1996

Ley publicada en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado, número 79, tercera parte, de fecha 1 de octubre de 1996.

AL MARGEN UN SELLO CON EL ESCUDO DE LA NACION.- PODER EJECUTIVO.- GUANAJUATO.

VICENTE FOX QUESADA, GOBERNADOR CONSTITUCIONAL DEL ESTADO LIBRE Y SOBERANO DE GUANAJUATO, A LOS HABITANTES DEL MISMO SABED:

QUE EL H. CONGRESO CONSTITUCIONAL DEL ESTADO LIBRE Y SOBERANO DE GUANAJUATO, HA TENIDO A BIEN DIRIGIRME EL SIGUIENTE:

DECRETO NUMERO 226

LA H. QUINCUAGESIMA SEXTA LEGISLATURA CONSTITUCIONAL DEL ESTADO LIBRE Y SOBERANO DE GUANAJUATO, DECRETA:

LEY DEL NOTARIADO PARA EL ESTADO DE GUANAJUATO

CAPITULO PRIMERO

DISPOSICIONES PRELIMINARES

Artículo 1o.- La presente Ley es de orden público e interés social, tiene por objeto regular el ejercicio de la función notarial en el Estado de Guanajuato.

La función notarial corresponde al titular del Poder Ejecutivo, quien podrá conferir su ejercicio en los términos de esta Ley.

Artículo 2o.- La vigilancia, inspección y coordinación de la función notarial, compete a:

I.- El titular del Poder Ejecutivo;

II.- La Secretaría de Gobierno; y

III.- La unidad administrativa que corresponda de la Secretaría de Gobierno.

Artículo 3o.- Notario es el profesional del derecho a quien se ha investido de fe pública para ejercer la función notarial.

Compete a los notarios fedatar los hechos y actos a los que las personas deban o quieran dar autenticidad conforme a las leyes. La formación de los instrumentos sólo se hará a petición de parte.

Artículo 4o.- Las personas que ejerzan la función notarial no podrán ser destituidas o suspendidas de la misma, ni revocarse el fíat, sino en los casos y con los requisitos que determina esta Ley.

Artículo 5o.- Los notarios sólo podrán desempeñar la función dentro del Partido Judicial de adscripción que se les hubiere señalado. Los notarios están facultados para desempeñar sus funciones cuando los bienes que sean objeto del acto jurídico que motive su ejercicio, se encuentren fuera de su adscripción o cuando dicho acto surta sus efectos jurídicos en lugar distinto al que se comprende en dicha adscripción.

Artículo 6o.- Los notarios serán responsables ante el titular del Poder Ejecutivo de que la prestación del servicio notarial, se realice de conformidad con las disposiciones de esta Ley y sus reglamentos.

Artículo 7o.- Los notarios tendrán derecho a obtener de los interesados los gastos erogados en relación con el servicio y a cobrar los honorarios que devenguen en cada caso, conforme al convenio que al efecto celebren con los particulares, a falta de convenio se estará a lo dispuesto por la Ley Arancelaria aplicable.

Artículo 8o.- Cuando así lo acuerde el titular del Poder Ejecutivo, la Secretaría de Gobierno podrá requerir a los notarios de la entidad para que colaboren en la prestación de servicios notariales, cuando se trate de satisfacer demandas de interés social o de cumplir programas de atención a grupos marginados. En estos casos, las condiciones para la prestación del servicio se fijarán por la Secretaría de Gobierno, considerando las características de los propios servicios y escuchando la opinión del Consejo de Notarios.

En la prestación de estos servicios se designará al notario que corresponda por turno en la adscripción respectiva, procurando distribuir equitativamente este servicio social entre los notarios.

Artículo 9o.- La oficina del notario se denominará “Notaría Pública” y llevará en el exterior un letrero visible, con el nombre y apellidos del notario y el número asignado; misma que deberá estar en el lugar designado para la ubicación de la notaría.

Cuando dos notarios estén asociados, se hará mención de esta circunstancia.

La denominación de notaría pública, sólo podrá utilizarla en una oficina, el profesional del derecho a quien se le ha otorgado el fíat para el ejercicio notarial.

Artículo 10.- Las notarías públicas estarán abiertas al público, por lo menos ocho horas diarias y serán obligatorios los días de despacho, que lo sean para las oficinas públicas del Gobierno del Estado.

Artículo 11.- La creación de nuevas notarías, será determinada por el titular del Poder Ejecutivo, tomando en cuenta las necesidades de la prestación del servicio notarial, para lo cual analizará los datos del producto interno bruto de la población, el número de habitantes de la adscripción de la nueva notaría, de conformidad con los datos del último censo general de población practicado por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática; asimismo, se tomará en cuenta el número de actos que se inscribieron en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio, en el año inmediato anterior.

En ningún caso podrá haber más de una notaría, por cada quince mil habitantes del lugar de ubicación de la nueva notaría.

CAPITULO SEGUNDO

DE LOS REQUISITOS PARA SER NOTARIO Y DE LA EXPEDICION DEL FIAT

Artículo 12.- Para obtener el fíat de notario se requiere:

I.- Ser mexicano en pleno ejercicio de sus derechos;

II.- Tener residencia de cuando menos dos años en el Estado;

III.- Acreditar haber tenido y tener buena conducta;

IV.- Gozar de capacidad física y mental que permita el ejercicio del notariado;

V.- Tener título de Licenciado en Derecho o sus equivalentes académicos, legalmente expedido;

VI.- Tener título de Notario Público o sus equivalentes académicos, que impliquen la especialización en la materia, legalmente expedido;

VII.- Haber practicado durante un año por lo menos, en alguna de las notarías del Estado de Guanajuato;

VIII.- No haber sido condenado por sentencia ejecutoria por delito doloso que amerite pena privativa de libertad;

IX.- Acreditar como mínimo cinco años de ejercicio profesional como Licenciado en Derecho;

X.- Presentar solicitud ante la unidad administrativa que corresponda de la Secretaría de Gobierno, acompañando las constancias documentales que sirvan para acreditar que se reúnen los requisitos que anteceden; y

XI.- Haber obtenido la calificación a que se refiere el artículo 20 de esta Ley en el examen de oposición.

Artículo 13.- Los requisitos a que se refiere el artículo anterior se acreditarán:

I.- La nacionalidad por los medios que establece el Código Civil y demás leyes aplicables; el pleno ejercicio de los derechos, con la manifestación bajo protesta de decir verdad;

II.- La residencia mediante constancia que expida la autoridad municipal;

III.- La conducta del aspirante se acreditará con las constancias que al efecto expidan las empresas, instituciones u organismos para los cuales haya prestado o
esté prestando sus servicios y, en su caso, la autoridad municipal del lugar de su residencia;

IV.- La capacidad física y mental, se probarán con el certificado médico respectivo;

V.- Los títulos de Licenciado en Derecho y de Notario Público o sus equivalentes académicos, se acreditarán mediante las constancias idóneas que expidan en términos de Ley, las autoridades educativas competentes;

VI.- Las prácticas notariales se acreditarán con el certificado que expida el notario, ante quien se hubieren hecho éstas y con los acuses de recibo que sobre su inicio y conclusión expida en su oportunidad la Secretaría de Gobierno, en respuesta a los avisos que necesariamente deberán girarse sobre el particular;

VII.- Para acreditar los extremos de la fracción VIII del artículo anterior, se requerirá de la carta de no antecedentes penales, expedida por la autoridad competente estatal y federal;

VIII.- Corresponde al solicitante probar documentalmente, que cuenta con el tiempo de ejercicio profesional mínimo a que se refiere el artículo anterior; y

IX.- Copia del acta a que se refiere el artículo 20 de esta Ley.

CAPITULO TERCERO

DEL PROCEDIMIENTO DEL EXAMEN DE OPOSICION

Artículo 14.- El examen para obtener el fíat de notario público se sujetará a las previsiones de este capítulo.

Artículo 15.- El jurado para los exámenes de oposición se compondrá de cinco miembros, el cual se integrará de la siguiente forma:

a) Por el Secretario de Gobierno o su representante, quien fungirá como presidente del jurado;

b) Por el titular de la unidad administrativa que corresponda de la Secretaría de Gobierno o su representante;

c) Por dos notarios en ejercicio designados por el Consejo de Notarios; y

d) Por un profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Guanajuato, preferentemente profesor del posgrado de notario público.

El jurado nombrará de entre sus miembros a un secretario.

Serán suplentes dos notarios en ejercicio, designados por la unidad administrativa que corresponde de la Secretaría de Gobierno, los que sustituirán a cualquiera de los dos notarios designados por el Consejo de Notarios. El representante del Secretario de Gobierno, del titular de la unidad administrativa que corresponda de la Secretaría de Gobierno y el suplente del profesor de la Universidad de Guanajuato, serán designados por el Secretario de Gobierno y por el Director de la Facultad de Derecho, respectivamente.

El jurado se integrará cada vez que se convoque a un examen de oposición.

No podrán ser miembros del jurado, los notarios de la adscripción en la que se creará la notaría o se cubrirá la vacante; así como aquellos notarios en donde el sustentante haya realizado sus prácticas notariales.

Artículo 16.- Los integrantes del jurado tendrán el deber de excusarse, cuando se presente alguno de los impedimentos a que se refiere el artículo 41 del Código de Procedimientos Civiles para el Estado de Guanajuato.

