TITULO SEXTO
DE LA FIANZA

CAPITULO I
De la fianza en general.

Art. 1813
Fianza es la obligación que una persona contrae de pagar ó cumplir por otra, si ésta no lo hace.

1814
La fianza puede ser legal, judicial, convencional, gratuita ó á título oneroso.

1815
La fianza puede constituirse no sólo en favor del deudor principal, sino en el del fiador, ya sea que uno ú otro en su respectivo caso consienta en la garantía, ya sea que la ignore, ya sea que la contradiga.

1816
Pueden ser fiadores todos los que pueden contratar.

1817
Las mujeres sólo pueden ser fiadoras en los casos siguientes:

1º. Cuando fueren comerciantes:

2º. Si hubieren procedido con dolo para hacer aceptar su garantía con perjuicio del acreedor:

3º Si hubieren recibido del deudor la cosa ó cantidad sobre que recae la fianza:

4º. Si se obligaron por cosa que les pertenece, ó en favor de sus ascendientes, de sus descendientes ó de su cónyuge.

1818
Es nula la fianza que recae sobre una obligación que no es civilmente válida.

1819
Se exceptúa de lo dispuesto en el artículo anterior, el caso en que la nulidad proceda de incapacidad personal del deudor; con tal de que el fiador haya tenido conocimiento de la incapacidad al tiempo de obligarse, y de que la obligación principal sea válida á lo menos naturalmente.

1820
En el caso del artículo que precede, la fianza subsistirá aun cuando el deudor principal haga rescindir su obligación.

1821
Si la fianza se constituye sobre deudas futuras ó ilíquidas, el fiador no puede ser reconvenido sino cuando la obligación principal fuere legalmente exigible.

1822
La fianza puede comprender menos, pero no puede extenderse á más que la obligación principal, ya en cuanto á la sustancia de la prestación, ya en cuanto á las condiciones onerosas que contenga.

1823
Si la fianza se extendiere á más, la obligación del fiador quedará de pleno derecho reducida á los mismos términos que la del deudor.

1824
Se exceptúa de lo dispuesto en los dos artículos anteriores, el caso en que el fiador constituya hipoteca ó dé prenda para que quede asegurada la obligación que no lo estaba con esas garantías.

1825
Puede también obligarse el fiador á pagar una cantidad en dinero, si el deudor principal no presta una cosa ó un hecho determinados.

1826
La fianza no se presume: debe constar expresamente y limitarse á los términos precisos en que esté constituida, sin que en caso alguno pueda extenderse á otras obligaciones del deudor, aunque hayan sido ó fueren contraídas con el mismo acreedor.

1827
Cuando la fianza no contenga excepciones ó limitaciones, la obligación del fiador será absolutamente igual á la del deudor principal.

1828
El fiador es responsable para con el acreedor y el deudor, de los gastos, daños y perjuicios que ocasione por su culpa ó mora.

1829
Todas las obligaciones y derechos del fiador pasan á sus herederos.

1830
La responsabilidad de los herederos del fiador se rige por lo dispuesto en el artículo 1512.

1831
El acreedor no puede ser obligado á recibir el fiador que se le proponga, si la persona propuesta no tiene:

1º Capacidad para obligarse:

2º Bienes raíces libres y no embargados ni hipotecados, que basten para la seguridad de la obligación, y estén situados en el lugar en que debe hacerse el pago.

1832
El fiador será requerido en el lugar donde deba hacerse el pago, salvo convenio en contrario.

1833
Cuando la deuda no llegue á trescientos pesos, no será necesaria la condición segunda del artículo 1831.

1834
El deudor justificará la idoneidad del fiador á satisfacción del acreedor.

1835
Si el fiador sufre tal menoscabo en sus bienes, que se halle en riesgo de quedar insolvente, puede el acreedor exigir la constitución de otra fianza.

1836
En las obligaciones con plazo ó de prestación periódica, el acreedor podrá exigir fianza, aun cuando en el contrato no se haya constituido, si después de celebrado, el deudor sufre menoscabo en sus bienes, ó pretende ausentarse del lugar en que debe hacerse el pago.

1837
El que debiendo dar ó reemplazar el fiador, no lo presente dentro del término que el juez le señale, á petición de parte legítima, queda obligado al pago inmediato de la deuda, aunque no se haya vencido el plazo de ésta.

1838
Si la fianza fuere para garantir la administración de bienes, cesará ésta si aquella no se da en el término convenido ó señalado por la ley ó por el juez, salvo lo que para ciertos casos disponga este Código.

1839
Si la fianza importa garantía de cantidad que el deudor deba recibir, la suma se depositará mientras se da la fianza.

CAPITULO II
De los efectos de la fianza con relación al acreedor y al fiador.

Art. 1840
El fiador tiene derecho de oponer todas las excepciones que sean inherentes á la obligación principal, mas no las que sean personales del deudor.

1841
El fiador no puede ser compelido á pagar al acreedor, sin que previamente sea reconvenido el deudor y se haga excusión en sus bienes.

