LIBRO TERCERO

 

TITULO QUINTO

 

De la venta

 

1,165. La venta es un contrato, por el cual el uno se obliga á entregar una cosa y el otro a pagarla.

 

Este contrato puede hacerce bervalmente, ó bajo escritura pública ó privada. 

 

1,166. La venta es perfecta entre las partes, y el comprador adquiere de derecho la propiedad, desde que se ha convenido con el vendedor en la cosa y su precio, aunque no haya sido entregada la cosa, ni el precio pagado. 

 

1,167. La venta puede hacerse pura y simplemente, 6 bajo condicion, ya suspensiva, ya recisoria. 

 

Puede tener también por objeto dos o mas cosas alternativas. 

 

En todos estos casos, su efecto se arregla por los principios generales establecidos en el título de los contratos y de las convenciones en general. 

 

1,168.   Cuando los géneros ó mercancías no se venden por junto, sino pesadas, contadas ó medidas, la venta no se reputa perfecta de modo que las cosas vendidas permanescan á riesgo del vendedor, hasta que hayan sido pesadas, contadas ó medidas; pero el comprador puede pedir la entrega de ellas, ó los daños e intereses, si hay lugar á ellos en caso de inejecusion del contrato. 

 

1,169.  Si por el contrario las mercancías han sido vendidas por junto, la venta es perfecta, aunque las mercancías no hayan sido pesadas, cortadas, o medidas.

 

1,170. Respecto del vino, y de otras cosas que se gustan antes de comprarlas, no hay venta, en tanto que el comprador no las haya gustado y aprobado. 

 

1,171 La venta hecha á la prueba siempre se presume que ha sido hecha bajo una condicion suspensiva. 

 

1,172. La promesa de venta vale tanto como la venta cuando hay en ella consentimiento recíproco de las dos partes sobre la cosa y su precio 

 

1,173. Si la promesa de vender se ha hecho con arras, cada uno de los contratantes es arbitro para desistir de ella en esta forma.

 

 El que las ha dado perdiéndolas, y el que las ha recibido restituyendo el duplo de ellas.

 

1,174.  El precio de la venta debe ser determinado y consentido por las partes.

 

1,175. Los gastos de escrituras y otros ascesorios a la venta son á cargo del comprador.

 

1,176 Todos aquellos á quienes la ley no se lo prohive, pueden comprar y vender

 

1,177. El contrato de venta no tiene lugar entre marido y muger, sino es en el caso, en que hallándose separados judicialmente uno de los dos ceda algunos bienes al otro en pago de sus derechos; sin perjuicio del recurso de los herederos de las partes contratantes, sí hay alguna ventaja indirecta.

1,178. No pueden adjudicarse, ni comprar, bajo pena de nulidad, por sí mismos, ni por interpósitas personas. 

 

Los tutores, los bienes de la tutela que tienen á su cargo.

 

Los mandatarios, los bienes que están encargados de vender.

 

Los empleados de las municipalidades y los administradores los bienes de los comunes ó de los establecimientos públicos confiados a sus cuidados.

 

Los empleados públicos, los bienes del Estado que se venden por su ministerio.

 

1,179.  Los jueces, escribanos, procuradores, defensores, y cualesquiera otros curiales, no pueden ser escionarios de los pleitos, derechos y acciones litegiosas que son de la competencia del juzgado ó tribunal en el cual ejercen san funciones, bajo pena de nulidad, gastos, danos é intereses. 

 

1,180. Todo lo que está en el comercio y que no sea contrario á las buenas costumbres, puede ser vendido cuando las leyes no han prohivido su enagenación.

 

1,181. La venta de la cosa agena es nula, y puede dar lugar a daños é intereses, cuando el comprador ha ignorado que la cosa fuese agena.

 

1,182. No se puede vender la sucesión una persona viva, aun con su consentimiento

 

1,183. Si en el momento de la venta la cosa vendida pareciere en su totalidad, la venta sera nula.

