 3546 y 3547.

3549
Cuando el testador, el heredero ó el legatario sólo tengan cierta parte ó derecho en la cosa legada, se restringirá el legado á esa parte ó derecho, si el testador no declara de un modo expreso qué sabía Ser la cosa parcialmente de otro, y que no obstante esto, la legaba por entero.

3550
El legado de la cosa recibida en prenda ó en anticresis, así como el del título constitutivo de una hipoteca, sólo extingue el derecho de prenda, anticresis ó hipoteca, pero no la deuda, á no ser que así se prevenga expresamente.

3551
Lo dispuesto en el artículo que precede se observará también en el legado de una fianza, ya sea hecho al fiador, ya al deudor principal.

3552
Los legados de usufructo, uso, habitación ó servidumbre, subsistirán mientras viva el legatario, á no ser que el testador haya dispuesto expresamente otra cosa.

3553
Sólo durarán treinta años los legados de que trata el artículo anterior, si fueren dejados á alguna corporación que tuviere capacidad de adquirir.

3554
Si la cosa legada está dada en prenda ó hipotecada, ó lo fuere después de otorgado el testamento, el desempeño ó la redención serán de cargo de la herencia, á no ser que el testador haya dispuesto expresamente otra cosa.

3555
El legado de cosa ó cantidad depositada en lugar designado, sólo subsistirá en la parte que en él se encuentre.

3556
Si la cosa legada estuviere sujeta á usufructo, uso ó habitación, el legatario deberá prestarlos hasta que legalmente se extingan, sin que el heredero tenga obligación de ninguna clase.

3557
Si la cosa legada reporta alguna servidumbre, pensión ó cualquiera otro gravamen, pasará con él al legatario; y si se debieren pensiones ó réditos atrasados, se pagarán por cuenta de la herencia.

3558
Lo dispuesto en los dos artículos anteriores se observará si el testador no dispusiere otra cosa.

3559
El legado hecho á un tercero de un crédito á favor del testador, sólo produce efecto en la parte del crédito que esté insoluta al tiempo de abrirse la sucesión,

3560
En el caso del artículo anterior, el que deba cumplir el legado entregará al legatario el título del crédito, y le cederá todas las acciones que en virtud de él correspondían al testador.

3561
Cumpliendo lo dispuesto en el artículo que precede, el que debe pagar el legado queda enteramente libre de la obligación de saneamiento y de cualquiera otra responsabilidad, ya provenga ésta del mismo título, ya de insolvencia del deudor ó de sus fiadores, ya de otra causa.

3562
El legado de una deuda hecho al mismo deudor, extingue la obligación; y el que debe cumplir el legado está obligado no sólo á dar al deudor la constancia del pago, sino también á desempeñar las prendas, á cancelar las hipotecas y las fianzas, y á libertar al legatario de toda responsabilidad.

3563
Los legados de que hablan los artículos 3559 y 3562, comprenden los intereses que por el crédito ó deuda se deban á la muerte del testador.

3564
Dichos legados subsistirán, aunque el testador haya demandado judicialmente al deudor, si el pago no se ha realizado.

3565
Legado el título, sea público ó privado, de una deuda, se entiende legada ésta, salvo lo dispuesto en los artículos 3550 y 3551.

3566
El legado genérico de liberación ó perdón de las deudas, comprende sólo las existentes al tiempo de otorgarse el testamento, no las posteriores.

3567
El legado hecho al acreedor no compensa el crédito, á no ser que el testador lo declare expresamente.

3568
En caso de compensación, si los valores fueren diferentes, el acreedor tendrá derecho de cobrar el exceso del crédito ó el del legado.

3569
Por medio de un legado puede el deudor mejorar la condición de su acreedor, haciendo puro el crédito condicional, hipotecario el simple, ó exigible desde luego el que lo sea á plazo; pero esta mejora no perjudicará en manera alguna los privilegios de los demás acreedores.

3570
Es nulo el legado de cosa que al otorgarse el testamento pertenezca al mismo legatario.

3571
Si en la cosa legada tienen alguna parte el testador ó un tercero, sabiéndolo aquel, en lo que á ellos corresponda, vale el legado.

3572
Si el legatario adquiere la cosa legada después de otorgado el testamento, se entiende legado su precio.

3573
Es válido el legado hecho á un tercero de cosa propia del heredero ó de un legatario, quienes si aceptan la sucesión deberán entregar la cosa legada ó su precio.