Artículo 17.- Cuando alguna notaría estuviera vacante o se determine la creación de una nueva, se observará el procedimiento siguiente:

I.- La Secretaría de Gobierno publicará una convocatoria que deberá contener:

a) Motivos que sustenten la necesidad de ocupar la vacante o la creación de la notaría, sujetándose a lo dispuesto por el artículo 11 de esta Ley;

b) Adscripción y ubicación de la notaría vacante o de nueva creación;

c) Plazo para presentar solicitudes y documentos que acrediten el cumplimiento de los requisitos que señala el Artículo 12 de esta Ley, excepto los contenidos en las fracciones X y XI del citado precepto;

d) Lugar y hora de celebración del examen de oposición; y

e) Fechas de los exámenes práctico y teórico, respectivamente; los cuales serán después de los treinta días siguientes a la publicación de la lista de aspirantes.

La convocatoria será publicada en el Periódico Oficial de Gobierno del Estado y por dos veces con intervalo de tres días, en alguno de los periódicos de mayor circulación en la adscripción de la notaría vacante o de nueva creación.

II.- Concluido el plazo de recepción de solicitudes, la Secretaría de Gobierno, dentro de los quince días siguientes, publicará en los mismos medios a que se refiere la fracción anterior, la lista de aspirantes que hayan reunido los requisitos exigidos por esta Ley, para presentar el examen de oposición.

La Secretaría expedirá a los aspirantes la constancia de haber cumplido los requisitos para presentar el examen de oposición. Asimismo, una vez que acrediten el pago de los derechos por el examen de oposición, les entregará el temario correspondiente; y

La lista de aspirantes a que se refiere la fracción anterior, podrá ser impugnada por los solicitantes no incluidos, ante la propia Secretaría de Gobierno dentro del término de cinco días hábiles contados a partir de la fecha de su publicación, acompañando las pruebas que se estimen pertinentes. La Secretaría de Gobierno resolverá lo conducente en un plazo de cinco días hábiles.

Artículo 18.- El examen de oposición para obtener el fíat para cada notaría vacante o de nueva creación, consistirá en una prueba práctica y una teórica conforme a las bases siguientes:

I.- La prueba práctica consistirá en la redacción de un instrumento notarial atendiendo a lo siguiente:

a) El día del examen el jurado sorteará el tema, de entre veinte contenidos en el banco que para tal efecto se haya constituido;

b) Para el desarrollo del tema los aspirantes contarán con el auxilio de un mecanógrafo que no sea abogado y de los códigos y leyes de consulta; y

c) El sustentante dispondrá de cinco horas continuas para la redacción del instrumento notarial; al término de las cuales el jurado recogerá los exámenes y los colocará en sobre cerrado que firmará junto con el sustentante;

II.- La prueba teórica consistirá en la aplicación de un cuestionario, atendiendo a lo siguiente:

a) El día del examen el jurado entregará al sustentante el cuestionario formulado a partir del banco de preguntas que para tal efecto se haya constituido; y

b) El sustentante dispondrá de cinco horas continuas para desahogar el cuestionario; al término de las cuales el jurado recogerá los exámenes y los colocará en sobre cerrado que firmará junto con el sustentante;

III.- El banco de temas y preguntas, para los exámenes práctico y teórico se constituirá a partir de las propuestas que para tal efecto propongan los profesores de posgrado de notario público de la Facultad de Derecho de la Universidad de Guanajuato.

Es responsabilidad del Secretario de Gobierno y del Consejo de Notarios, la salvaguarda e inviolabilidad del banco de temas y preguntas; y

IV.- Al término de cada uno de los exámenes a que se refieren las fracciones anteriores, el Secretario del jurado entregará a cada uno de los miembros del mismo copia de los exámenes desahogados por el aspirante, para efectos de calificación.

Artículo 19.- Los miembros del jurado emitirán separadamente y por escrito la calificación que cada uno de ellos otorgue a las pruebas práctica y teórica.

Calificarán cada prueba en una escala de cero a diez y promediarán los resultados. La suma de los promedios se dividirá entre cinco, para obtener la calificación final cuya mínima aprobatoria será de siete.

El jurado a puerta cerrada determinará quien de los sustentantes aprobados, resultó con mayor puntuación para recibir el fíat.

Si ninguno de los sustentantes obtuviera el mínimo de puntuación el examen será declarado desierto y se convocará a nuevo examen, en un plazo no menor de seis meses.

En caso de que algunos de los aspirantes empaten en puntuación se practicará una prueba complementaria, práctica y teórica, para que se obtenga nueva votación calificatoria conforme a lo preceptuado en el artículo anterior.

Si por cuestiones de tiempo fuere imposible verificar en la misma fecha la prueba complementaria, el jurado la fijará en ese momento para llevarla a cabo dentro de los ocho días siguientes quedando así, debidamente citados los aspirantes que hubieran empatado en votación.

En todos los casos el Secretario levantará por duplicado el acta correspondiente, que deberá ser suscrita por los integrantes del jurado.

Artículo 20.- El presidente del jurado entregará al aspirante que haya obtenido la más alta calificación, una copia del acta del examen de oposición y comunicará al titular del Poder Ejecutivo de su resultado, remitiéndole el acta del examen para los efectos del otorgamiento del fíat; lo cual deberá hacerse dentro de los treinta días hábiles siguientes a la recepción del acta del examen.

Artículo 21.- La expedición del fíat se publicará en el Periódico Oficial de Gobierno del Estado y en uno de los diarios de mayor circulación en el lugar de adscripción, comunicándose por oficio al Consejo de Notarios, a la Secretaría de Acuerdos del Supremo Tribunal de Justicia, al Procurador General de Justicia, al Registro Público de la Propiedad y del Comercio de la adscripción y a la Presidencia Municipal de la ubicación de la notaría.

Artículo 22.- El fíat para el ejercicio de la función notarial deberá contener:

I.- La autoridad que lo expida, el nombre y apellidos del profesionista a quien se le otorga;

II.- El número de notaría que le corresponda y el Partido Judicial de adscripción, así como el lugar en donde se ubicará la notaría pública;

III.- El lugar y la fecha de la expedición; y

IV.- La fotografía del notario, así como su filiación y firma. La fotografía deberá cancelarse con el sello del Poder Ejecutivo.

Al otorgarse el fíat el titular del Poder Ejecutivo expedirá al notario la cédula de identidad correspondiente, previo pago de los derechos que señale la Ley de Ingresos respectiva.

Artículo 23.- La Secretaría de Gobierno a través de la unidad administrativa que corresponda de la Secretaría de Gobierno, llevará un libro que se denominará: “Registro de Notarios”, en el cual se tomará razón de los fíats expedidos por el titular del Poder Ejecutivo. En este registro deberán anotarse los cambios de adscripción, las licencias concedidas a cada notario, las revocaciones y las sustituciones que se realicen.

CAPITULO CUARTO

DEL EJERCICIO DEL NOTARIADO Y DE LA PRESTACION DEL SERVICIO

Artículo 24.- Quienes hayan obtenido el fíat para el ejercicio de la función notarial deberán iniciar sus funciones en un plazo que no exceda de noventa días hábiles siguientes a la fecha de entrega del mismo, salvo causa justificada.

Artículo 25.- Los notarios antes de iniciar el ejercicio de la función notarial, deberán:

I.- Rendir protesta legal ante el titular del Poder Ejecutivo o ante el funcionario en quien delegue esta facultad;

II.- Proveerse a su costa de protocolo y sello;

III.- Registrar su sello, firma y rúbrica, ante la unidad administrativa que corresponda de la Secretaría de Gobierno y ante el Consejo de Notarios;

IV.- Comunicar que iniciará sus funciones, por medio de oficio en el que estampará su sello y pondrá su firma a la Secretaría de Gobierno, al Supremo Tribunal de Justicia, a la Procuraduría General de Justicia, a la unidad administrativa que corresponda de la Secretaría de Gobierno, a la autoridad municipal de la ubicación de la notaría y al Registro Público de la Propiedad y del Comercio de la adscripción que le corresponda, así como al Consejo de Notarios; y

V.- Establecer oficina para el ejercicio de la función notarial.

Artículo 26.- Los notarios en el ejercicio de su función, deberán guardar reserva sobre lo pasado ante ellos y estarán sujetos a las disposiciones del Código Penal sobre secreto profesional, salvo los informes que deban rendir con sujeción a las leyes respectivas y de los actos que deben inscribirse en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio.

Artículo 27.- Los notarios deberán desempeñar su función en la notaría a su cargo y dentro de su adscripción.

Los notarios podrán cambiar de adscripción o de residencia cuando existiendo causa justificada lo autorice el titular del Poder Ejecutivo. Cada cambio se anotará en el libro de Registro de Notarios y en el fíat respectivo. La solicitud de cambio debidamente sustentada se presentará ante la Secretaría de Gobierno, quien escuchará la opinión del Consejo de Notarios tras lo cual la turnará al titular del Poder Ejecutivo para su resolución. En todo caso, se sujetará a lo dispuesto en el artículo 11 de esta Ley.

Artículo 28.- En el ejercicio de su función el notario tiene la obligación de ilustrar a las personas que le soliciten sus servicios, debiendo recibir, interpretar y dar forma a la voluntad de las mismas redactando los documentos adecuados para conferirles autenticidad, advirtiéndoles de las consecuencias legales de sus declaraciones de voluntad.