 

Si una parte solamente de la cosa ha perecido, queda al arbitrio del comprador de ecsistír del contrato, ó pedir la parte conservada, haciendo determinar el precio por tasación. 

 

1,184. El vendedor está obligado á esplicar claramente á aquello á que se oponga.

Todo pacto obscuro ó ambiguo se interpreta contra el vendedor.

 

1,185 Este tiene dos obligaciones principales, la de entregar, y la de garantizar la cosa que vende.

 

1,186 La entrega es la traslación de la cosa vendida al poder y posecion del comprador.

 

1,187. La obligación de entregar los bienes raices es satisfecha de parte del vendedor, cuando él ha entregado las llaves, si se trata de un edificio, ó cuando él ha entregado títulos de propiedad del inmueble vendido. 

 

1,188. La entrega de los efectos muebles se hace:

 

O por la adiccion real. 

 

O por la entrega de las llaves, de los edificios en que se hayan enserrados. 

 

O por solo el consentimiento de las partes, si la traducion no puede hacerse realmente en el momento de la venta. 

 

O si el comprador las tenía ya en su poder bajo otro título. 

 

1,189. La entrega de los derechos incorporales se hase, ó por la tradición de los títulos, ó por el úso que hace de ellos el comprador, con consentimiento del vendedor. 

 

1,190. Los gastos de la entrega son a cargo del vendedor, y los de su trasporte á cargo del comprador si no hay estipulación contraria. 

 

1,191. La entrega debe hacerse en el lugar en que eccsistia la cosa vendida al tiempo de la venta si no se há estipulado otra cosa, 

 

1,192. Si el vendedor faltare á hacer la entrega en el tiempo convenido entre las partes, el comprador podrá á su arbitrio pedir la anulación de la venta, ó ser puesto en posecion de la cosa, si la demora proviene solamente de  parte del vendedor. 

 

1,193. Enlodo caso el vendedor debe ser condenado á daños é intereses, si resulta algún perjuicio al comprador, de la falta de la entrega en el tiempo convenido. 

 

1,194. El vendedor no está obligado á entregar la cosa, si el comprador no paga el precio de ella, y si no se le ha concedido un plazo para el pago. 

 

1,195. Tampoco estará obligado á la entrega, aun cuando haya concedido un plazo para el pago, si despues de la venta el comprador ha caido en estado de quiebra de suerte que el vendedor se encuentre en peligro inminente de perder el precio, á menos que el comprador le dé fianza de pagar en el plazo. 

 

1,196. La cosa debe ser entregada en el estado en que se encuentra en el momento de la venta. 

 

Desde este dia todos los frutos pertenecen al comprador. 

 

1,197. La obligación de entregar la cosa compren de sus accesorios y todo lo se ha destinado á su uso perpetuo. 

 

1,198. El vendedor está obligado á entregar la capacidad tal como se ha pactado en el contrato bajo las modificaciones siguientes. 

 

1,199. Si la venta de un bien raíz se ha hecho con indicación de su estension en razón de tanta medida, el vendedor está obligado á entregar al comprador, si este lo ecsije, la cantidad espresada en el contrato.

 

Pero si no le fuere posible entregar toda la cantidad, ó si el comprador  no lo ecsijiese, el vendedor estará obligado á sufrir una rebaja proporcional del precio. 

 

1,200. Si por el contrario, en el caso del articulo precedente se encontrare una capacidad mas grande que la espresada en el contrato, el comprador tiene la elección ó de pagar el aumento proporcional del precio, ó de desistir de el contrato, si el esceso es de una vigecima parte sobre la capacidad declarada. 

 

1,201. En todos los demas casos, ya la venta se haya hecho de un cuerpo cierto y determinado, ya ella tenga por objeto fundos distintos y separados, ya sea que comiense por la medida, ó por la designación del objeto vendido según la medida la espresion de esta medida no dá lugar á algún aumento de precio, en favor del vendedor, por el eccedente de la medida, ni á rebaja aIguna de precio, en favor del comprador por diminucion de la medida sino en tanto que la diferencia de la medida real a la espresada en el contrato sea de una vijecima parte en mas, ó en menos, con respecto á la medida total de los objetos vendidos; si no hay estipulación contraria. 