3574
Lo dispuesto en el artículo anterior, se entiende sin perjuicio de la legítima de los herederos forzosos.

3575
Si el testador ignoraba que la cosa fuese propia del heredero ó legatario, será nulo el legado.

3576
El legado de cosa ajena, si el testador sabía que lo era, es válido, y el heredero está obligado á adquirirla para entregarla al legatario, ó á dar á éste su precio.

3577
La prueba de que el testador sabia que la cosa era ajena, corresponde al legatario.

3578
Si el testador ignoraba que la cosa que legaba era ajena, es nulo el legado.

3579
Es válido el legado si el testador, después de otorgado el testamento, adquiere la cosa que al otorgarlo no era suya.

3580
El legado de educación dura hasta que el legatario sale de la menor edad.

3581
Cesa también el legado de educación si el legatario, durante la menor edad, tiene profesión ú oficio con que poder subsistir, ó si contrae matrimonio.

3582
El legado de alimentos dura mientras vive el legatario, á no ser que el testador haya dispuesto otra cosa.

3583
Si el testador no señaló la cantidad de alimentos, se observará lo dispuesto en el capítulo 4º, título 5º. del Libro 1º.

3584
Si el testador acostumbró en vida dar al legatario cierta cantidad de dinero por vía de alimentos, se entenderá legada la misma cantidad.

3585
El legado de pensión, sean cuales fueren la cantidad, el objeto, y los plazos, corre desde la muerte del testador, es exigible al principio de cada período, y el legatario hace suya la que tuvo derecho de cobrar, aunque muera antes de que termine el periodo comenzado.

3586
Cuando se legue una cosa con todo lo que comprenda, no se entenderán legados los documentos justificantes de propiedad ni los créditos activos, á no ser que se hayan mencionado especificadamente.

3587
El legado del menaje de casa no comprende el numerario, los semovientes, los libros, las esculturas, las pinturas ni las alhajas de uso personal, si no se designan exprésame.

3588
Si el que lega una propiedad le agrega después nuevas adquisiciones, no se comprenderán éstas en el legado, aunque sean contiguas, si no hay nueva declaración del testador.

3589
La declaración á que se refiere el artículo precedente, no se requiere respecto de las mejoras necesarias, útiles ó voluntarias hechas en el mismo predio.

3590
En los legados alternativos la elección corresponde al heredero, si el testador no la concede expresamente al legatario.

3591
Si el heredero tiene la elección puede entregar la cosa de menor valor; si la elección corresponde al legatario, puede escoger la cosa de mayor valor.

3592
En los legados alternativos se observara además lo dispuesto para las obligaciones de esa clase en el capítulo 4º, título 2º del Libro 3º.

3593
En todos los casos en que el que tenga derecho de hacer la elección, no pudiere hacerla, la harán sus representantes legítimos ó sus herederos.

3594
El juez, á petición de parte legítima, hará la elección, si en el término que él señale no la hiciere la persona que tenga derecho de hacerla.

3595
La elección hecha legalmente es irrevocable.

3596
El legatario no puede aceptar una parte del legado y repudiar otra.

3597
Si el legatario muere antes de aceptar el legado y deja varios herederos, puede uno de éstos aceptar y otro repudiar la parte que le corresponda en el legado.

3598
Si se dejaren dos legados y uno fuere oneroso, el legatario no podrá renunciar éste y aceptar el que no lo sea. Si los dos son onerosos ó gratuitos, es libre para aceptarlos todos ó repudiar el que quiera.

3599
El heredero que sea al mismo tiempo legatario, puede renunciar la herencia y aceptar el legado, ó renunciar éste y aceptar aquella.

3600
Si se lega alguna cantidad para cuando se tome estado, se entiende legada para contraer matrimonio.

3601
Lo dispuesto respecto de herencias en los artículos 3512 á 3514, se observará también respecto de los legados, que en los casos de qué se trata, sólo valdrán hasta donde alcanzare la parte de libre disposición.

3602
El legatario adquiere derecho al legado puro y simple, así como al de día cierto, desde el momento de la muerte del testador, y lo trasmite á sus herederos.

3603
Cuando el legado es de cosa específica y determinada, propia del testador, el legatario adquiere su propiedad desde que aquel muere y hace suyos los frutos pendientes y futuros, á no ser que el testador haya dispuesto otra cosa.

3604
La cosa legada, en el caso del artículo anterior, correrá desde el mismo instante á riesgo del legatario; y en cuanto á su pérdida, aumento ó deterioros posteriores, se observará lo dispuesto en los artículos 1546 y 1547.