1842
La excusión consiste en aplicar todo el valor libre de los bienes del deudor al pago de la obligación, que quedará ó extinguida ó reducida á la parte que no sea cubierta.

1843
La excusión no tendrá lugar:

1º. Cuando el fiador renunció expresamente á ella:

2º. Cuando se obligó mancomunadamente con el deudor:

3º. En los casos de concurso ó de insolvencia probada del deudor:

4º. Cuando el deudor no pueda ser judicialmente demandado dentro del territorio de la República:

5º. Cuando el negocio para que se prestó la fianza, sea propio del fiador:

6º. Cuando se ignore el paradero del deudor, siempre que llamado éste por edictos, no comparezca, ni tenga bienes embargables en el Distrito ó en la California.

1844
Tanto la obligación solidaria como la renuncia.de la excusión deben constar expresamente en la fianza.

1845
Para que el beneficio de excusión aproveche al fiador, son indispensables los requisitos siguientes:

1º. Que el fiador alegue el beneficio luego que se le requiera de pago :

2º. Que designe bienes del deudor que basten para cubrir el crédito, que estén libres y desembargados, y que se hallen dentro del distrito judicial en que debe hacerse el pago:

3º. Que anticipe ó asegure competentemente los gastos de la excusión.

1846
Si el deudor adquiere bienes después del requerimiento, ó si se descubren los que hubiere ocultado, el fiador puede pedir la excusión, aunque antes no la haya pedido.

1847
El acreedor puede obligar al fiador á que haga la excusión en los bienes del deudor.

1848
Si el fiador, voluntariamente ú obligado por el acreedor, hace por sí mismo la excusión y pide plazo, el juez puede concederle el que crea conveniente, atendidas las circunstancias, de las personas y las calidades de la obligación.

1849
El fiador de prestación de hecho quedará libre de la obligación, cumpliendo lo que respecto del deudor principal establece el artículo 1542.

1850
El acreedor que, cumplidos los requisitos del artículo 1845, hubiere sido negligente en promover la excusión, queda responsable de los perjuicios que pueda causar al fiador, y éste libre de la obligación hasta la cantidad á que alcancen los bienes que hubiere designado para la excusión.

1851
Al el fiador es demandado simplemente como pagador principal, podrá hacer citar al principal deudor para defenderse y ser absuelto ó condenado juntamente con él.

1852
El fiador gozará del beneficio de la excusion, aunque la sentencia se haya pronunciado contra él y contra el deudor.

1853
El fiador que pagare por el deudor, podrá proceder contra éste ejecutivamente en virtud de la sentencia; y conforme á la naturaleza de la obligación, si el pago no se hubiere hecho en virtud de fallo judicial.

1854
La transacción entre el acreedor y el deudor principal, aprovecha al fiador, pero no le perjudica. La celebrada entre el fiador y el acreedor aprovecha, pero no perjudica al deudor principal.

1855
El que abona al fiador, goza del beneficio de excusión, tanto contra el fiador como contra el deudor principal.

1856
Abonan á un fiador los testigos que declaran de ciencia cierta en favor de su idoneidad.

1857
Si son varios los fiadores de un deudor por una sola deuda, responderá cada uno de ellos por la totalidad de aquella, no habiendo convenio en contrario; pero si sólo uno de los fiadores es demandado, podrá hacer citar á los demás para que se defiendan juntamente, ó de igual modo y en la proporción debida estén á las resultas del juicio.

1858
El fiador solidario que paga, tiene derecho de reclamar á los demás la parte que les corresponda. El que no fuere solidario, sólo tendrá acción contra el deudor por la parte que haya pagado.

1859
El beneficio de división no tiene lugar entre los fiadores:

1º. Cuando se renuncie expresamente:

2º. Cuando cada uno se ha obligado mancomunadamente con el deudor:

3º. Cuando alguno ó algunos de los fiadores son concursados ó se hallan insolventes; en cuyo caso se procederá conforme á los artículos 1774 y 1875:

4º. En el caso de la fracción 5º del artículo 1843:

5º. Cuando alguno ó algunos de los fiadores se encuentran en alguno de los casos señalados para el deudor en las fracciones 4ª y 6ª del referido artículo 1843.

1860
El fiador que pide el beneficio de división, sólo responde por la parte del fiador ó fiadores insolventes, si la insolvencia es anterior á la petición; y ni aun por esa misma insolvencia, si el acreedor voluntariamente hace el cobro á prorrata sin que el fiador lo reclame.

CAPITULO III
De los efectos de la fianza con relación al deudor y al fiador.

Art. 1861
El fiador que paga debe ser indemnizado por el deudor, aunque éste no haya prestado su consentimiento para la constitución de la fianza. Si ésta se hubiere otorgado contra la voluntad del deudor, no tendrá derecho alguno el fiador para cobrar lo que pagó.

1862
El fiador que paga por el deudor, debe ser indemnizado por éste:

1º. De la deuda principal:

2º. De los intereses respectivos desde que haya noticiado el pago al deudor, aun cuando éste no estuviere obligado por razón del contrato á pagarlos al acreedor:

3º. De los gastos que haya hecho desde que dio noticia al deudor de haber sido requerido de pago :

4º. De los daños y perjuicios que haya sufrido por causa del deudor.