 

1,202. En los casos en que según el articulo precedente hay lugar al aumento de precio el comprador tiene la elecion ó de desistir del contrato ó de ministrar el aumento de precio. 

 

1,203. En todos los casos en que el comprador tiene derecho; de desistir del contrato, el vendedor está obligado á restituirle á demás, del precio, si él lo ha recibido, los gastos de este contrato. 

 

1,204. La acción sobre aumento de precio de parte del vendedor, y la sobre-diminucion de precio ó sobre la resision del contrato que competen al comprador deben  intentarse dentro de un año, contado desde el dia del contrato, bajo pena de caducidad, 

 

1,205. Si se han vendido dos fundos por el mismo contrato, y por un solo y mismo precio con designación de la medida dé cada uno y se encontrare menos capacidad en el uno y mayor en el otro, se hace compensación hasta la debida concurrencia y la acción sobre aumento, ó sobre rebaja de precio, no tiene lugar uno según las reglas que se han establecido en los seis artículos anteriores. 

 

1,206. La cuestión de saber sobre cual entre el vendedor y comprador, debe recaer la perdida ó el deterioro de la cosa vendida antes de la entrega se decide por las reglas establecidas en el titulo de los contratos y de las obligaciones convencionales en general.

 

1,207. La garantía que el vendedor debe al comprador, tiene dos objetos: el primero es la posesion pasifica de la cosa vendida; el segundo los defectos ocultos de dicha cosa. 

 

1,208. Aunque al tiempo de la venta no se haya hecho alguna estipulación sobre la garantía, el vendedor está obligado de derecho á garantizar al comprador de la eviccion que pueda sufrir en la totalidad o parte de objeto vendido, ó de las cargas pretendidas sobre este objeto y no declaradas en la venta. 

 

1,209. Las partes pueden por convenciones particulares aumentar esta obligación de derecho, ó disminuir su efecto: ellas pueden también pactar que el vendedor no sea sometido á alguna garantía. 

 

1,210. Aunque se ha dicho que el vendedor no estará sometido á alguna garantía, cuando así se estipulare por las dos partes él permanece siempre obligado á la que resulte de un hecho que le es personal: toda estipulación contraria es nula. 

 

1,211. En el mismo caso de estipulación de no garantía, el vendedor en caso de eviccion está obligado á la restitución del precio; á menos que el comprador haya conocido al tiempo de la venta el peligro de la eviccion y que se haya comprometido á correr el riesgo.

 

1,212. Cuando la garantía ha sido prometida ó que no se ha hecho estipulación alguna sobre ella, si el comprador sufre la eviccion él tiene el derecho de pedir contra el vendedor. 

 

Primero: La restitución del precio. 

 

Segundo: La de los frutos, cuando es obligado á volverlos al propietario del objeto vendido. 

 

Tercero: Los gastos hechos por el comprador en la demanda de garantía contra el vendedor. 

 

Cuarto: En fin los daños é intereses, así como los gastos del contrato. 

 

1,213. Cuando en la época de la eviccion, la cosa vendida se encuentra disminuida de valor, ó considerablemente deteriorada, sea por negligencia del comprador, sea por accidentes de fuerza mayor, el vendedor siempre está obligado á restituir la totalidad del precio. 

 

1,214. Pero si el comprador ha sacado provecho de los deterioros hechos por él, el vendedor tiene el derecho de retener sobre el precio una suma igual á dicho provecho.

 

1,215. Si la cosa vendida se encuentra aumentada de precio en la época de la eviccion independiente el hecho del comprador, el vendedor está obligado á pagarle lo que vale mas del precio de la venta. 

 

1,216. El vendedor está obligado á reintregar por si ó por quien ha ganado la eviccion al comprador todas las reparaciones y mejoras útiles que él hubiere hecho en el fundo. 