3605
El legatario puede exigir que el heredero afiance en todos los casos en que puede exigirlo el acreedor.

3606
Los legatarios pueden usar para seguridad de sus legados, del derecho que les concede el artículo 2000, salvo que alguno de los herederos se hubiese obligado especialmente al pago, pues entonces sólo en los bienes de éste podrá exigir el legatario la constitución de la hipoteca necesaria.

3607
Si sólo hubiere legatarios, podrán éstos exigirse entre sí la garantía á que se refiere el artículo citado en el precedente.

3608
El error acerca del nombre de la persona ó acerca de la cosa legada, no anula el legado si puede demostrarse cuál fué la intención del testador.

3609
No puede el legatario ocupar por su propia autoridad la cosa legada, debiendo pedir su entrega y posesión al albacea ó al ejecutor especial.

3610
Si la cosa legada estuviere en poder del legatario, podrá éste retenerla; sin perjuicio de devolver, en caso de reducción, lo que corresponda conforme á derecho.

3611
La cosa legada deberá ser entregada entregada con todos sus accesorios y en el estado en que se halle al morir el testador.

3612
En el legado de especie, el heredero debe entregar la misma cosa legada: en caso de pérdida, se observará lo dispuesto en los capítulos 3º y 4º, título 3º del Libro 3º.

3613
Los legados en dinero deben pagarse en esa especie; y si no la hay en la herencia, con el producto de los bienes que al efecto se vendan.

3614
Los gastos necesarios para la entrega de la cosa legada, serán á cargo de la herencia; pero sin perjuicio de las legítimas.

3615
El importe de las contribuciones correspondientes al legado, se deducirá del valor de éste, á no ser que el testador disponga otra cosa.

3616
Si toda la herencia se distribuyere en legados, se prorratearán las deudas y gravámenes de ella entre todos los partícipes á proporción de sus cuotas, á no ser que el testador hubiere dispuesto otra cosa.

3617
Si los bienes de la herencia no alcanzaren para cubrir todos los legados, el pago se hará en el orden siguiente:

1º. Legados remuneratorios:

2º. Legados que el testador haya declarado preferentes:

3º. Legados de cosa cierta y determinada:

4º. Legados de alimentos ó educación:

5º. Los demás á prorata.

3618
Los legatarios tienen derecho de reivindicar de cualquier tercero la cosa legada, ya sea mueble ó raíz, con tal que sea cierta y determinada.

3619
El legatario de un inmueble que perece incendiado después de la muerte del testador, tiene derecho de recibir la indemnización del seguro si el predio estaba asegurado.

3620
Si se declara nulo el testamento después de pagado el legado, la acción del verdadero heredero para recobrar la cosa ‘legada procede contra el legatario y no contra el otro heredero; á no ser que éste haya hecho con dolo la partición.

CAPITULO VIII
De las sustituciones.

Art. 3621
Puede el testador sustituir una ó más personas al heredero ó herederos instituidos, para el caso de que mueran antes que él, ó de que no puedan ó no quieran aceptar la herencia: esto es lo que se llama sustitución vulgar.

3622
Los sustitutos pueden ser nombrados conjunta ó sucesivamente.

3623
El sustituto del sustituto, faltando éste, lo es del heredero sustituido.

3624
La sustitución simple y sin expresión de casos, comprende los tres señalados en el artículo 3621.

3625
A los varones menores de catorce años y á las mujeres menores de doce, pueden nombrar sustituto el padre ó ascendientes bajo cuya potestad se hallen, para el caso de que mueran antes de la edad referida: esto es lo que se llama sustitución pupilar.

3626
El ascendiente puede nombrar sustituto al descendiente mayor de edad que, conforme á derecho, haya sido declarado incapaz por enajenación mental: esto es lo que se llama sustitución ejemplar.

3627
Las sustituciones de que hablan los dos artículos que preceden, no son válidas cuando el sustituto tiene herederos forzosos.

3628
La sustitución ejemplar queda sin efecto si el incapacitado recobra la razón, y así se declara por sentencia judicial.

3629
Los sustitutos recibirán la herencia con los mismos gravámenes y condiciones con que debían recibirla los herederos; á no ser que el testador
haya dispuesto expresamente otra cosa, ó que los gravámenes ó condiciones fueran meramente personales del heredero.