Artículo 29.- El notario podrá dejar de prestar el servicio:

I.- En días festivos o en horas inhábiles, salvo que se trate de otorgar testamentos, en casos de interés social o político; y

II.- Cuando los interesados no le anticipen el monto de los gastos relativos a los asuntos que motiven el ejercicio de la función notarial, salvo que se trate de un testamento o de alguna emergencia que no admita dilación; en todo caso el notario podrá retener el testimonio correspondiente.

Artículo 30.- El notario podrá excusarse de actuar:

I.- Cuando estuvieren ejerciendo sus funciones en algún otro acto notarial; y

II.- Por enfermedad o cuando exista riesgo para su vida, su salud o una posible afectación de sus intereses jurídicos.

Artículo 31.- Se prohíbe a los notarios:

I.- Ejercer la función notarial cuando existan circunstancias objetivas que les impidan actuar con imparcialidad;

II.- Intervenir en actos o hechos que por Ley correspondan de manera exclusiva a algún funcionario público;

III.- Actuar en los asuntos o actos en que intervengan por si o en representación de terceros, su cónyuge, concubina o concubinario, sus parientes consanguíneos o afines en línea recta sin limitación de grado, los consanguíneos en línea colateral hasta el cuarto grado, inclusive, y los afines en línea colateral hasta el segundo grado;

IV.- Ejercer sus funciones si el acto o hecho es de su interés, del de su cónyuge, de su concubina o concubinario o de alguno de los parientes a que se refiere la fracción anterior;

V.- Ejercer sus funciones si el objeto o fin del acto es contrario a la Ley; y

VI.- Recibir y conservar en depósito sumas de dinero, valores o documentos que representen numerario, con motivo de los hechos o actos en que intervengan excepto en los siguientes casos:

a) Que estén destinados al pago de gastos, impuestos o derechos causados por las actas o escrituras;

b) Cheques librados a favor de bancos, instituciones o sociedades nacionales de crédito en pago de adeudos garantizados con hipoteca y otros cuya escritura de cancelación hayan autorizado en términos de Ley, o bien, provengan de créditos hipotecarios otorgados por instituciones de seguridad social o de fomento a la vivienda;

c) Documentos mercantiles en los que intervengan con motivo de protesto; y

d) En los demás casos expresamente permitidos por la Ley.

CAPITULO QUINTO

DE LA SUPLENCIA

SECCION PRIMERA

DE LOS CONVENIOS DE SUPLENCIA

Artículo 32.- El notario podrá celebrar convenios de suplencia recíproca con otros notarios de la misma adscripción, en los casos de licencias o faltas temporales.

Artículo 33.- El convenio de suplencia deberá hacerse del conocimiento de la Secretaría de Gobierno y de la unidad administrativa correspondiente. Asimismo deberá notificarse el inicio de la suplencia, con por lo menos con cinco días hábiles de anticipación, al periodo de cada suplencia.

Artículo 34.- Cuando por convenio se realice una suplencia, el notario suplente tendrá las mismas facultades, derechos y obligaciones que el titular.

El notario suplente actuará en el protocolo del titular y los instrumentos que autorice tendrán igual valor que los autorizados por el titular.

El notario que supla al titular lo hará por todo el tiempo que dure la licencia o falta.

Artículo 35.- El notario titular será responsable solidario con el notario suplente por todos los actos que éste realice durante la suplencia.

Queda prohibido que el notario titular y el suplente actúen de manera conjunta.

Estas disposiciones serán aplicables para el caso del suplente del notario.

Artículo 36.- En el protocolo, así como los instrumentos en que intervenga el notario suplente, deberá hacer la mención de que actúa con esa calidad.

Artículo 37.- La Secretaría de Gobierno deberá llevar un control y registro de los convenios de suplencia celebrados por los notarios; así como un libro de registro de suplentes de notario.

SECCION SEGUNDA

DE LOS SUPLENTES DE LOS NOTARIOS

Artículo 38.- Si el notario no hubiere celebrado convenios de suplencia, para los casos de licencias y faltas temporales no mayores de sesenta días en un año, podrá proponer al titular del Poder Ejecutivo el nombramiento de un suplente.

Artículo 39.- El suplente del notario deberá satisfacer los mismos requisitos señalados en el artículo 12 de esta Ley, salvo el haber aprobado el examen de oposición.

El Consejo de Notarios certificará los conocimientos del suplente del notario, mediante un examen que practicará un jurado integrado por tres notarios en ejercicio; de conformidad con el reglamento que para el efecto expida el propio Consejo.

Artículo 40.- La propuesta del suplente del notario deberá formularse ante la Secretaría de Gobierno, anexando la certificación a que se refiere el artículo anterior y los documentos que acrediten que el suplente propuesto cumple con los requisitos exigidos por la Ley.

La Secretaría de Gobierno en un plazo no mayor de cinco días hábiles resolverá lo conducente. En caso de resultar procedente, el titular del Poder Ejecutivo nombrará al suplente del notario. Debiendo publicar el nombramiento en el Periódico Oficial de Gobierno del Estado.

Artículo 41.- La remoción del suplente del notario, por parte del titular del Poder Ejecutivo, procederá a solicitud del notario titular o por incurrir en las causas de revocación que establece esta Ley.

El suplente del notario podrá renunciar al nombramiento.

Artículo 42.- Para el inicio de funciones del suplente de notario se deberá comunicar a la unidad administrativa que corresponda de la Secretaría de Gobierno, con cinco días de anticipación.

En casos de enfermedad del titular, caso fortuito o fuerza mayor, el suplente del notario deberá dar el aviso a que se refiere el párrafo anterior de inmediato. Al entrar en funciones deberá asentar la razón correspondiente en el protocolo.

El suplente del notario que no de el aviso de inicio de suplencia, estará impedido para actuar, constituyendo esta omisión causa para su remoción.

Artículo 43.- El suplente del notario tendrá las mismas facultades, derechos y obligaciones que el titular, pero no podrá actuar tratándose de testamentos, de autorizaciones para que los menores de edad puedan salir del país, de poderes generales y especiales para actos de dominio y en cuestiones electorales.

En los actos que intervenga el suplente del notario deberá hacer mención de la calidad con que actúa.

CAPITULO SEXTO

DE LAS NOTARIAS ASOCIADAS

Artículo 44.- Cada notaría estará atendida por un notario, quien podrá asociarse con otro notario titular de otra notaría, por el tiempo que convengan, siempre que sus notarías correspondan a la misma adscripción.

Artículo 45.- Los convenios de asociación, serán autorizados por la Secretaría de Gobierno e inscritos en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio, y se publicarán, por una sola vez, en el Periódico Oficial de Gobierno del Estado a costa de los interesados.

Artículo 46.- Los asociados comunicarán por escrito que tienen tal carácter a las dependencias oficiales a que se refiere el artículo 25 fracción IV de esta Ley. Los asociados anotarán después de su última actuación individual, en sus respectivos protocolos, que han convenido para actuar asociadamente.

Artículo 47.- Los notarios asociados deberán actuar en un mismo protocolo, que será el del notario más antiguo en ejercicio, siendo cada uno de ellos responsable por sus actuaciones y consecuencias legales.

Artículo 48.- Queda prohibido la intervención de ambos notarios en un solo acto.

Artículo 49.- Cuando uno de los asociados esté impedido en los términos del artículo 16 de esta Ley para actuar en un caso específico, también estará impedido el otro.

Artículo 50.- En caso de terminación del convenio de asociación, cada notario seguirá actuando en su propio protocolo, debiendo dar los avisos correspondientes a las dependencias oficiales a que hace mención el artículo 25 fracción IV de esta Ley y además harán las anotaciones respectivas en sus protocolos.

CAPITULO SEPTIMO

DEL SELLO DE AUTORIZAR

Artículo 51.- Para autorizar los instrumentos a que se refiere esta Ley los notarios tendrán un sello de forma circular, de cuatro centímetros de diámetro; el cual tendrá alrededor el nombre y apellidos del notario, número y lugar de ubicación de la notaría; al centro el escudo nacional y la leyenda: Estados Unidos Mexicanos.

Artículo 52.- El sello del notario se imprimirá en el ángulo superior derecho del anverso de cada folio que se vaya a utilizar, debiendo hacerlo también en todas las actuaciones notariales.

CAPITULO OCTAVO

DEL PROTOCOLO

Artículo 53.- Los notarios seguirán el sistema de protocolo conforme a este capítulo para hacer constar los actos que conforme a esta Ley, deban autorizar.

Se entiende por folios, las hojas numeradas progresivamente, que deberán contener las características que determine la unidad administrativa que corresponda de la Secretaría de Gobierno, de conformidad a lo previsto por el artículo 58 de esta Ley, además de la firma o rubrica y sello del notario, las que serán coleccionadas, ordenadas y sólidamente empastadas y junto con su apéndice constituirán el protocolo.
(REFORMADO, P.O. 26 DE DICIEMBRE DE 1997)

El notario no podrá autorizar acto alguno sin que lo haga constar en los folios que forman el protocolo, salvo los casos que señale la Ley.
(reformado, p.o. 26 de diciembre de 1997)

Artículo 54.- El protocolo se dividirá en tomos. Los instrumentos y tomos que integran el protocolo deberán ser numerados progresivamente.

Los folios deberán utilizarse en forma progresiva por ambas caras y los instrumentos que se asienten en ellos, se ordenarán en tomos que tendrán siempre doscientos folios en que se contengan documentos completos; en su caso, cancelarán los folios no utilizados y que sean necesarios para completar el tomo.