 

1,217. Si el vendedor hubiere vendido de mala fé el fundo ageno, estará obligado á reintegrar al comprador todos los gastos aun voluctuosos ó de gusto, que éste hubiere hecho en el fundo. 

 

1,218. Si el comprador solo sufre la eviccion en una parte de la cosa, y que esta sea de tal naturaleza, relativamente al todo, que no la hubiere comprado sin la parte de que ha sido despojado jurídicamente, él puede hacer anular la venta. 

 

1,219. Si en el caso de la eviccion de una parte del fundo vendido, la venta no fuere anulado, el valor de la parte de que se ha despojado jurídicamente al comprador será reintegrado á éste según la abaluacion en la época de la eviccion y no proporcionalmente al precio total de la venta ya haya aumentado ó disminuido de valor la cosa vendida.

 

1,220.  Si la heredad vendida se encontrare gravada, sin que al tiempo de la venta se haya hecho alguna declaración con servidumbres no aparentes, y que estas sean de tal importancia que den lugar á presumir que el comprador no habria comprado, si hubiera sido instruido de ellas, él puede pedir la recision del contrato, sino prefiere contentarse con una indemnisacion. 

 

1,221. Los demás casos que pueden dar lugar á daños e intereses en favor del comprador á causa de la inegecucion de la venta, se deben decir según las reglas generales establecidas en el titulo de los contratos ó de las obligaciones convencionales en general. 

 

1,222. La garantía por causa de eviccion cesa cuando el comprador se ha dejado condenar por sentencia que causa ejecutoria, sin referir á su vendedor, si este prueba que él tenia medios suficientes para hacer rechazar la demanda. 

 

1,223. El vendedor esta obligado á la garantía en razón de los defectos ocultos de la cosa vendida que la hacen impropia para el uso al cual se destina, ó que disminuye de tal manera este uso que el comprador no la hubiera adquirido, ó solo habria dado un precio menor si los hubiera conocido. 

 

1,224. El vendedor no está obligado á los vicios manifiestos de la cosa vendida y que ha podido conocer por sí mismo el comprador. 

 

1,225. El vendedor está obligado á los vicios ocultos aun cuando él no los haya conocido, á menos que en este caso haya estipulado que no queda obligado á garantía alguna. 

 

1,226. En el caso de los artículos 1,223 y 1,225 el comprador tiene el derecho, ó de dar la cosa y hacer restituir el precio ó de conservar la cosa y hacer volver una parte del precio, que será tasada por peritos. 

 

1,227. Si el vendedor conocía los vicios de la cosa está obligado, á demás, de la restitución del precio que ha recivido por ella, a indemnisar al comprador de los daños é intereses.

 

1,228. Si el vendedor ignoraba los vicios de la cosa solo estará obligado á restitución del precio, y á reintegrar al comprador los gastos ocacionados por la venta. 

 

1,229. Si la cosa que tenia vicios ha perecido por consecuencia de su mala calidad, la pérdida es á cargo del vendedor: quien estará obligado á restitución del precio; y á las otras indemnisaciones esplicadas en los dos artículos precedentes. 

 

Pero la pérdida causada por caso fortuito, será siempre de cuenta del comprador. 

 

1,230. La acción que resulta de los vicios ocultos redivitorios, debe ser intentada por el comprador dentro de un breve término, según la naturaleza de dichos vicios; y no se podra admitir en caso alguno dicha acción pasados ocho dias después de la venta. 

 

1,231.  La acción de que se habla en el articulo precedente no tiene lugar en las ventas hechas por autoridad de la justicia. 

 

1,232. La principal obligación del comprador es pagar el precio en el día y lugar determinado por la venta.

 

1,233. Si no se han determinado estas circunstancias al tiempo de la venta, el comprador debe pagar en el lugar y en el tiempo, en que debe hacerse la entrega. 

 

1,234. El comprador debe el interes del precio de la venta hasta el pago del capital, en los tres casos siguientes. 