3630
Si los herederos instituidos en partes desiguales fueren sustituidos recíprocamente, en la sustitución tendrán las mismas partes que en la institución; á no ser que claramente aparezca haber sido otra la voluntad del testador.

3631
Quedan prohibidas las sustituciones fideicomisarias, y cualesquiera otras diversas de las tres consignadas en este capítulo, sea cual fuere la forma de que se las revista.

3632
La nulidad de la sustitución fideicomisaria no importa la de la institución ni Ja del legado, teniéndose por no escrita la cláusula fideicomisaria.

3633
No se reputa fideicomisaria la disposición en que el testador deja la propiedad del todo ó parte de sus bienes á una persona y el usufructo á otra; á no ser que el propietario ó el usufructuario queden obligados á trasferir á su muerte la propiedad ó el usufructo á un tercero.

3634
Puede el padre dejar la parte libre de sus bienes á su hijo, con la carga de trasferirlos al hijo ó hijos que tenga ó tuviere, en cuyo caso el heredero se considerará como usufructuario.

3535
La disposición que autoriza el artículo anterior, será nula cuando la trasmisión de los bienes deba hacerse á descendientes de ulteriores grados.

3636
Se consideran fideicomisarias y en consecuencia prohibidas, las disposiciones que contengan prohibición de enajenar; ó que llamen á un ter-
cero á lo que quede de la herencia por la muerte del heredero; ó encargo de prestar á más de una persona sucesivamente cierta renta ó pensión.

3637
No están comprendidas en la prohibición del artículo precedente las prestaciones de cualquiera cantidad impuestas á los herederos en favor de los indigentes; para dotar doncellas pobres ó en favor de cualquier establecimiento ó fundación de beneficencia pública; guardándose las prescripciones que establecen los tres artículos siguientes.

3638
La prestación deberá ser consignada por el testador en ciertos y determinados bienes; pero queda en libertad el heredero gravado para capitalizarla é imponerla á rédito.

3639
La capitalización se hará interviniendo la primera autoridad política del lugar, y con audiencia de los interesados y del Ministerio público.

3640
Los herederos gravados de este modo no quedan obligados más que al cumplimiento de la carga; su sucesión particular se regirá por los preceptos relativos de este Código.

3641
Puede el testador fundar uno ó más lugares en un establecimiento de beneficencia ó de instrucción pública, para sus descendientes.

3642
Puede también el testador hacer igual fundación para sus parientes colaterales; pero en este caso no tendrá efecto fuera del octavo grado.

3643
Faltando las personas de que hablan los dos artículos anteriores, el capital quedará destinado generalmente á la beneficencia pública.

3644
Todo lo dispuesto en este capítulo respecto de los herederos, se observará también respecto de los legatarios.

CAPITULO IX
De la desheredación

Art. 3645
La desheredación sólo puede tener lugar por las causas y en los casos en que la ley le permite expresamente.

3646
Son causas legítimas para la desheredación de los descendientes las contenidas en las fracciones 1ª, 2ª, 6ª, 7ª y 10ª del artículo 3428; y además las siguientes:

1ª. Haber negado sin motivo legítimo los alimentos al ascendiente que deshereda:

2ª Haber contraído matrimonio contra lo prevenido en los artículos 165 y 166; á no ser que el disenso del ascendiente se haya suplido conforme al artículo 173.

3ª Haberse entregado la hija ó nieta a la prostitución.

3647
Los hijos y descendientes del desheredado tendrán la legítima de que sus padres ó ascendientes fueron privados, pero éstos no gozarán del usufructo, ni administrarán la legítima, ni sucederán en ella por intestado.

3648
Los hijos y descendientes no tienen en ningún caso derecho para privar de la legítima á los ascendientes, y aún cuando estos sean pretéridos, no se les excluirá de la legítima, si no son incapaces de adquirirla por alguna de las causas enumeradas en el artículo 3428.

3649
La desheredación sólo puede hacer en testamento y con expresa declaración de causa.

3650
Siendo contestada la causa de la desheredación, incumbe la prueba de ella á los herederos del testador.

3651
La desheredación hecha sin expresión de causa ó con causa que no se pruebe ó por causa ilegítima, hará caducar las disposiciones testamentarias solamente en lo que perjudiquen la legítima del desheredado.

3652
Los que por exclusión del desheredado son llamados á la sucesión de los bienes, tienen obligación de prestar alimentos á aquel, si carece de medios de subsistencia, en proporción á la parte que reciban de la cuota que debía corresponder al desheredado.