1863
El fiador que paga, se subroga en todos los derechos que el acreedor tenía contra el deudor.

1864
Si el fiador hubiere transigido con el acreedor, no podrá exigir del deudor sino lo que en realidad haya pagado.

1865
Siendo dos ó más los deudores solidarios de una misma deuda, podrá el fiador pedir de cualquiera de ellos la totalidad de lo que hubiere pagado.

1866
Si el fiador hace el pago sin ponerlo en conocimiento del deudor, podrá éste oponerle todas las excepciones que podría oponer al acreedor al tiempo de hacer el pago.

1867
Si el deudor, ignorando el pago por falta de aviso del fiador, paga de nuevo, no podrá éste repetir contra aquel sino solamente contra el acreedor.

1868
Si el fiador ha pagado en virtud de fallo judicial, y por motivo fundado no pudo hacer saber el pago al deudor, éste quedará obligado á indemnizar á aquel, y no podrá oponerle más excepciones que las que sean inherentes á la obligación y que no hubieren sido opuestas por el fiador, teniendo conocimiento de ellas.

1869
Si la deuda fuere á plazo ó bajo condición, y el fiador la pagare antes de que aquel ó ésta se cumplan, no podrá cobrarla del deudor sino cuando fuere legalmente exigible.

1870
El fiador puede, aun antes de haber pagado, exigir que el deudor asegure el pago ó le releve de la fianza:

1º. Si fué demandado judicialmente por el pago:

2º. Si el deudor sufre menoscabo en sus bienes, de modo que se halle en riesgo de quedar insolvente :

3º. Si pretende ausentarse de la República:

4º. Si se obligó á relevarle de la fianza en tiempo determinado y éste ha trascurrido:

5º. Si la deuda se hace exigible por el vencimiento del plazo:

6º. Si han trascurrido diez años, no teniendo la obligación principal término fijo, y no siendo la fianza por título oneroso.

1871
En el caso del número quinto del artículo que precede, podrá también exigir el fiador que el acreedor proceda contra el principal deudor ó contra el mismo fiador, admitiéndole el beneficio de excusión, si tuviere lugar.

1872
Si el acreedor dentro de sesenta días contados desde la fecha en que se le haga el requerimiento, no demanda al deudor ni al fiador, éste queda libre de la obligación.

CAPITULO IV .
De los efectos de la fianza con relación á los fiadores entre si,

Art. 1873
Siendo dos ó más los fiadores del mismo deudor, y por la misma deuda, el que la hubiere pagado en su totalidad podrá exigir de cada uno de los otros la parte proporcional que le corresponda.

1874
Si alguno de los fiadores se hallare insolvente, se dividirá su cuota entre los demás á prorrata.

1875
Lo dispuesto en los dos artículos anteriores, sólo tendrá lugar si el pago de la deuda se ha exigido judicialmente, ó si el deudor principal está fallido.

1876
Los fiadores demandados por el que pagó, podrán oponer á éste las excepciones que podría alegar el deudor principal contra el acreedor, y que no fueren puramente personales del deudor ó del fiador que hizo el pago.

1877
El que abonó al fiador, en caso de insolvencia de éste, es responsable para con los otros fiadores, en los mismos términos en que lo sería el fiador abonado.

CAPITULO V
De la extinción de la fianza,

Art. 1878
Extinguida la obligación principal, se extingue la fianza, que también puede extinguirse como las demás obligaciones.

1879
Si la obligación del deudor y la del fiador se confunden, porque uno herede al otro, no se extingue la obligación del abonador.

1880
Si el acreedor acepta voluntariamente una finca ú otra cualquiera cosa en pago de la deuda, queda exonerado el fiador, aun cuando el acreedor pierda después por evicción la cosa que se le dió.

1881
Si el acreedor exonera á alguno de los fiadores sin consentimiento de los otros, quedarán todos ellos exonerados proporcionalmente de la obligación remitida.

1882
Los fiadores, aun cuando sean solidarios, quedan libres de su obligación si por culpa ó negligencia del acreedor no pueden, subrogarse en los derechos, privilegios é hipotecas del mismo acreedor.

1883
La prórroga ó espera concedida al deudor por el acreedor, sin consentimiento del fiador, extingue la fianza.

1884
La quita reduce la fianza en la misma proporción que la deuda principal, y la extingue en el caso de que, en virtud de ella, quede sujeta la obligación principal á nuevos gravámenes ó condiciones.

CAPITULO VI
De la fianza legal ó judicial,

Art. 1885
El fiador que haya de darse por disposición de la ley ó de providencia judicial, debe tener las cualidades prescritas en el artículo 1831.

1886
Si el obligado á dar fianza en los casos del artículo anterior, no la hallare, podrá dar en vez de ella una prenda ó hipoteca que se estime bastante para cubrir su obligación.

1887
El fiador judicial no puede pedir la excusión del deudor principal.

1888
El que abona á un fiador, no puede pedir la excusión de éste ni la del deudor.


0 Comentarios

Deja un comentario

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!