 

Si asi se ha pactado al tiempo de la venta. 

 

Si la cosa vendida y entregada produse frutos ú otras rentas. 

 

Si el comprador ha sido reconvenido para el pago. 

 

En este ultimo caso el rédito no corre sino después de Ia intimacion y como indemnización de daños, é intereces. 

 

1,235. Si el comprador fuere turbado ó tiene justo motivo de temer el serlo por una acción hipotecaria ya sobre reivindicación, él podrá suspender el pago del precio, hasta que el vendedor haya hecho cesar la turbación, ó se haya dado fianza suficiente ó á menos que se haya estipulado que no obstante la turbación, el comprador pagará el precio. 

 

1,236. Si el comprador no pagare el precio el vendedor podrá pedir la recision de la venta. 

 

1,237. La recision de la venta de raices debe pronunciarse á consecuencia de la demanda, si el vendedor está en peligro de perder la cosa y el precio. 

 

Si no ecsistiere este peligro el juez podrá conceder al comprador un plaso mas ó menos largo según las circunstancias.

 

Pasado este plaso sin que el comprador haya pagado, se pronunciará la recision de la venta. 

 

1.238. Si al tiempo de la venta de raices se ha estipulado, que por falta del pago, del precio, en el término convenido, la venta se recindiria do pleno derecho el comprador puede sin embargo pagar después del cumplimiento del plaso con tal que no se haya constituido moroso por medio de una intimación pero después de esta intimación el juez no puede concederle plaso alguno.

 

1,239. En materia de venta de mercancías y efectos muebles, la venta se recindirá de pleno derecho y sin requirimiento, en favor del vendedor después del termino convenido para el pago. 

 

1,240. Ademas de las causas de nulidad ó de recision ya esplicadas en este titulo y de las que son comunes á todos los contratos, la venta puede ser recindida por el ejercicio de la facultad de rescate, y por la lesión en el precio.

 

1,241. La facultad de rescate ó de retrovendicion es un pacto por el cual el vendedor se reserva el derecho de volver á tomar la cosa vendida, mediante la restitución del precio y el reintegro de lo que se dispone en el artículo 1,254.

 

1,242. La facultad de rescatar la cosa vendida no puede estipularse por un término que pase de cinco años

 

Si se ha estipulado por un término mas largo debe reducirse al de cinco años.

 

El término fijado es rigoroso y no puede ser prolongado por el juez.

 

1,243. Si el vendedor no ha ejercido su acción de volver a comprar en el término prescrito el comprador queda propietario y revocable. 

 

1,244. El término corre contra cualquiera persona, aun que sea menor. 

 

1,245. El vendedor con pacto de retrovendicion puede ejercer su acción contra un segundo comprador, aun cuando la facultad de volver á comprar no haya sido declarada en el segundo contrato. 

 

1,246. El comprador con pacto de retrovendicion ejerce todos los derechos de su vendedor; y puede prescribir así contra el verdadero dueño como contra los que pretendiesen derechos ó hipotecas sobre la cosa vendida. 

 

1,247. El mismo puede oponer el beneficio de la escucion ó del orden á los acreedores de su vendedor, 

 

1,248. Si el comprador con pacto de volver á vender una parte indivisa de una heredad se ha adjudicado la totalidad en virtud de un remate provocado contra él, puede obligar al vendedor que quiera usar del pacto á rescatar el todo. 

 

1,249. Si muchos han vendido mancomunadamente y por un solo contrato una heredad que tenian en comunidad, cada uno puede ejercer la accion de volver á comprarla pero solo en cuanto la parte que tenía en ella. 

 

1,250. Cuando un individuo que ha vendido por sí solo una heredad ha dejado muchos herederos, cada uno de estos coherederos puede usar de la facultad de volver á comprar pero solo en cuanto á la parte que tiene en la succesion, 

 

1,251. En los casos de los dos artículos presedentes el comprador puede ecsijir que todos los coovendedores, ó todos los coherederos sean citados á fin de que haya entre ellos una conciliación para volver á tomar toda la heredad; y si ellos no se concilian el comprador será absuelto de la demanda. 