3653
La acción del desheredado contra la desheredación prescribe dentro de cinco años contados desde la apertura del testamento, hallándose el desheredado presente, y dentro de diez, hallándose ausente.

3654
La reconciliación del ofensor y del ofendido, posterior á la desheredación, deja esta sin efecto.

CAPITULO X
De la nulidad y revocación de los testamentos.

Art. 3655
Es nula la institución de heredero hecha en memorias ó comunicados secretos.

3656
Los legados podrán dejarse por esos medios; pero el heredero ó la persona á quien el testador haya dejado expresamente encargado de cumplirlos, está obligado á revelarlos al juez de la testamentaría y al Ministerio público, con la reserva debida y antes de que se aprueben los inventarios para que así pueda saberse si son contrarios á las leyes.

3657
Si los comunicados son contra las leyes, el Ministerio público y el juez impedirán su cumplimiento; si fueren conformes á derecho, cuidarán de que sean cumplidos, y exigirán á la persona á quien se hubieren encargado que acredite suficientemente haber desempeñado la comisión que le confirió el testador.

3658
El heredero ó encargado que no cumpla con la prescripción del artículo 3463, así como el que no acredite haber cumplido el encargo, pagará una multa igual al veinticinco por ciento del monto de los comunicados secretos.

3659
Es nulo el testamento otorgado por violencia, ó captado por dolo ó fraude.

3660
El que por dolo, fraude ó violencia impide que alguno haga su última disposición, será castigado conforme al Código Penal, perdiendo además el derecho que tenga para suceder por intestado.

3661
El juez que tuviere noticia de que alguno impida á otro testar, se presentará sin demora en la casa del segundo para asegurarle el ejercicio de su derecho, y levantará acta en que haga constar el hecho que ha motivado su presencia, la persona ó personas que causan la violencia y los medios que al efecto hayan empleado ó intenten emplear, y si la persona cuya libertad ampara hace uso de su derecho.

3662
Es nulo el testamento en que el testador no expresa cumplida y claramente su voluntad, sino sólo por señales ó monosílabos, en respuesta á las preguntas que se le hacen.

3663
El testador no puede prohibir que se impugne el testamento en los casos en que éste deba ser nulo conforme á la ley.

3664
El testamento es nulo cuando se otorga en contravención á lo dispuesto en el título III de este libro.

3665
El testamento es un acto revocable hasta el último momento de la vida del testador.

3666
La renuncia de la facultad de revocar el testamento, es nula.

3667
El reconocimiento de un hijo ilegítimo no pierde su fuerza legal, aunque se revoque el testamento en que se hizo, siempre que éste haya sido abierto y otorgado ante notario.

3668
Son nulas la renuncia del derecho de testar y la cláusula en que alguno se obligue á no usar de ese derecho sino bajo ciertas condiciones, sean éstas de la clase que fueren; exceptuándose lo prevenido en el artículo 3519.

3669
El testamento no pierde su fuerza por el cambio de estado del testador, ni por la superveniencia de hijos; quienes en este caso pueden ejercer los derechos que respecto de la legítima les corresponden.

3670
El testamento anterior queda revocado de pleno derecho por el posterior perfecto, si el testador no expresa en éste su voluntad de que aquel subsista en todo ó en parte.

3671
La revocación producirá su efecto, aunque el segundo testamento caduque por incapacidad del heredero ó de los legatarios nuevamente nombrados ó por su renuncia.

3672
El testamento anterior recobrará no obstante su fuerza, si el testador, revocando el posterior, declara ser su voluntad que el primero subsista.

3673
Las disposiciones testamentarias caducan y quedan sin efecto en lo relativo á los herederos y legatarios:

1º. Si el heredero ó legatario muere antes que el testador ó antes de que se cumpla la condición de que dependan la herencia ó el legado:

2º. Si el heredero ó legatario se hace incapaz de recibir la herencia ó legado:

3º. Si renuncia á su derecho.

3674
La disposición testamentaria que contenga condición de suceso pasado ó presente desconocidos, no caduca, aunque la noticia del hecho se adquiera después de la muerte del heredero ó legatario, cuyos derechos se trasmiten á sus respectivos herederos.

CAPITULO XI
De los albaceas ó ejecutores de las últimas voluntades

Art. 3675
La ley sólo reconoce como ejecutores universales de las últimas voluntades, cuando hay herederos forzosos, á los mismos herederos, ya lo sean por testamento, ya por intestado, ó á su representante legítimo.