Artículo 55.- La unidad administrativa que corresponda de la Secretaría de Gobierno, a costa de los propios notarios les proveerá de los folios necesarios para asentar los instrumentos.

Artículo 56.- El titular del Poder Ejecutivo por conducto de la Secretaría de Gobierno podrá celebrar convenios con el Colegio de Notarios, a efecto de establecer los procedimientos y reglas para que los notarios tengan oportunidad y agilidad en la procuración de folios.
(derogado segundo parrafo, p.o. 26 de diciembre de 1997)

Artículo 57.- Al iniciar la formación de un tomo el notario hará constar el lugar y la fecha en que se inicie, el número que le corresponda dentro de la serie de los que sucesivamente se hayan abierto en la notaría a su cargo, el lugar en donde está situada la notaría y la mención de que el tomo se formará con los folios referidos en el artículo 54 de esta Ley, que contengan los instrumentos autorizados por el notario o quien legalmente lo sustituya en sus funciones de acuerdo con esta Ley.

La hoja en la que se asiente la razón a que se refiere este artículo no ira foliada y se encuadernará antes del primer folio del tomo; deberá ser firmada por el o los notarios que actúen en el mismo, y se imprimirá el sello de autorizar.

Artículo 58.- El tamaño y las características de los folios serán uniformes y determinados por decreto gubernativo escuchando la opinión del Consejo de Notarios, en atención a los sistemas y mecanismos técnicos de impresión de folios.

Artículo 59.- Para asentar las escrituras y actas en los folios podrá utilizarse cualquier procedimiento de la escritura o impresión que sea firme, indeleble y legible, sólo en casos urgentes a juicio del notario podrán ser manuscritas.

Artículo 60.- La numeración de los instrumentos y de los folios que se empleen será progresivo.

Cuando por cualquier razón se inutilice o extravíe un folio antes que la escritura sea firmada por alguna de las partes, el notario podrá sustituir el folio o folios inutilizados o extraviados por otros aunque no sea de numeración sucesiva con tal que sean de los que se estén empleando el mismo día. Antes de las firmas se anotarán los números de los folios utilizados, así como de los inutilizados o extraviados, además en el folio cuyo número siga al intercalado se asentará una mención de que el faltante entre aquél y el que le precede se usó en sustitución de otro con numeración anterior y de los números de folios entre los cuales quedó el intercalado.

Artículo 61.- Todo instrumento se iniciará al principio de un folio, y si al final del último empleado en el mismo queda espacio, después de la firma de autorización éste se empleará para asentar las notas a que se refiere el artículo 64 de esta Ley.

Artículo 62.- Al final de cada tomo del protocolo el mismo día en que hubiere pasado el último acto el notario levantará razón en la que hará constar que cierra ese tomo, el número de actos que autorizó, los que no hubieren pasado y los que se encuentren pendientes de autorización, expresando en este último caso el motivo de estarlo.

Igual razón, será levantada a continuación del último instrumento otorgado ante el notario que deba ser sustituido por cualquier causa, haciéndose constar en ella el motivo de la sustitución y el nombre del notario sustituto y su número.

Esta razón se levantará precisamente antes de comenzar a actuar el notario sustituto.

Artículo 63.- Queda prohibido a los notarios autorizar acto alguno en el tomo siguiente, antes de haber cerrado el tomo anterior del protocolo.

Artículo 64.- En el último folio utilizado de cada escritura si hubiere necesidad, el notario pondrá después de la autorización preventiva o definitiva cuando la primera no sea necesaria, el encabezado de notas complementarias y ahí consignará todas las anotaciones que en la presente Ley se indiquen.

Si la parte final del folio no fuere suficiente, la autorización definitiva o las anotaciones se harán en una o varias hojas comunes de las mismas medidas y calidad de los folios que se agregarán al tomo, selladas y firmadas por el notario consignando el número de escritura a que corresponda.

Sólo en caso de adiciones a una escritura si ésta no ha sido firmada, si las mismas no caben en el folio en el que hubiera terminado la redacción de la escritura, y el siguiente ya se hubiere empleado, se podrá utilizar uno o más diferentes, siguiendo el procedimiento señalado en el segundo párrafo del artículo 60 de esta Ley.

Artículo 65.- Fuera de los casos expresamente consignados en esta Ley, por ningún motivo podrán sacarse de las notarías los tomos concluidos del protocolo.

Los folios sólo podrán sacarse por el notario cuando la naturaleza del acto notarial así lo exija o para recabar firmas, y aún fuera de su adscripción, cuando se trate de recabarlas a los titulares o representantes de instituciones y organismos oficiales.
(reformado, p.o. 26 de diciembre de 1997)

Artículo 66.- En relación con los tomos del protocolo el notario llevará una carpeta en donde ira depositando los documentos que se refieren en las escrituras y las actas. El contenido de esta carpeta se llama Apéndice, el cual se considerará como parte integrante del protocolo.

Los documentos del apéndice se arreglarán por legajos, que tendrán el número que corresponde al de la escritura o acta a que se refieren. En cada uno de los documentos, se pondrá el número progresivo que los señale y distinga de los otros que forman el legajo. Los documentos que se protocolicen, integrados por más de una hoja, se considerarán como uno solo.

Artículo 67.- Las carpetas de los apéndices se encuadernarán ordenadamente y se empastarán pudiendo formarse uno o más volúmenes a juicio del notario en atención al número de hojas que contenga, a más tardar ciento ochenta días después de la fecha del cierre del tomo del protocolo a que pertenecen con el mismo número.

Los documentos del apéndice no podrán desglosarse, los conservará el notario y seguirán a su tomo respectivo.

Artículo 68.- Independientemente de los tomos y de las carpetas del apéndice, los notarios tendrán la obligación de formar un índice general, de todos los instrumentos que autoricen.

Artículo 69.- Los tomos del protocolo y apéndice, serán guardados por el notario bajo su más estricta responsabilidad.

CAPITULO NOVENO

DE LOS INSTRUMENTOS NOTARIALES

SECCION PRIMERA

Artículo 70.- El instrumento notarial es el documento original que el notario redacta y asienta en el protocolo sobre los actos y hechos sometidos a su autentificación, firmado por los otorgantes, por los testigos instrumentales o de conocimiento, cuando se requieran y autorizado por el notario.

Artículo 71.- En los folios no deberá haber raspaduras, ni enmendaduras de lo escrito. En caso de que fuera necesario hacer alguna corrección, se testará lo erróneo con una línea indeleble que permita su lectura y al final de la escritura, antes de las firmas respectivas, se salvará mediante transcripción y la razón de que “no vale”. Los textos que deban ser entrerrenglonados también se salvarán al final mediante su transcripción y la razón de que “si vale”.

Artículo 72.- Toda actuación notarial se escribirá en español sin abreviaturas, expresando las fechas y cantidades con letra y con número. Cuando se transcriban documentos, se hará tal y como están escritos, aún con las faltas gramaticales.

Artículo 73.- Queda prohibido a los notarios actuar fuera del protocolo, con las excepciones siguientes:

I.- Los testamentos públicos cerrados, debiendo tomar razón en los folios correspondientes;

II.- Los testimonios y certificaciones que legalmente extiendan;

III.- Las notas que deben poner al calce o al margen de otros instrumentos públicos en los casos de cancelación, venta, adjudicación y cualquier otro que sea necesario;

IV.- Las certificaciones sobre autenticidad de firmas y ratificaciones de documentos privados; y

V.- Cualquier otro acto que establezca la Ley.

SECCION SEGUNDA

DE LAS ESCRITURAS

Artículo 74.- El notario en la conformación de las escrituras se sujetará a las reglas siguientes:

I.- En cada una de ellas se incluirá el número que le corresponda, lugar y fecha de otorgamiento, y en su caso la hora, nombre y apellidos del titular de la notaría, número de ésta y adscripción a la que pertenezca;

II.- Consignará el nombre completo de los comparecientes y el tipo de contrato o actuación de que se trate de tal modo que no pueda confundirse con otro;

III.- Al citar algún testimonio autorizado por otro notario mencionará:

a) Su número, lugar y fecha de otorgamiento, los datos registrales, si se encuentra inscrito en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio;

b) El nombre del notario ante quien se otorgó, número de la notaría y su adscripción;

IV.- Cuando se trate de contratos relacionados con bienes inmuebles, en lo conducente, observará lo dispuesto en las fracciones anteriores y además:

a) Mencionará los antecedentes de propiedad y certificará haber tenido a la vista los documentos que le presenten para la conformación de la escritura y si se encuentra o no inscrito en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio el último título, citando el número, tomo y fecha de inscripción en su caso; y

b) Determinará su naturaleza, ubicación, superficie, medidas y linderos;

V.- Redactará las cláusulas respetando la voluntad del o de los comparecientes de modo claro y conciso, asentándose las renuncias que válidamente puedan y quieran hacerse;

VI.- Consignará el carácter o personalidad de quien comparezca en representación de otro y sus facultades, transcribiendo lo conducente de la parte relativa del documento, de donde se deriven o agregándolo al apéndice respectivo, en su caso;

VII.- Asentará las generales de los otorgantes, de los testigos de conocimiento, instrumentales o intérpretes que figuren en el acto; y

VIII.- Asentará las certificaciones y autorizaciones en los términos de esta Ley.