 

1,252. Si la venta de una heredad perteneciente á muchos no se ha hecho mancomunadamente sino que cada uno ha vendido la parte que tenía en ella, ellos pueden ejercer separadamente la acción de volver á comprar la porcion que les pertenecía. 

 

En este caso el comprador no puede obligar al que ejerciere la acción de esta manera á comprar el todo. 

 

1,253. Si el comprador ha dejado muchos herederos la acción de retrovendicion no puede ser ejercida contra cada uno de ellos sino es por su parte, ya la cosa vendida haya sido dividida entre ellos, ya permanesca indivisa. 

 

Pero si se ha hecho la partición de la herencia, y la cosa vendida ha caido en su totalidad en la hijuela de uno de los herederos, la acción de volver á comprar puede ser intentada contra él por el todo.

 

1,254. El vendedor que usa del pacto de retrovendicion debe reintegrar no solamente el precio, sino también los gastos de la venta, las reparaciones necesarias y las que han aumentado el valor del fundo, hasta la suma de este aumento. El no puede entrar en posecion sino despues de haver satisfecho á todas estas obligaciones.

Cuando el vendedor reingresa en su heredad por el efecto del pacto de retrovendicion, la vuelve á tomar esenta de todas las cargas é hipotecas con que el comprador la hubiese gravado: pero está obligado á ejecutar los arrendamientos hechos sin fraude por el comprador. . 

 

1,255. Si el vendedor ha sido dañado en mas de la mitad del justo precio tiene el derecho de pedir la recision de la venta aun cuando él huviese espresamente renunciado en el contrato á la facultad de pedir esta recision y aun cuando él huviese declarado vender con esta rebaja. 

 

1,256. Para averiguar si hay lesión en mas de la mitad del justo precio es menester avaluar la cosa vendida según su estado y su valor en el momento de la venta.

 

1,257. La demanda para recindir la venta de un bien raiz no es admicible despues de pasados dos años, contados desde el dia de la venta.

 

Tampoco se admitirá la demanda para recindir la venta de un mueble pasados treinta dias despues del contrato 

 

Estos términos corren contra las mugeres casadas, las ausentes los interdictos y las menores descendientes del vendedor

 

Estos términos corren también, y no se suspenden en el tiempo estipulado por el pacto de retrovendicion.

 

1,258. La prueba de la lección solamente será admitida por el juez en el caso en que los  hechos articulados sean bastante verocimiles y vastante graves para hacer presumir la lección. 

 

1,259. Esta prueba solo podrá hacerse por un informe de tres peritos quienes estarán obligados a conferenciar entre sí y á formar un solo dictamen á pluralidad de votos. 

 

1,260. Si hay dictámenes diferentes no será permitido hacer conocer de que dictamen ha sido cada perito. 

 

1,261. Los tres peritos serán nombrados de oficio, á menos que las partes se convengan en nombrar á todos tres mancomunadamente. 

 

En el caso en que se admita la acción sobre recision á causa de la lección, el comprador tiene la facultad ó de volver la cosa recibiendo el precio que ha pagado por ella o de guardarla pagando el suplemento del justo precio, bajo la deducion del decimo del precia total.

 

El tercer poceedor tiene el mismo derecho, salva su garantía contra su vendedor. 

 

1,262. Si el comprador prefiere guardar la cosa pagando el suplemento del precio reglado en el artículo presedente, debe pagar el interez del suplemento desde el dia de la demanda sobre recision. 

 

Si el prefiere volverla y recibir el precio debe dar los frutos desde el dia de la demanda. 

 

Pero si no ha percivido algunos frutos no está obligado, á pagar el interes del suplemento ni otra cosa 

 

1,263. La recision por causa de lección no tiene lugar en favor del comprador. 

 

1,264. Tampoco tiene lugar en todas las ventas que por la ley deben hacerse por autoridad del juez de 1.ª instancia. 

 

1,265. Las reglas dadas para el pacto de retrovendicion en los casos en que muchos han vendido mancomunada ó ceparadamente, y para á aquel en que el vendedor, ó el comprador ha dejado muchos herederos debe igualmente observarse en el ejercisio de la acción sobre recision de l a venta.

 

1,266. Si una cosa común á muchos no puede ser dividida cómodamente y sin pérdida, 

 

O si en una partición hecha amigablemente de bienes comunes, se encontraren algunos que ninguno de los coo- participes pueda ó quiera tomar. 

 

La venta se hará en almoneda pública, y el precio del remate será dividido entre los coo-propietarios; á menos que estos siendo mayores y presentes prefieran venderla privadamente. 

 

1,267. Cada uno de los coo-propietarios tiene derecho de pedir que los estraños sean llamados á la licitación; y ellos son llamados necesariamente por la ley cuando uno de los coo-propietarios es menor ó ausente.

 

1,268. En la licitación deben observarse las formalidades prescriptas en el título de las succesiones y que se prescribirán en el codigo de procedimientos civiles, observándose entre tanto las leyes vijentes. 

 

1,269. En la traslación de un crédito, de un derecho ó de una acción contra un tercero, la entrega se hace entre el cedente y el cesionario por la tradición del título.

 

1,270. El cesionario no es posesionado respecto de los terceros si no por la notificación hecha al deudor de la traslación del crédito, derecho, o acción.

 

No obstante el cesionario puede ser igualmente posesionado por la aceptación hecha por el deudor en una escritura pública de la traslación del crédito, accion ó derecho. 

 

1,271. Si antes que el cedente ó cesionario hayan notificado al deudor la traslación, este hubiere pagado al cedente, será validamente libertado, 

 

1,272. La venta ó cesión de un crédito comprende los acesorios del crédito, como la fianza privilejio ó hipoteca. 

 

1,273. El que vende un crédito ú otro derecho incorporal, debe garantizar la ecsistencia de dicho crédito ó derecho al tiempo de la traslación, aunque se haya hecho sin garantía. 

 

1,274. Pero no debe responder de la solvencia del deudor sino cuando se há empeñado espesamente á ello, y hasta la concurrencia solamente del precio que se ha sacado del crédito. 

 

1,275. Cuando el há prometido la garantía de la solvencia del deudor, esta promesa solo se entiende de la solvencia actual, y no se entiende al tiempo venidero, si el cedente no lo ha estipulado espresamente. 

 

1,276. El que vende una herencia sin especificar los objetos que la componen, no esta obligado á garantisar mas que su cualidad de heredero. 

 

1,277. Si el se habia aprobechado de los frutos de algún fundo, ó recibido el importe de algún crédito perteneciente á la herencia, ó vendido algunos efectos de la misma está obligado á reintegrar al comprador los frutos ó sumas percividas de la succesion, si al tiempo de la venta no ha reservado espresamente lo que ha percivido. 

 

1,278. El comprador debe por su parte reintegrar al vendedor lo que este ha pagado por las deudas y cargas de la succesion, sino hay estipulación contraria. 

 

1,279. Aquel contra quien se ha cedido un derecho litigioso puede libertarse del ceccionario reintegrando á este el mismo precio de la cesión, con los gastos, costos y reditos contados desde el dia en que el ceccionario pagó el precio de la ceccion que se le hizo. 

 

1,280. Se reputa litigiosa una cosa desde que ha sido demandada y el demandado la resiste. 

 

1,281. La dispocision del artículo 1,279 cesa en los tres casos siguientes. 

 

Primero: Cuando la cesión se ha hecho á un coheredero ó coo-propietario del derecho cedido. 

 

Segundo: cuando se ha hecho á un acreedor en pago de lo que se le devia. 

 

Tercero: cuando se ha hecho al poceedor de la heredad sugeta al derecho litigioso. 

 

Categorías: CódigosOAXACA

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!