3676
El testador, cuando hay herederos forzosos, es libre para escojer entre ellos al albacea y para nombrar á un extraño ejecutor especial para objeto determinado.

3677

Para los efectos del artículo 3675, representan legítimamente:

1º. El marido á la mujer casada menor de edad:

2º. Los ascendientes á sus descendientes que están bajo su patria potestad:

3º. Los tutores á los menores, aunque estén emancipados, y á los demás que se hallen sujetos á tutela:

4º. El representante ó el poseedor de los bienes al ausente:

5º. Los síndicos á los ayuntamientos:

6º. Los directores á los establecimientos públicos:

7º. El Ministerio público al fisco.

3678
Cuando no hay herederos forzosos, el testador puede nombrar libremente uno ó varios albaceas.

3679
Si el testador, haya ó no herederos forzosos, no nombra albacea, le nombrarán los herederos por mayoría de votos.

3680
La mayoría en todos los casos de que hablan este capítulo y los relativos á inventario y particiones, se calculará por el importe de los créditos y no por el número de las personas; á no ser que el mayor crédito corresponda á una sola persona.

3681
En el caso del artículo 3679 el albacea deberá escojerse precisamente entre los mismos herederos ó su legítimo representante.

3682
Si no hubiere mayoría, el albacea será nombrado por el juez, en los mismos términos prevenidos en el artículo anterior.

3683
Lo dispuesto en los cuatro artículos que preceden, se observará también en los casos de intestado, y cuando el albacea nombrado falte, sea por la causa que fuere.

3684
En los casos de herencia voluntaria, no pueden ser albaceas:

1º Los menores y demás incapacitados:

2º. Los magistrados y jueces que tengan jurisdicción en el lugar donde se abra la sucesión:

3º. Los que por sentencia hubieren sido removidos otra vez del cargo de albacea.

3685
El heredero voluntario, qué fuere único, será el albacea, si no hubiere sido nombrado otro en el testamento.

3686
Cuando no haya heredero ó el nombrado no entre en la herencia, el juez nombrará el albacea, si no hubiere legatarios.

3687
En el caso del artículo anterior, si hay legatarios, el albacea será nombrado por éstos.

3688
El albacea nombrado conforme á los dos artículos que preceden, durará en su encargo mientras declarados los herederos legítimos éstos hacen la elección conforme á los artículos 3679 á 3682.

3689
Cuando toda la herencia se distribuya en legados, los legatarios nombrarán el albacea, observándose lo prevenido en los citados artículos 3679 á 3682.

3690
En los casos en que es libre el nombramiento de albacea, puede éste ser universal ó especial.

3691
En todo caso pueden los albaceas ser nombrados mancomunada ó sucesivamente.

3692
Si los albaceas son mancomunados, sólo valdrá lo que hagan todos de consuno ó lo que haga uno de ellos legalmente autorizado por los demás.

3693
En los casos de suma urgencia, podrá uno de los albaceas mancomunados practicar bajo su responsabilidad personal los actos que fueren necesarios, dando cuenta inmediatamente á los demás.

3694
Si el testador no establece mancomunidad entre los albaceas, ni fija el orden en que deben desempeñar su encargo, entrarán á servirlo en el orden natural del nombramiento.

3695
El cargo de albacea es voluntario; pero el que lo acepta se constituye en la obligación de desempeñarlo.

3696
El albacea que renuncia sin justa causa, perderá lo que le hubiere dejado el testador, salvo siempre el derecho que tuviere á la legítima.

3697
El albacea que pretenda excusarse, deberá hacerlo dentro de los seis días siguientes aquel en que tuvo noticia de su nombramiento; ó si éste le era ya conocido, dentro de los seis días siguientes á aquel en que tuvo noticia de la muerte del testador.

3698
El albacea que estuviere presente mientras se decide sobre su excusa, debe desempeñar el cargo bajo la pena establecida en él artículo 3696, y la de pagar los daños y perjuicios.

3699
El cargo de albacea no puede ser delegado sino en virtud de poder solemne; salvo en todo caso lo dispuesto por el testador.

3700
El ejecutor general está obligado á entregar al especial las cantidades ó cosas necesarias para que cumpla la parte del testamento que estuviere á su cargo.

3701
Si el cumplimiento del legado depende de plazo ó de alguna otra circunstancia suspensiva, podrá el ejecutor general resistir la entrega de la cosa ó cantidad, dando fianza á satisfacción del legatario ó del ejecutor especial, de que la entrega se hará á su debido tiempo.