Artículo 75.- En las escrituras el notario hará constar bajo su fe:

I.- Los medios por los que se aseguró de la identidad de los otorgantes y si a su juicio tienen capacidad legal;

II.- Que leyó la escritura a todos los intervinientes o que éstos la leyeron por sí mismos;

III.- Que explicó a los otorgantes el valor y las consecuencias legales del contenido de la escritura cuando así proceda;

IV.- Que los otorgantes manifestaron ante él su conformidad con la escritura y la firmaron o que no lo hicieron porque no supieron o no pudieron hacerlo. En este
caso, el compareciente imprimirá las huellas digitales de ambos pulgares y firmará a su ruego por él, la persona que al efecto elija, anotándose las generales de esta última; y

V.- La fecha en que quedo firmada la escritura.

Artículo 76.- El notario hará constar la identidad de los comparecientes por los siguientes medios:

I.- Por certificación que haga bajo su más estricta responsabilidad de que los conoce personalmente;

II.- Por documento oficial reciente, idóneo para la identificación con fotografía y firma del interesado; y

III.- Por la presencia de dos testigos conocidos del notario o que se identifiquen conforme a la fracción anterior.

Artículo 77.- Para que el notario haga constar que los otorgantes tienen capacidad legal, bastará con que en ellos no observe manifestaciones de incapacidad física o mental, que les impida discernir y que no tenga noticias de que están sujetos a incapacidad civil.

Artículo 78.- Los representantes, mandatarios o apoderados, deberán declarar que la representación o mandato que ostentan no les ha sido revocado ni limitado.

Artículo 79.- Si alguno de los otorgantes fuera sordo, leerá por sí mismo la escritura; si declarare no saber o no poder leer, designará a una persona que lea y le de a conocer su contenido. Cuando el otorgante sea invidente, extendida la escritura será leída en presencia del notario, por la persona que el mismo invidente designe y habiendo conformidad, esta persona firmará con el notario, anotándose dicha circunstancia, imprimiendo aquél sus huellas digitales o firmando si pudiere hacerlo. Si alguno de los comparecientes no supiere escribir, lo hará a su ruego otra persona imprimiendo aquél sus huellas dactilares.

En estos casos el notario asentará las generales del interveniente y su identidad.

Artículo 80.- Los comparecientes que no conozcan el idioma español, se asistirán por un intérprete nombrado para ello. El interprete deberá cumplir lealmente su cargo, firmando en unión de los comparecientes.

Artículo 81.- Si el compareciente que no conoce el idioma español, pertenece a una etnia considerada como tal por el gobierno mexicano y no conoce a persona alguna que sirva como su intérprete, el notario hará solicitud en nombre del compareciente a la Secretaría de Gobierno para que se le asigne uno.

Artículo 82.- Si tuviere el notario que insertar algún documento escrito en otro idioma, lo traducirá o hará traducir para que la inserción se haga en ambos idiomas, de ser posible el original se agregará al apéndice.

Artículo 83.- Antes de que la escritura sea firmada por el notario y las partes, éstas podrán pedir se haga una adición o modificación, asentándose esta circunstancia.

Artículo 84.- Inmediatamente después de que haya sido firmada la escritura por los otorgantes, testigos e intérpretes, en su caso, será autorizada preventivamente por el notario con la razón “doy fe”, su firma y sello.

Artículo 85.- Cuando el instrumento no requiera el cumplimiento de otro requisito, se pondrá la autorización definitiva.

Artículo 86.- Cuando se exija el cumplimiento de otros requisitos que las leyes fiscales o cualquier otra establezcan, una vez que se hayan cubierto la escritura se autorizará en forma definitiva mediante la fecha, la firma y sello del notario.

Artículo 87.- Si los otorgantes o alguno o algunos de ellos, no se presentan a firmar la escritura dentro de los ciento veinte días naturales siguientes, al día en que se extendió ésta en el protocolo, la escritura quedará sin efecto y el notario le pondrá al pie la razón “no paso” y su firma y sello. En el caso que contenga varios actos se precisará cual o cuales no pasaron.

Artículo 88.- Cuando falleciere el notario ante cuya fe hubiere pasado el acto o contrato, se incapacite o se ausente sin haber puesto la autorización definitiva, el instrumento será autorizado, satisfechos los requisitos legales respectivos por el notario que lo sustituya, siempre que estuviera puesta y firmada la autorización preventiva correspondiente.

Artículo 89.- Se prohíbe a los notarios revocar, rescindir o modificar el contenido de un instrumento notarial por simple razón, aunque sea suscrito por los interesados. En estos casos, deberá extenderse nuevo instrumento, salvo disposición expresa de la Ley.

Artículo 90.- El notario ante quien se solicite el trámite de una sucesión testamentaria antes de la primera actuación, deberá recabar informe certificado del Registro Público de la Propiedad y del Comercio del domicilio de la persona cuya sucesión se trate, así como sobre la existencia de testamentos otorgados por el testador y en su caso, el nombre de los notarios que intervinieron y la fecha del otorgamiento.

SECCION TERCERA

DE LAS ACTAS

Artículo 91.- Acta notarial es el instrumento que a petición de parte interesada el notario extiende en los folios de su protocolo, para hacer constar bajo su fe uno o varios hechos presenciados por él y que autoriza mediante su firma y sello.

Artículo 92.- Los preceptos contenidos en la sección segunda de este capítulo relativos a las escrituras serán aplicables a las actas notariales en cuanto sean compatibles con la naturaleza de éstas.

Artículo 93.- Las actas notariales consistentes en notificaciones, protesto de documentos, requerimientos y, en general, toda clase de hechos, abstenciones, estados y situaciones que guarden las personas y cosas que puedan ser apreciadas objetivamente, deberán hacerse por los notarios aún sin la asistencia del solicitante, observando las siguientes reglas:

I.- El notario se identificará y hará conocer su investidura, a todos los que deban intervenir en el acto notarial antes de iniciarlo, haciéndolo constar así en el acta;

II.- Bastará que exprese el nombre y los apellidos de quienes intervienen, o se negaron a darlos sin necesidad de agregar sus demás generales;

III.- El intérprete cuando se necesite, será designado por el notario sin perjuicio de que cada interesado pueda nombrar otro;

IV.- El notario levantará el acta inmediatamente después de concluida la diligencia haciendo constar los hechos que presencie, un extracto de las manifestaciones de los intervinientes y su conformidad o inconformidad;

V.- En las notificaciones, avisos y requerimientos el notario observará además el siguiente procedimiento:

a) Entregará a la persona con quien se entienda el acto notarial, un escrito firmado y sellado que contenga una relación clara y suscinta del objeto;

b) En el acta se hará constar dicha entrega, si el interesado firmó de recibido o se negó a ello y lo que exprese sobre el particular;

c) Si la persona se niega a recibir el escrito o a recibir la copia, el notario le hará saber verbalmente el objeto de su presencia y lo hará constar en el acta; y

d) Cuando el notario no encuentre a la persona de que se trate, se cerciorará que es su domicilio, que vive allí, o que esa es su oficina, y entregará el escrito a la persona con quien se entienda el acto notarial en los términos antes señalados, haciendo constar el nombre de ésta; y

VI.- El acta de fe de hechos materiales, podrá ser ilustrada por el notario con planos, croquis o fotografías de las personas y de los objetos correspondientes, en su caso. Cuya identidad de estos se hará constar, agregando un ejemplar al apéndice y otro al primer testimonio.

Artículo 94.- En las actas de protocolización de documentos, el notario hará constar la naturaleza jurídica de éstos y los agregará al apéndice, en su caso.

SECCION CUARTA

DE LOS TESTIMONIOS

Artículo 95.- Los testimonios serán copia íntegra del instrumento incluyendo la mención de las firmas que existan, el sello y las constancias de haberse llenado los requisitos que determinan las leyes, como previos a la expedición del testimonio. Al final, se asentará la constancia de haberse sacado de su matriz, el tomo que corresponda, la fecha, las fojas de que consta, en favor de quien se expide, la razón de haberse cotejado y corregido, y la mención de ser primer testimonio y el número que le corresponda en su orden de expedición.
(reformado, p.o. 26 de diciembre de 1997)

Artículo 96.- El notario deberá tramitar la inscripción en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio correspondiente a su adscripción o bien en el lugar donde se encuentre el bien inmueble, el primero de los testimonios que expida, si el acto es registrable y es expensado para ello.

Artículo 97.- Las hojas de testimonio llevarán al margen el sello y la rúbrica, y al calce de la última hoja, el nombre, la firma y sello del notario.

Artículo 98.- Podrán expedirse y autorizarse testimonios, cotejos o certificaciones, utilizando cualquier medio de reproducción e impresión.

En todo caso, a los interesados deberá expedírseles, a su costa, copia certificada de los instrumentos en que intervinieron.

CAPITULO DECIMO

DE LAS LICENCIAS, DE LA SUSPENSION Y DE LA TERMINACION DEL EJERCICIO DE LA FUNCION NOTARIAL

Artículo 99.- Los notarios podrán solicitar licencia para separarse del ejercicio de sus funciones por más de sesenta días, dando aviso a la unidad administrativa que corresponda de la Secretaría de Gobierno y al Consejo de Notarios, designando el titular al notario sustituto. Cuando no exista propuesta del titular, el sustituto lo nombrará el Poder Ejecutivo.

Si el notario esta asociado o tiene convenio de suplencia, no necesita designar sustituto.

El notario sustituto tendrá las mismas facultades y obligaciones que el titular.

Artículo 100.- Los notarios deberán solicitar y la Secretaría de Gobierno, calificará y, en su caso, concederá licencia, para separarse de la función notarial, en los siguientes supuestos:

a) Por enfermedad;

b) Por causas de fuerza mayor o caso fortuito;

c) Para ser titular de alguna dependencia de la Administración Pública Estatal, en los términos de la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo, Procurador General de Justicia o Agente del Ministerio Público, así como, Magistrado de cualquier tribunal o Juez; y

d) Para ejercer la función de corredor público.

En ningún caso la licencia durará más de seis años. El notario sustituto en el ejercicio de la función, se sujetará a lo dispuesto por el artículo 34 de esta Ley.

Artículo 101.- Es causa de suspensión de un notario, tener impedimento físico o mental transitorio que lo imposibilite para ejercer sus funciones, en cuyo caso la suspensión tendrá lugar por todo el tiempo que dure el impedimento.

Artículo 102.- Siempre que se promueva judicialmente la interdicción de un notario, el juez, tan luego haya causado ejecutoria la resolución, lo comunicará a la Secretaría de Gobierno y al Consejo de Notarios del Estado.

Artículo 103.- La función notarial termina:

a) Por renuncia expresa;

b) Por fallecimiento; y

c) Por revocación del fíat.

Artículo 104.- Cuando un notario dejare de ejercer definitivamente sus funciones por cualquier causa la Secretaría de Gobierno lo comunicará a las autoridades a que se refiere el artículo 25 fracción IV de esta Ley; y se publicará un aviso por una sola vez en el Periódico Oficial de Gobierno del Estado dándose a conocer dicha circunstancia.

Artículo 105.- El Ministerio Público, el Oficial del Registro Civil y el Colegio de Notarios que conozcan del fallecimiento de un notario o tuvieren noticia de ello lo comunicarán inmediatamente a la Secretaría de Gobierno y al Consejo de Notarios.

CAPITULO DECIMO PRIMERO

DE LA VIGILANCIA E INSPECCION DE NOTARIAS

Artículo 106.- El titular del Poder Ejecutivo para vigilar que las notarías funcionen con regularidad y con sujeción a lo dispuesto en esta Ley, sus reglamentos y demás disposiciones aplicables, se auxiliará de un cuerpo de inspectores de notaría, dependientes de la unidad administrativa que corresponda de la Secretaría de Gobierno, quienes serán nombrados y removidos libremente por el propio titular del Poder Ejecutivo.

Artículo 107.- Para ser inspector de notarías, deberá reunir los requisitos que señalan las fracciones I, II, III, IV, V y VI del artículo 12 de esta Ley.

Artículo 108.- Los inspectores de notarías practicarán visitas de inspección y vigilancia a las notarías previa orden por escrito, fundada y motivada por el Secretario de Gobierno en la que se expresará el nombre del notario, el tipo de inspección a realizarse, el motivo de la visita, el periodo objeto de la visita, el número de la notaría a visitar, la fecha y la firma de la autoridad que lo expida.

La Secretaría de Gobierno por acuerdo del titular del Poder Ejecutivo, podrá ordenar la práctica de visitas generales y especiales, cuando se estime necesario para la buena marcha del servicio.

Artículo 109.- Las visitas se practicarán en las oficinas de la notaría en días y horas hábiles.

Cuando la visita fuere general, el notario deberá ser notificado por escrito y con cinco días hábiles de anticipación por la unidad administrativa que corresponda de la Secretaría de Gobierno, si al presentarse a realizar la visita, el notario no hubiere sido notificado con la anticipación señalada, el propio inspector, hará la notificación y dejara transcurrir el plazo señalado antes de practicarse la visita.

Artículo 110.- El titular del Poder Ejecutivo ordenará una visita especial, cuando reciba denuncia por escrito de parte interesada, designándose un inspector de notarías para que de inmediato practique una investigación en la notaría de que se trate, constriñéndose a los hechos consignados en la orden respectiva, y enviará al Consejo de Notarios una copia de la queja.

Artículo 111.- Al presentarse ante la notaría en que se vaya a practicar la visita, el inspector se identificará ante el notario. En caso de no estar presente éste, le dejará citatorio en el que se indicará el día y la hora en que se efectuará la visita de inspección, en el supuesto de que el notario no acuda al citatorio, se entenderá la diligencia con la persona que se encuentre en la notaría en el momento de la diligencia, mostrándose en todo caso la orden escrita que autorice la inspección.

Artículo 112.- Los notarios están obligados a dar las facilidades que requieran los inspectores, para que puedan practicar las inspecciones que les sean ordenadas.

Artículo 113.- En las visitas de inspección se observarán las siguientes reglas:

I.- Si la visita fuere general, el inspector revisará todo el protocolo o diversas partes de él, según lo estime necesario, para cerciorarse de la observancia de los requisitos legales de los actos notariales y verificará que los apéndices estén empastados en un término que no exceda de ciento ochenta días de la fecha de cierre de la serie o series de protocolo. En ningún caso, el inspector examinará el contenido de las declaraciones y de los asuntos consignados en el protocolo;

II.- Si la visita fuere especial para inspeccionar un tomo determinado, el inspector deberá limitarse a examinar el cumplimiento de las formalidades legales del tomo indicado y el empastamiento del apéndice o su encuadernación;

Si la visita tiene por objeto un instrumento determinado, se examinará éste en todas sus partes; y

III.- El inspector una vez que se haya identificado plenamente y mostrada la orden de visita, hará constar en el acta las irregularidades que observe, consignará los puntos en que la Ley no haya sido fielmente cumplida, así como las explicaciones, aclaraciones y fundamentos que el notario exponga en su defensa. Le hará saber al notario que tiene derecho a designar a dos testigos, y en caso de que no lo hiciere, los designará el inspector en su rebeldía.

Si el notario no firma el acta en unión del inspector, éste lo hará constar en la misma, cuya copia entregará al notario.

Artículo 114.- El inspector que practique una visita, deberá entregar a la unidad administrativa que corresponda de la Secretaría de Gobierno, las constancias y el resultado de la misma en un término que no excederá de quince días hábiles a partir de la fecha en que inicie su investigación.

CAPITULO DECIMO SEGUNDO
DE LA RESPONSABILIDAD NOTARIAL Y SUS SANCIONES

Artículo 115.- Los notarios serán responsables de los ilícitos y faltas que cometan con motivo del desempeño de su función. La responsabilidad administrativa en que incurran por violaciones a los preceptos de esta Ley, se hará efectiva por el titular del Poder Ejecutivo, a través del Secretario de Gobierno.

Artículo 116.- Los notarios serán responsables del incumplimiento de las obligaciones derivadas de esta Ley, se harán acreedores a las siguientes sanciones:

I.- Amonestación por escrito;

II.- Multa de diez a cien veces el salario mínimo diario general más alto vigente en el Estado;

III.- Suspensión hasta por seis meses; y

IV.- Revocación del fíat.

Artículo 117.- Se impondrá amonestación por escrito al notario que incurra en cualquiera de las siguientes causales:

I.- Demorar injustificadamente la entrega de algún testimonio o en la realización de alguna actuación o trámite notarial, solicitados y expensados por el interesado;

II.- Separarse del ejercicio de sus funciones sin haber obtenido la licencia correspondiente y haber notificado a su suplente, salvo que incurra en la causal de abandono del cargo;

III.- Carecer de índices, omitir recopilar los apéndices del protocolo o alguna otra causa similar no grave; y

IV.- Por incumplir las obligaciones previstas por esta Ley y que no se encuentren sancionadas expresamente.

Artículo 118.- La Secretaría de Gobierno multará al notario que incurra en cualquiera de los siguientes casos:

I.- Reincidir en alguno de los supuestos a que se refiere el artículo anterior;

II.- Por cobrar honorarios notoriamente desproporcionados en relación con el servicio prestado;

III.- Por recibir y conservar en depósito cantidades de dinero, en contravención a la presente Ley;

IV.- Por negarse sin causa justificada al ejercicio de sus funciones cuando hubiese sido requerido para ello;

V.- Por negarse a comparecer dentro del término que se le señale cuando sea requerido por la Secretaría de Gobierno, en asuntos relativos al ejercicio de su función sin causa justificada;

VI.- Por no dar el aviso a que se refiere el artículo 2764 del Código Civil para el Estado de Guanajuato;

VII.- Por no atender a las obligaciones que imponen a los notarios los Códigos Electorales Federal y Estatal, respectivamente; y

VIII.- Por no permitir u obstruir la labor de los inspectores de notarías en la práctica de las visitas ordenadas por la autoridad competente.

Artículo 119.- Son causas de suspensión:

I.- El estar privado de la libertad con motivo de la probable comisión de algún delito doloso;

II.- El reincidir en cualquiera de las faltas señaladas en el artículo anterior dentro del término de un año;

III.- Por desempeñar las funciones notariales en estado de embriaguez o bajo la influencia de narcóticos, drogas o enervantes;

IV.- Por no desempeñar personalmente las funciones notariales, en los términos del artículo 3o. de esta Ley;

V.- Por haber otorgado menos de veinticuatro instrumentos en un año natural, sin causa justificada;

VI.- Por ejercer la función notarial y alguna de las actividades incompatibles con ella, conforme a la presente Ley;

VII.- Por tener el protocolo fuera del domicilio de la notaría sin causa justificada;

VIII.- Por tener su oficina notarial, en lugar distinto al de la ubicación de la notaría; y

IX.- Por actuar de manera conjunta con su suplente durante el término de la suplencia.

En el supuesto de la fracción I la suspensión será por el tiempo que dure la privación de la libertad; en el de la fracción VIII la suspensión será de seis meses; en los otros
casos no será mayor de seis meses.

Artículo 120.- Se revocará el fíat al notario por cualquiera de las causas siguientes:

I.- Cuando habiendo terminado el plazo de la licencia que le fue concedida, no se presente a asumir su función dentro de los noventa días hábiles siguientes sin causa justificada;

II.- Cuando habiendo desaparecido las causas que motivaron su suspensión, no se presente a asumir su función dentro de los treinta días naturales siguientes;

III.- Si dentro del término de noventa días hábiles siguientes a la expedición del fíat no iniciara sus funciones sin causa justificada ;

IV.- Cuando el impedimento físico o mental para ejercer la función notarial sea permanente e irreversible;

V.- Por sentencia condenatoria que cause ejecutoria dictada por autoridad judicial como consecuencia de la comisión dolosa de un delito;

VI.- Por reincidir en cualquiera de las causas de suspensión, a juicio de la Secretaría de Gobierno;

VII.- Por no entregar el sello, el protocolo y demás documentos, en un término de setenta y dos horas a partir de la notificación de la suspensión;

VIII.- Por seguir actuando estando suspendido; y

IX.- Por alterar dolosamente los instrumentos notariales o falsificar firmas.

Artículo 121.- Se dejará sin efecto el nombramiento del suplente del notario cuando actúe de manera conjunta con el notario titular durante el tiempo de la suplencia.

CAPITULO DECIMO TERCERO

DEL PROCEDIMIENTO PARA IMPONER SANCIONES

Artículo 122.- Las sanciones administrativas que impongan amonestación, multas, suspensión o revocación del fíat, requerirán para su imposición el procedimiento siguiente:

I.- Inmediatamente que la Secretaría de Gobierno tenga conocimiento de alguna violación a esta Ley, que amerite imposición de multas, suspensión de la función notarial o revocación del fíat cometida por algún notario, ordenará se practique al mismo o a su notaría una visita de inspección;

II.- Si de la visita de inspección se estima que resultan comprobados los hechos, se enviará copia del acta levantada al Consejo de Notarios del Estado, para que formule un dictamen sobre la gravedad del asunto y las sanciones aplicables conforme a esta Ley, atendiendo las razones del notario interesado;

III.- El Consejo de Notarios cuidará que su dictamen sea recibido por la Secretaría de Gobierno, antes de treinta días naturales, contados a partir de la fecha de recepción del acta de investigación administrativa realizada;

IV.- Recibido el dictamen del Consejo de Notarios o sin el, si el plazo señalado ha concluido el Secretario de Gobierno oirá al notario o a su representante, para lo cual citará a una audiencia en día y hora determinadas;

V.- El notario tendrá un plazo de quince días hábiles, el cual atendiendo a la naturaleza de las pruebas, podrá ampliarse por un término igual, más los que correspondan por razón de la distancia de acuerdo al Código de Procedimientos Civiles del Estado, para aportar pruebas en su descargo. Este término comenzará a correr a partir del día siguiente al de la audiencia señalada en la fracción anterior;

VI.- Vencido el término la Secretaría de Gobierno, elaborará el proyecto de resolución correspondiente dentro del término de los quince días hábiles siguientes con base en los datos obtenidos en la inspección ordenada, el dictamen del Consejo de Notarios y de las pruebas aportadas por el interesado, si las hubo. Dicho proyecto se someterá a la consideración del titular del Poder Ejecutivo para su firma;

VII.- Una vez impuesta la multa se girará oficio a la autoridad competente a fin de que ésta se haga efectiva;

VIII.- Una vez declarada la suspensión o revocación en su caso, el protocolo del notario será depositado en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio, en tanto se nombra un notario sustituto; y

IX.- En todos los casos de suspensión, revocación y terminación, la Secretaría de Gobierno, deberá publicarlo una sola vez en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado y diario de mayor circulación del lugar.

Artículo 123.- Cuando del acta de inspección levantada o de la resolución que se emita en el procedimiento señalado en el artículo anterior, se desprenda la posible comisión de uno o varios delitos, la unidad administrativa que corresponda de la Secretaría de Gobierno dará cuenta a esta quien en su caso, formulará inmediatamente la denuncia de hechos ante la autoridad que corresponda.

CAPITULO DECIMO CUARTO

DEL RECURSO DE REVOCACION

Artículo 124.- Las resoluciones que se dicten en la aplicación de la presente Ley podrán ser impugnadas, mediante el recurso de revocación.

Artículo 125.- El recurso de revocación se presentará y tramitará ante la unidad administrativa que corresponda de la Secretaría de Gobierno. El recurso se interpondrá en un plazo de quince días hábiles a partir de la notificación de la resolución impugnada. Con el escrito se ofrecerán todas las pruebas que el interesado estime idóneas para probar sus agravios.

El escrito de revocación contendrá los siguientes requisitos:

I.- Expresará el nombre y domicilio del notario, así como el número de la notaría en que esta actuando;

II.- Mencionará con precisión la autoridad de que emane el acto impugnado, indicando con claridad en que consiste este y citando, en su caso, la fecha y número de los oficios y documentos en que conste la determinación recurrida, así como la fecha en que esta le hubiere sido notificada;

III.- Hará una exposición suscinta de los motivos de inconformidad y fundamentos legales de la misma; y

IV.- Contendrá una relación de las pruebas que pretende se reciban para justificar los hechos en que se apoye el recurso, cuya admisión y desahogo serán determinadas por la unidad administrativa que corresponda de la Secretaría de Gobierno, por acuerdo del Secretario de Gobierno.

No procederá la prueba confesional de las autoridades.

Artículo 126.- Con el escrito de interposición del recurso se exhibirán los documentos que justifiquen la personalidad del promoverte, cuando el recurso se interponga por el representante legal del inconforme. En materia de pruebas se aplicará en lo conducente el Código de Procedimientos Civiles vigente en la entidad.

Artículo 127.- Concluido el término de recepción y desahogo de pruebas, el titular del Poder Ejecutivo dictará resolución en un término que no excederá de diez días hábiles, la cual se notificará al interesado en un plazo máximo de cinco días contados a partir de su firma.

Artículo 128.- Todas las notificaciones a que se refiere este capítulo se harán personalmente.

CAPITULO DECIMO QUINTO

DEL ARCHIVO DE NOTARIAS

Artículo 129.- El Archivo General de Notarías, dependerá del titular de la unidad administrativa correspondiente de la Secretaría de Gobierno, quien ejercerá sus atribuciones de acuerdo con esta Ley y las demás disposiciones jurídicas aplicables.

Artículo 130.- El Archivo de Notarías, se formará:

I.- Con los documentos que los notarios del Estado remitan a éste, según las prevenciones de esta Ley;

II.- Con los protocolos y sus anexos, que no sean aquellos que los notarios puedan conservar en su poder;

III.- Con los sellos de los notarios que deban depositarse o inutilizarse conforme a las prescripciones de esta Ley; y

IV.- Con los expedientes, manuscritos, libros y demás documentos entregados a su custodia, o que sean utilizados para la prestación del servicio del archivo.

El notario deberá conservar los documentos en su poder por un término de veinticinco años, transcurrido el cual deberá remitirlos al Archivo General de Notarías. Los notarios podrán entregar el protocolo y sus anexos antes del término a que se refiere este artículo.

Artículo 131.- El Archivo General de Notarías, es público, respecto a todos los documentos que lo integran con más de setenta años de antigüedad, y de ellos se expedirán copias certificadas a las personas que así lo soliciten, exceptuando aquellos documentos, sobre los que la Ley imponga limitación o prohibición. En relación con los documentos que no tengan esa antigüedad, sólo podrán mostrarse y expedir copias certificadas a las personas que acrediten tener interés jurídico en el acto o hecho de que se trate, a los notarios o a la autoridad judicial.

Artículo 132.- En los casos de sustitución del notario, se asentará, a continuación del último folio utilizado, la anotación de recibo después de la clausura con la intervención directa del titular del Archivo General de Notarías, y en su oportunidad, procederá a entregarlos al notario que sustituya al notario faltante.

Artículo 133.- El Archivo General de Notarías, para la aplicación de las sanciones que procedan, comunicará oportunamente a la Secretaría de Gobierno, por conducto de la Dirección de Notarías y Registros Públicos, los casos en que los notarios en el ejercicio de sus funciones, no cumplan con las disposiciones del presente capítulo.

CAPITULO DECIMO SEXTO

EL COLEGIO DE NOTARIOS

Artículo 134.- Todos los notarios de la entidad serán miembros del Colegio de Notarios del Estado, el que será órgano de representación y defensa de los legítimos intereses de la función notarial y garantía ante la sociedad de un servidor notarial competente, eficaz, digno y responsable.

El domicilio del Colegio de Notarios estará en la capital del Estado.

Por cada partido judicial, habrá una delegación cuyos directivos serán electos por mayoría y en el número que sean necesarios para su funcionamiento.

Artículo 135.- Toda persona a quien en los términos de la presente Ley, le sea expedido el fíat, tiene la obligación de inscribirse en el Colegio de Notarios del Estado de Guanajuato, dentro de un plazo de treinta días hábiles contados a partir de la fecha de su designación y cubrir al mismo las cuotas respectivas que fijará su asamblea.

Artículo 136.- La dirección, administración y representación del Colegio de Notarios del Estado estará a cargo de una mesa directiva que tendrá la siguiente estructura orgánica:

I.- Presidente;

II.- Vicepresidente;

III.- Secretario;

IV.- Tesorero; y

V.- Vocales.

Todos deberán ser notarios titulares en ejercicio.

Artículo 137.- Los miembros de la mesa directiva durarán en funciones dos años y podrán ser reelectos para el mismo cargo, por una sola ocasión.

Artículo 138.- La mesa directiva convocará a una reunión plenaria dentro de la primera quincena del mes de febrero de cada dos años, para la elección de su presidente y vicepresidente. Se considerará que existe quórum, cuando concurra la mitad más uno de los presidentes de las delegaciones del Colegio de Notarios del Estado. Si no se logra instalar válidamente el día y hora señalados, se otorgará espera de una hora y se celebrará la sesión con los asistentes. Las resoluciones se tomarán por mayoría simple de los presentes. Cada presidente será el representante de los miembros de su delegación y de los votos que se hayan emitido en la misma. Para el caso de empate el presidente contará con voto de calidad.

Con anticipación a la reunión plenaria en cada delegación del Colegio de Notarios del Estado, si así se decide mediante votación directa de los integrantes, se designará un candidato a Presidente del Colegio.

Será electo Presidente del Colegio el que obtenga más votos y Vicepresidente el que le siga en votos.

A su vez el Presidente Electo nombrará al Secretario y Tesorero.

Puede ser Presidente del Colegio cualquier notario en ejercicio del Estado, pero si resulta electo un presidente de alguna delegación del Colegio de Notarios renunciará a este cargo.

Serán vocales los presidentes de las delegaciones y durarán en su cargo mientras tengan esta calidad.

Artículo 139.- El desempeño del cargo será gratuito y no será renunciable sin causa justificada. La cesación en el ejercicio del notario producirá automáticamente la del cargo.

Artículo 140.- Es una atribución entre otras, de la mesa directiva la legal representación del notariado guanajuatense.

Artículo 141.- El Colegio de Notarios tendrá las atribuciones que deriven de la presente Ley y sus estatutos o reglamentos.

Artículo 142.- El funcionamiento interno del Colegio y de su mesa directiva, estará regulado por un reglamento que será elaborado y aprobado por el propio Colegio.

Artículo 143.- El cargo de Presidente del Colegio de Notarios y de Presidente del Consejo de Notarios no podrá recaer en la misma persona.

CAPITULO DECIMO SEPTIMO

DEL CONSEJO DE NOTARIOS

Artículo 144.- En el Estado habrá un Consejo de Notarios con sede en la capital del mismo, el que tendrá personalidad jurídica propia. El Consejo estará integrado por un representante designado por cada una de las delegaciones del Colegio de Notarios.

Artículo 145.- La pérdida de la calidad de notario también implica la pérdida del cargo de consejero.

Artículo 146.- La mesa directiva del Consejo de Notarios, se compondrá de:

I.- Presidente;

II.- Vicepresidente;

III.- Secretario;

IV.- Tesorero; y

V.- Vocales.

Artículo 147.- La directiva del Consejo de Notarios convocará a reunión plenaria, dentro de la primera quincena del mes de febrero de cada dos años para la elección de la mesa directiva. Se considerará que existe quórum, cuando concurran la mitad más uno de los integrantes del Consejo. Si no se logra instalar válidamente el día y hora señaladas, se otorgará espera de una hora y se celebrara la sesión con los miembros asistentes. Las resoluciones se tomarán por mayoría simple de los presentes, contando cada uno de ellos con derecho a un voto. Para el caso de empate, el presidente contará con voto de calidad.

La mesa directiva durará en su cargo dos años, pero sus integrantes pueden ser reelectos por una sola ocasión.

Artículo 148.- El Consejo de Notarios es un organismo asesor y auxiliar del Ejecutivo del Estado en la Dirección Técnica del Notariado, en la vigilancia del exacto cumplimiento de esta Ley y en otras funciones que se determinen.

Las resoluciones del Consejo se tomarán por mayoría de votos de todos sus integrantes.

Artículo 149.- El Consejo de Notarios tendrá entre otras, las siguientes funciones:

I.- Colaborar con el titular del Poder Ejecutivo como órgano de opinión, en los asuntos notariales;

II.- Formular y proponer al titular del Poder Ejecutivo, las reformas a leyes y reglamentos referentes al ejercicio de sus funciones;

III.- Denunciar ante el Secretario de Gobierno las violaciones a esta Ley y sus reglamentos;

IV.- Estudiar y resolver las consultas que le formule el titular del Poder Ejecutivo, por conducto de la Secretaría de Gobierno, y los notarios sobre asuntos relativos al ejercicio de sus funciones; y

V.- Los demás que le confiere esta Ley y sus reglamentos.

T R A N S I T O R I O S

Artículo Primero.- La presente Ley entrará en vigor el primero de enero de 1997.

Artículo Segundo.- Se abroga la Ley del Notariado para el Estado de Guanajuato, contenida en el decreto numero 185, emitido por la Cuadragésima Tercera Legislatura del Congreso del Estado, publicado en el Periódico Oficial número 3 de fecha 8 de enero de 1959.

Artículo Tercero.- Se derogan todas las disposiciones legales que se opongan a la presente Ley.

Artículo Cuarto.- A partir de la vigencia de esta Ley, quedan vacantes las notarías que a la fecha actúan por receptoría, por ministerio de Ley y a disposición de los aspirantes mejor calificados que resulten del examen de oposición, pero seguirá en funciones el juez en tanto sea designado el notario.

Artículo Quinto.- El Secretario de Gobierno convocará a los aspirantes a notarios a efecto de que presenten examen de oposición para cubrir las notarías vacantes a que se refiere el artículo inmediato anterior.

Artículo Sexto.- Quienes tengan expedido fíat y no se encuentren en ejercicio de sus funciones, dispondrán del plazo de sesenta días hábiles a partir de que entre en vigor la presente Ley, para comunicar por escrito a la Dirección General de Registros Públicos y Notarías y al Consejo de Notarios que asumen sus funciones. Transcurrido dicho término y no cumplan lo dispuesto en este artículo se procederá como lo dispone la fracción IV del artículo 116 del presente ordenamiento, salvo que se tenga concedida licencia por el titular del Poder Ejecutivo.

Artículo Séptimo.- El uso del actual libro protocolo o de los folios del protocolo abierto, será optativo hasta el día treinta de junio de mil novecientos noventa y ocho.

Durante ese periodo, los notarios que opten por el protocolo cerrado, seguirán observando las disposiciones de la Ley que abroga el artículo segundo transitorio del presente Decreto, solamente en cuanto a las disposiciones aplicables a las características de los libros del protocolo y autoridades que los deban autorizar.

Llegado el término a que se refiere el párrafo primero de este artículo, el uso del sistema de folios de protocolo abierto será obligatorio.

(reformado, p.o. 26 de diciembre de 1997)

Artículo Octavo.- En las cabeceras municipales que también sean de partido judicial donde los notarios en ejercicio excedan al número que correspondan conforme a lo dispuesto por el artículo 11 de esta Ley continuarán en funciones, pero no podrán otorgarse nuevas notarías en tanto no se reúnan las condiciones señaladas en dicho precepto.

Artículo Noveno.- Los notarios que a la fecha tengan fíat expedido para municipio, deberán presentarlo a la Dirección General de Registros Públicos y Notarías para que les sea sustituido por el que corresponda en forma correcta para partido judicial en un término de sesenta días hábiles a partir del día siguiente a la vigencia de esta Ley.

Artículo Décimo.- Los notarios en ejercicios deberán entregar al Archivo General de Notarías los documentos a que se refiere el artículo 130 de esta Ley, en el término de seis meses a partir de la entrada en vigor de la presente Ley.

LO TENDRA ENTENDIDO EL CIUDADANO GOBERNADOR CONSTITUCIONAL DEL ESTADO Y DISPONDRA QUE SE IMPRIMA, PUBLIQUE, CIRCULE Y SE LE DE EL DEBIDO CUMPLIMIENTO.- GUANAJUATO, GTO., 2 DE AGOSTO DE 1996.- J. INES RICO RAMIREZ.-D.P.- ALBERTO CANO ESTRADA.- D.S. -FERNANDO HERNANDEZ GUTIERREZ.- D.S.- RUBRICAS.

POR TANTO, MANDO SE IMPRIMA, PUBLIQUE, CIRCULE Y SE LE DE EL DEBIDO CUMPLIMIENTO.

DADO EN LA RESIDENCIA DEL PODER EJECUTIVO DEL ESTADO, EN LA CIUDAD DE GUANAJUATO, GUANAJUATO, A LOS 23 VEINTITRES DIAS DEL MES DE AGOSTO DE 1996 MIL NOVECIENTOS NOVENTA Y SEIS.

VICENTE FOX QUESADA

EL SECRETARIO DE GOBIERNO
RAMON MARTIN HUERTA

REFORMA

ARTICULO TRANSITORIO DEL DECRETO QUE REFORMO ESTA LEY.

P.O. 26 DE DICIEMBRE DE 1997.

ARTÍCULO UNICO.- El presente decreto entrará en vigor el cuarto día siguiente al de su publicación en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado.


0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!