3702
El ejecutor especial puede también, á nombre del legatario, exigir la constitución de hipoteca á que se refieren las fracciones 1ª y 10ª del art. 2000.

3703
La posesión de los bienes hereditarios se trasmite, por ministerio de la ley, á los ejecutores universales, desde el momento de la muerte del autor de la herencia; salvo lo dispuesto en el art. 2201.

3704
El albacea posee en nombre propio por la parte que le corresponda en la herencia, y en nombre ajeno por la parte que corresponda á los demás herederos y á los legatarios.

3705
Las facultades del albacea, además de las contenidas en este capítulo, serán las que expresamente le hayan concedido el testador y que no fueren contrarias á las leyes.

3706
El albacea puede deducir todas las acciones que pertenecieron al autor de la herencia y que no se hayan extinguido por su muerte.

3707
Son obligaciones del albacea general:

1ª. La presentación del testamento:

2ª. El aseguramiento de los bienes de la herencia:

3ª. La formación de inventarios:

4ª. La administración de los bienes y la rendición de la cuenta del albaceazgo:

5ª. El pago de las deudas mortuorias, hereditarias y testamentarias:

6ª. La partición y adjudicación de los bienes entre los herederos y legatarios:

7ª. La defensa en juicio y fuera de él, así de la herencia como de la validez del testamento, conforme á derecho:

3708
Si el albacea ha sido nombrado en testamento, y lo tiene en su poder, debe presentarlo dentro de los ocho días siguientes á la muerte del testador.

3709
El albacea no puede oponerse á que se dé á los herederos copia íntegra del testamento, y a los legatarios de la cláusula respectiva.

3710
En caso de intestado ó cuando no conste quién de los herederos deba ser el albacea, se admitirá la denuncia hecha por cualquiera de ellos; pero deberá presentarla por escrito autorizada con firma de letrado. Este mismo requisito se exigirá cuando la denuncia se haga por un extraño.

3711
Admitida la denuncia, se citará á los interesados, y el juez determinará se nombre albacea con arreglo á lo dispuesto en los artículos 3679 á 3682.

3712
Mientras se presentan los interesados, el juez podrá nombrar un interventor, que tendrá el carácter de simple depositario de los bienes, sin que pueda desempeñar otras funciones administrativas que las que sean de manera conservación de los bienes y las que se refieran al pago de las deudas mortuorias, unas y otras previa autorización judicial.

3713
El interventor judicial recibirá los bienes por inventario solemne.

3714
El interventor judicial cesará en su encargo luego que se nombre el albacea; entregará a este los bienes, y no podrá retenerlos bajo ningún pretexto, ni aún por razón de mejoras o gastos de manutención o reparación

3715
El albacea, antes de formar el inventario, no permitirá la extracción de cosa alguna, si no es que conste la propiedad ajena por el mismo testamento, por escritura pública ó por los libros de la casa llevados en debida forma, si el autor de la herencia hubiere sido comerciante.

3716.
Cuando la propiedad de cosa ajena conste por medios diversos de los enumerados en el artículo que precede, el albacea se limitará á poner al margen de las partidas respectivas una nota que indique la pertenencia de la cosa, para que la propiedad se discuta en el juicio correspondiente.

3717
La infracción de los dos artículos anteriores hace responsable al albacea de los daños y perjuicios.

3718
Son nulas de pleno derecho las disposiciones por las que el testador dispensa al albacea de la obligación de hacer inventario ó de la de rendir cuentas, salvo el caso de que el heredero sea uno y que no haya legatarios.

3719
El albacea, dentro del primer mes de ejercer su encargo, fijará, de acuerdo con los herederos, la cantidad que haya de emplearse en los gastos de administración, y el número y sueldo de los dependientes.

3720
Si para el pago de una deuda ú otro gasto urgente fuere necesario vender algunos bienes, el albacea deberá hacerlo de acuerdo con los herederos, y si esto no fuere posible, con aprobación judicial.

3721
Lo dispuesto en los artículos 616 y 617 respecto de los tutores, se observará también respecto de los albaceas.

3722
El albacea no puede dar en arrendamiento los bienes de la herencia, sino con consentimiento de los herederos.

3723
Los bienes legados especificadamente, no pueden ser gravados, hipotecados ni arrendados, sin consentimiento del legatario.

3724
El albacea no puede gravar ni hipotecar los bienes, sin consentimiento de los herederos.

3725
El albacea no puede transigir ni comprometer en árbitros los negocios de la herencia, sino con consentimiento de los herederos.

3726
La obligación quede dar cuentas tiene el albacea, pasa á sus herederos.

3727
El albacea á quien el testador no haya fijado plazo, debe cumplir su encargo dentro de un año contado desde su aceptación, ó desde que terminen los litigios que se promovieren sobre la validez ó nulidad del testamento.

3728
Si el testador prorroga el plazo legal, debe señalar expresamente el tiempo de la prórroga: si no lo señala expresamente, se entenderá prorrogado el plazo sólo por otro año.

3729
La mayoría de los herederos y legatarios, puede también prorrogar el plazo en que el albacea debe desempeñar su encargo, observándose lo dispuesto en los dos artículos anteriores.

3730
La cuenta de administración debe ser aprobada por todos los herederos: el que disienta, puede seguir á su costa el juicio respectivo en los términos que establezca el Código de Procedimientos.

3731
Cuando fuere interesado el fisco, intervendrá el Ministerio Público en la aprobación de las cuentas.

3732
Aprobadas las cuentas, los interesados pueden celebrar sobre su resultado los convenios que quieran y que no fueren contrarios á las leyes.

3733
Los gastos hechos por el albacea en el cumplimiento de su encargo, inclusos los honorarios de abogados y procuradores que haya ocupado, se pagarán de la masa de la herencia.

3734
El testador puede señalar al albacea la retribución que quiera.

3735
Si el testador no designare la retribución, el albacea cobrará el dos por ciento sobre el importe líquido y efectivo de la herencia. Si él mismo hiciere la partición, cobrará además los derechos de arancel.

3736
El heredero albacea que ha sido mejorado en la parte disponible, ó á quien se ha asignado algún legado por razón de su cargo, no tiene derecho de cobrar otra retribución.

3737
Si fueren varios y mancomunados los albaceas, la retribución se repartirá entre todos ellos: si no fueren mancomunados, la repartición se hará en proporción al tiempo que cada uno haya administrado y al trabajo que hubiere tenido en la administración.

3738
Cualquiera diferencia que sobre lo dispuesto en el artículo anterior se suscitare, se decidirá en juicio verbal.

3739
Si el testador legó conjuntamente á los albaceas alguna cosa para que desempeñen su encargo, la parte de los que no admitan éste acrecerá á los que lo ejerzan.

3740
El testador puede nombrar libremente un interventor.

3741
Los herederos que no administran, tienen derecho para nombrar, á mayoría de votos, un interventor que vigile en nombre de todos.

3742
Si los herederos no se pusieren de acuerdo en la elección, el juez nombrará el interventor, escogiéndole de entre las personas que hayan sido propuestas por los herederos.

3743
El interventor no puede tener la posesión, ni aun interina de los bienes.

3744
Debe nombrarse precisamente un interventor:

1º. Cuando entre los herederos nombrados haya alguna mujer casada menor de edad ó cuyo marido hubiere sido separado judicialmente de ella ó de la administración de los bienes:

2º. Siempre que el heredero esté ausente ó no sea conocido:

3º. Cuando la cuantía de los legados iguale ó exceda á la porción del heredero albacea:

4º. Cuando se hayan dejado legados, cualquiera que sea su cuantía, para
objetos ó establecimientos de beneficencia pública.

3745
Las funciones del interventor se limitarán á vigilar el exacto cumplimiento del cargo de albacea; pero al hacerlo, deberá asociarse siempre á la persona cuyos intereses crea perjudicados, y en nombre de ésta y con su consentimiento expreso, practicará cualquier gestión judicial ó extrajudicial.

3746
El interventor tiene derecho de pedir copia íntegra del testamento, á no ser que el testador haya dispuesto otra cosa.

3747
Los interventores deben ser mayores de edad y capaces de contraer obligaciones.

3748
Regirá, respecto del interventor, lo dispuesto en los artículos 3695 á 3698.

3749
Los cargos de albacea é interventor acaban:

1º. Por el término natural del encargo;

2º. Por muerte:

3º. Por incapacidad legal declarada en forma:

4º. Por excusa que el juez califique de legítima con audiencia de los interesados y del Ministerio público, cuando se interesen menores ó el fisco:

5º. Por el lapso del término señalado por el testador ó por la ley:

6º. Por remoción; la que no tendrá lugar sino por sentencia pronunciada á petición de parte legítima y con audiencia del interesado.


0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *