LEY 1993

TOMO CXVIII Ciudad Victoria, Tam., Sábado 30 de Enero de 1993
 

DECRETO Número 333, expedido por el Honorable Congreso del Estado, mediante el cual se expide la LEY DEL NOTARIADO PARA EL ESTADO DE TAMAULIPAS.
 

Al margen un sello con el Escudo Nacional que dice: “Estados Unidos Mexicanos.- Gobierno de Tamaulipas.- Poder Ejecutivo.- Secretaría General”
 
AMERICO VILLARREAL GUERRA, Gobernador Constitucional del Estado Libre y Soberano de Tamaulipas, a sus habitantes hace saber:
 

Que el Honorable Congreso del Estado se ha servido expedir el siguiente:

 
D E C R E T O No. 333

 
Por medio del cual se expide la Ley del Notariado para el Estado de Tamaulipas.
 

LA QUINCUAGESIMA CUARTA LEGISLATURA DEL CONGRESO CONSTITUCIONAL DEL ESTADO LIBRE Y SOBERANO DE TAMAULIPAS, en uso de las facultades que le confiere el Artículo 58 fracción I de la Constitución Política local, tiene a bien expedir el siguiente:
 

D E C R E T O No. 333

 
LEY DEL NOTARIADO PARA EL ESTADO DE TAMAULIPAS
 

DISPOSICIONES GENERALES .
 

ARTICULO 1o.- La función notarial es de orden público: En Tamaulipas está a cargo del Estado, quien. por conducto del Ejecutivo la delega a profesionales del Derecho, en virtud del fíat que para tal efecto les otorga de acuerdo con la facultad contenida en la fracción XXV del Artículo 91 de la Constitución Política del Estado, a fin de que la desempeñen en los términos de la presente Ley.

 
ARTICULO 2o.- El Notario es la persona investida de fe pública para hacer constar los actos y hechos a los que los interesados deban: o quieran dar autenticidad conforme a las Leyes, y autorizado para intervenir en la formación de tales actos y hechos, revistiéndolos de las formalidades legales.
 

ARTICULO 3o.- El Ejecutivo del Estado expedirá fíat a Notarios de número y patente a los aspirantes al Notariado.
 

ARTICULO 4o.- Los nombramientos de los Notarios y de los aspirantes al Notariado se publicarán por una sola vez en el Periódico Oficial del Estado.
 

ARTICULO 5o.- La oficina del Notario se denominará “Notaría Pública” y estará abierta por lo menos 6 horas diarias, cuando menos de lunes a viernes de cada semana. En el exterior de la Notaría se expresará el nombre, apellidos y número del Notario Titular.
 

ARTICULO 6o.- En el Estado de Tamaulipas, además de las Notarías Públicas ya existentes, podrán crearse otras o cubrirse las vacantes de acuerdo con el aumento de la población de la ciudad de su residencia y por el incremento de los negocios jurídicos y necesidades sociales, tomándose como mínimo 25,000 habitantes por cada Notaría. A tal efecto, el Ejecutivo del Estado, previa comprobación de lo señalado, podrá autorizar la creación de nuevas Notarías. Las Notarías se numerarán progresivamente.

 
ARTICULO 7o.- La jurisdicción del Notario es la del distrito judicial designado para el establecimiento de la Notaría. Por ningún motivo podrán cambiarse las Notarias de una jurisdicción a otra, salvo los casos previstos en el Artículo 6 de la Ley.
 

ARTICULO 8o.- El Notario no puede ejercer sus funciones fuera de los límites territoriales que le correspondan; pero los actos jurídicos que autorice pueden referirse a cualquier otro lugar. En los distritos judiciales en donde hubiere varios Notarios ejercerán sus funciones indistintamente.
 

ARTICULO 9o.- Cuando ocurra alguna vacante en las Notarías establecidas en el Estado; quedará a juicio del Ejecutivo del Estado decidir si es o no procedente otorgar Fíat a un nuevo Titular.
 

ARTICULO 10.- Podrán los Notarios ejercer su profesión de abogado y con el carácter de patrón y apoderado dirigir los asuntos particulares que se les encomienden y que sean inherentes a dicha profesión, pero en tales asuntos, cuando haya contienda, no deberán actuar con aquel carácter.
 

ARTICULO 11.- La función notarial es incompatible:

I.- Con todo empleo, comisión o cargo público, remunerados o no, distinto de la enseñanza y de la beneficencia.

II.- Con los empleos o comisiones de particulares que pongan al Notario en dependencia de alguna persona, aun cuando el cargo no sea retribuido.

III.- Con el ejercicio de la correduría, el comercio y la agencia de cambios.

IV.- Con el Ministerio de cualquier culto.
 

ARTICULO 12.- Cuando el Notario fuera electo para un cargo de elección popular o designado para el desempeño de un empleo, comisión o cargo público, cesará en sus funciones notariales a partir del momento en que los asuma. Deberá obtener previamente licencia del Ejecutivo para separarse de la Notaría antes de tomar posesión de su cargo. Dicha licencia no será negada. En el caso anterior, podrá actuar en la Notaria un adscrito si así lo deseara el titular durante el tiempo en que ocupe el cargo, prorrogándose la licencia al Notario y la autorización al adscrito por 30 días más, sin que aquél pierda los derechos de Notario. Si no solicita licencia ni propusiera adscrito, la Notaría quedará vacante y se estará a los términos del Artículo 90 de esta Ley.

DE LOS REQUISITOS PARA SER ASPIRANTE
AL NOTARIADO y NOTARIO

 
ARTICULO 13.- El Ejecutivo del Estado expedirá patente de aspirante al cargo de Notario a quien acredite las siguientes circunstancias:
 

I.- Ser mexicano por nacimiento, con 25 años cumplidos, estar en ejercicio de los derechos de ciudadano y tener buena conducta

 
II.- Ser abogado con la correspondiente cédula profesional y acreditar cuando menos 3 años de práctica profesional, a partir de la fecha del examen de licenciatura; estar en pleno ejercicio de sus derechos profesionales y con residencia en el Estado de 3 años por lo menos.
 

III.- Comprobar que, por lo menos, durante 8 meses ininterrumpidos e inmediatamente anteriores a la solicitud de examen, ha realizado prácticas notariales bajo la dirección y responsabilidad de algún Notario del Estado, cuyo titular avisará por escrito a la Dirección del Archivo General de Notarías el día en que el aspirante inicie la práctica. Asimismo, para 1a validez de las prácticas, notariales, comunicará el Notario en forma mensual dicha dependencia respecto de lo siguiente:
 

a).- El número de horas que haya practicado, las que en ningún caso serán menos de 10 a la semana.
 

b).- El tipo de actos o hechos jurídicos sobre los que haya versado la práctica notarial, especificándose en qué consistió ésta.

 
c).- La fecha de terminación de la misma.

 
IV.- No haber sido condenado por sentencia ejecutoriada por delito intencional; y
 

V.- Solicitar ante el Ejecutivo del Estado el examen correspondiente y ser aprobado en el mismo.
 

ARTICULO 14.- Ninguno de los requisitos que se fijan en el Articulo anterior es dispensable. La patente otorgada en contravención a estas disposiciones será nula y no producirá efectos legales algunos. El requisito de práctica se acreditará no sólo con el certificado del Notario sino también con el ofició de contestación de la Dirección del Archivo General de Notarías. El término a que se refiere la fracción III del Artículo anterior empezará a correr a partir de la fecha de este último oficio.
 

ARTICULO 15.- El otorgamiento de la patente a aspirante al cargo de Notario, se comunicará al Archivo General de Notarías y se publicará por una vez en el Periódico Oficial del Estado: debiendo registrar los aspirantes su firma en aquella oficina, en la Secretaría General de Gobierno.
 

ARTICULO 16.- Para obtener fíat de Notario se requiere:
 
I.- Tener patente de aspirante al Notariado en el Estado.
 
II.- Tener 30 años cumplidos; 5 años de habérsele expedido, Título profesional y 5 años de residencia en el Estado.
 
III.- No haber sido condenado en sentencia ejecutoriada por delito intencional.
 
IV.- Gozar de buena reputación Personal y profesional.
 
V.- Haber obtenido la calificación correspondiente en los términos del Artículo 25 de esta Ley.
 
Ninguno de los requisitos que se fijan en este Artículo es dispensable. La patente otorgada en contravención a esta disposición es nula y no producirá efecto legal alguno.

 
ARTICULO 17.- El Ejecutivo del Estado, personalmente o por correo certificado con acuse de recibo, notificará a los interesados en obtener la patente de aspirante o el fíat de Notario, el día y la hora para la celebración correspondiente, así como el lugar.
 

ARTICULO 18.- El interesado acreditará con las actas, constancias e informes necesarios, expedidos por las autoridades o instituciones que correspondan, los requisitos exigidos por los Artículos 13 y 16 de esta Ley. El Ejecutivo del Estado solicitará, en su caso, a las autoridades o a las instituciones que corresponda, los informes y constancias necesarios para verificar si el interesado satisface los requisitos correspondientes.

 
ARTICULO 19.- Son impedimentos para ingresar al Notariado:
 
I.- La incapacidad proveniente de trastornos en las facultades físicas que sean necesarias para el desempeño de la función notarial, o intelectuales normales del individuo.
 
II.- Haber sido condenado en sentencia ejecutoriada por delito intencional que amerite pena corporal.
 
III.- Haber sido declarado en quiebra o sujeto a concurso sin haber obtenido la declaratoria de no culpable.

DE LOS EXAMENES DE ASPIRANTES Y DE OPOSICION Y DEL OTORGAMIENTO DE LAS PATENTES Y FIATS RESPECTIVAS.

 
ARTICULO 20.- Los exámenes para obtener la patente de aspirante o el fiat de Notario, se desarrollarán en los términos previstos por esta Ley. Los interesados deberán cubrir los derechos que por concepto de examen fije la Ley de Ingresos del Estado.
 
 
 
 
 
 
 

ARTICULO 21.- Los exámenes de referencia se sustentarán ante un jurado integrado por 3 miembros, con sus respectivos suplentes, todos ellos licenciados en Derecho y con práctica o conocimiento de las funciones notariales, en la siguiente forma: Dos representantes del Ejecutivo del Estado, uno de los cuales será designado como Presidente y un representante del Colegio de Notarios del Estado, el que fungirá como Secretario.
 

No podrán formar parte del jurado los Notarios en cuyas Notarías hayan realizado sus prácticas el o los sustentantes, ni sus parientes en los términos de la fracción III del Artículo 35 de esta Ley.
 

ARTICULO 22.- El examen para la obtención de la patente de aspirante al ejercicio del Notariado consistirá en una prueba teórica y una práctica, que se realizarán el día, hora y lugar que oportunamente señale el Ejecutivo del Estado.

La prueba práctica consistirá en la redacción de un instrumento notarial y en su caso, el cálculo de los impuestos correspondientes, cuyo tema será sorteado de veinte propuestos por el Colegio de Notarios del Estado y aprobados por el Ejecutivo del Estado.
 

Los temas colocados en sobres cerrados; serán sellados por el Director General de Asuntos Jurídicos de la Secretaria General de Gobierno y por el Presidente del Colegio de Notarios del Estado.
 

La prueba, teórica consistirá en las preguntas o interpelaciones que los miembros del jurado harán al sustentante, sobre el caso jurídico notarial al que se refiera el tema que le haya correspondido.
 
Al concluir las interpelaciones, el jurado a puerta cerrada, calificará los exámenes y a continuación comunicará al sustentante el resultado.

 
ARTICULO 23.- El examen para obtener el fíat de Notario, que en todo caso será uno por cada Notaría vacante o de nueva creación, será de oposición cuando sean dos o más los solicitantes y consistirá en dos pruebas, una práctica y otra teórica.
 

La proposición, autorización y sellado de los temas de examen, se hará en los términos del Artículo anterior. Estos temas serán de los más frecuentes de la práctica notarial.

 
Para la prueba práctica, se reunirán los sustentantes en el lugar, día y hora que oportunamente señale el Ejecutivo del Estado. En presencia de un representante del Ejecutivo y de un Notario, ambos miembros del jurado, cada sustentante tomará uno de los sobres cerrados que guarden los temas, debiendo todos los examinados desarrollar el tema sorteado, en forma separada y sólo con el auxilio de un mecanógrafo, bajo la vigilancia de los miembros del jurado ante los que se haya hecho el sorteo.
 

Para el efecto dispondrán de 5 horas ininterrumpidas.
 
Al concluir el término, los jurados responsables de la vigilancia de la prueba, recogerán los trabajos hechos y los guardarán en sobres cerrados y firmados por los propios jurados y por los interesados.
 

ARTICULO 24.- La prueba teórica, que será pública, se efectuará el día, hora y lugar que previamente haya sido señalado por el Ejecutivo del Estado. Los aspirantes serán examinados sucesivamente en el orden en que hayan presentado su solicitud. Los aspirantes que no se presenten oportunamente a la prueba, perderán su turno y tendrán derecho en su caso, a presentar el examen cuando haya una nueva convocatoria.
 

El aspirante que no se presente a la siguiente convocatoria se le tendrá por desistido, salvo que justifique antes de que termine la oposición y a satisfacción del jurado, que su ausencia se debe a causa de fuerza mayor, en cuyo caso, se le fijará nuevo turno de examen.
 

Reunido el jurado, cada uno de los miembros interrogará al Sustentante sobre cuestiones de Derecho que sean de aplicación al ejercicio de las funciones notariales. Una vez concluido el examen de cada sustentante, el secretario del jurado dará lectura al trabajo práctico del mismo.
 
 
 
ARTICULO 25.- Concluida la prueba teórica de cada sustentante, los miembros del jurado emitirán separadamente y por escrito la calificación que cada uno de ellos otorgue a las pruebas práctica y teórica.
 

Los jurados calificarán cada prueba en escala numérica del 10 al 100 y promediarán los resultados. La suma de los promedios se dividirá entre 3, para obtener la calificación final, cuyo mínimo para aprobar será el de 85 puntos.
 

El jurado a puerta cerrada, determinará quién de los sustentantes aprobados resultó con mayor puntuación para recibir el fíat de Notario.
 

El secretario levantará el acta correspondiente que deberá, en todo caso, ser suscrita por los integrantes del jurado.
 

ARTICULO 26.- El Presidente del jurado, una vez tomada la decisión de este cuerpo sobre la calificación del sustentante o de quien resultó triunfador en el examen de oposición lo dará a conocer en público. Asimismo, en su caso, comunicará al Ejecutivo del Estado el resultado del examen, a quien remitirá la documentación relativa.

 
ARTICULO 27.- Concluido el procedimiento a que se refieren los Artículos anteriores, el Ejecutivo del Estado otorgará las patentes de aspirantes al Notariado a quienes hayan resultado aprobados en los términos del Artículo 22 de esta Ley. Asimismo, expedirá el fíat de Notario a quien le corresponda. de acuerdo con el Artículo 25 de esta Ley, indicando la fecha en que se les tomará la protesta legal del fiel desempeño de sus funciones.

 
El Ejecutivo del Estado expedirá las patentes y fíats, a que se refiere el Artículo anterior, a quienes hayan resultado triunfadores en los correspondientes exámenes, en un plazo que no excederá de 30 días hábiles contados a partir de la fecha de celebración de los mismos.

DEL EJERCICIO DEL NOTARIADO Y DE LA PRESTACION DEL SERVICIO.
 

ARTICULO 28.- Para que el Notario pueda actuar deberá previamente:

 
I.- Otorgar garantía por el equivalente a 500 días de salario mínimo general vigente en la capital del Estado a satisfacción de la Tesorería General del Estado.

 
II.- Proveerse a su costo de sello y protocolo.

 
III.- Registrar su sello y firma en los libros correspondientes de la Secretaría General de Gobierno, del Registro Público de la Propiedad, del Archivo General de Notarías.

 
IV.- Otorgar la protesta legal ante el Ejecutivo del Estado en la forma que se toma a los servidores públicos.

 
La garantía señalada en la fracción I podrá ser otorgada mediante fianza, hipoteca o depósito en numerario. En el segundo caso sólo podrá recaer en bienes raíces ubicados en el Estado y que se encuentren libres de gravámenes.
 

ARTICULO 29.- La garantía que otorgue el Notario se aplicará al pago de las multas que se impongan y al pago de la responsabilidad civil derivada de sus funciones.
 

ARTICULO 30.- Los nombramientos de los Notarios, de aspirantes al Notariado y adscritos a alguna Notaría se registrarán en los libros que al efecto llevarán, con el título de “Registro de Notarios”, la Secretaría General de Gobierno, el Registro Público de la Propiedad, el Archivo General de Notarias, el Colegio de Notarios del Estado y el Colegio de Notarios del Distrito Judicial que le corresponda. Los libros que contendrán las menciones necesarias para conocer con precisión todas las circunstancias de la Notaria y su titular, así como una muestra de la firma y sello del Notario. Se anotarán las separaciones temporales o definitivas y las designaciones para suplir esa faltas. Al terminar la separación del cargo se anotará también la razón correspondiente
 

ARTICULO 31.- El Notario debe comenzar a ejercer sus funciones dentro del plazo de 60 días después de que haya rendido protesta de su cargo. Al hacerlo dará aviso al público por medio del Periódico Oficial del Estado. y lo comunicará. a la Secretaría General de Gobierno, al Registro Público de la Propiedad y al Archivo General de Notarías.
 

ARTICULO 32.- Las atribuciones del Notario son:

 
I.- Redactar los instrumentos relativos a los hechos y actos jurídicos y los hechos materiales pasados. ante su fe.
 

II.- Llevar el protocolo en el que se contengan, firmados y autorizados, los instrumentos notariales a que se refiere la fracción anterior.
 

III.- Llevar el Apéndice del Protocolo formado con los anexos relativos a cada instrumento
 

IV.- Dar. fe de tener ante su vista situaciones de hecho a las que la Ley atribuya consecuencias de derecho.

 
V.- Compulsar documentos, dar fe de su existencia y ratificar las firmas que calzan los documentos privados, siguiendo las formas que establece la presente Ley.
 

VI.- Expedir testimonio de los instrumentos que obran en su protocolo.
 

VII.- Intervenir en la tramitación extrajudicial de sucesorios testamentarios, conforme a las disposiciones legales aplicables a cada caso.

 
VIII.- Actuar como árbitro o secretario en juicios arbítrales.
 

ARTICULO 33.- Los Notarios, en el ejercicio de su profesión, deben guardar reserva sobre lo pasado ante ellos y están sujetos a las disposiciones del Código Penal sobre el secreto profesional, salvo los informes obligatorios que deben rendir con sujeción a las leyes respectivas y de los actos que deban inscribirse en el Registro Público de la Propiedad, de los cuales podrán enterarse las personas que no hubiesen intervenido en ellos y siempre que a juicio del Notario tengan algún interés legitimo en el asunto y que no se haya efectuado la inscripción respectiva.
 

ARTICULO 34.- En el ejercicio de su función, el Notario orientará y explicará a los otorgantes y comparecientes el valor y las consecuencias legales de los actos que él vaya a autorizar.
 

ARTICULO 35.- El Notario está obligado a ejercer sus funciones siempre que sea requerido para ello, pero debe rehusarse en los casos siguientes:
 

I.- Si el acto cuya autorización se le pide está prohibido por la Ley o si es contrario a las buenas costumbres o si su autorización legal corresponde exclusivamente a algún otro funcionario.

 
II.- Si intervienen como partes su cónyuge, sus parientes consanguíneos o por afinidad en línea recta sin límite de grado o en la colateral hasta el cuarto grado inclusive, o su concubina.

 
III.- Si el acto contiene disposiciones o estipulaciones que beneficien al Notario o a alguno de los parientes que expresa la fracción anterior, o personas de quienes algunos de ellos fuera apoderado o representante legal en el acto que se trata de autorizar.

 
IV.- Si el objeto del acto es física o legalmente imposible.
 

ARTICULO 36.- El Notario puede excusarse de actuar:
 

I.- En días festivos, sábados y domingos o en horas que no sean de oficina a no ser de que se trate de testamento u otro acto de urgencia inaplazable y en los casos previstos en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales y en la Ley Electoral para el Estado de Tamaulipas.
 

II.- Si alguna circunstancia le impide atender con imparcialidad el asunto que se le encomienda.
 

III.- Si no se le anticipan los gastos, excepto en el caso de testamento urgente y en asunto de carácter electoral.

 
ARTICULO 37.- Los Notarios no pueden ejercer sus funciones mientras la Notaría esté a cargo del Adscrito.

ARTICULO 38.- Los Notarios no serán remunerados por el erario si no que tendrán derecho a cobrar sus honorarios a los interesados, de acuerdo con el arancel.

 
ARTICULO 39.- Los Notarios no podrán recibir ni conservar en depósito sumas de dinero ni documentos, que representen numerario, con motivo de los actos o hechos en que intervengan, excepto las cantidades destinadas al pago de los impuestos y derechos que causen, las operaciones en que intervengan.
 

ARTICULO 40.- Los aspirantes a quienes se hubiere expedido patente podrán actuar como Adscritos en cualquier Notaría del lugar donde radiquen; pudiendo existir en ellas hasta dos Adscritos, pero éstos no podrán serlo sino de una sola Notaría. El acuerdo para actuar como Adscritos a alguna Notaría será extendido por el Ejecutivo del Estado a solicitud del Notario Titular y se publicará en el Periódico oficial del Estado, comunicándose al Archivo General de Notarías, al Registro Público de la Propiedad.
 

ARTICULO 41.- Los Notarios podrán ser suplidos en sus funciones por Adscritos. Si la ausencia del Notario es inferior a 30 días bastará que el titular dé aviso al Ejecutivo del Estado manifestando quién es el Adscrito que se hará cargo de la Notaría y subsistirán, respecto a los actos en que intervenga el Adscrito, las garantías otorgadas, sin que se requiera autorización del Ejecutivo del Estado, en cada ocasión, para que el Adscrito actúe en funciones de Notario. Si la ausencia del Notario es por término mayor de 30 días, será necesario que el Notario titular solicite del Ejecutivo del Estado, otorgue al Adscrito la autorización para actuar en funciones de Notario, expresando conformidad para que subsistan o no las garantías otorgadas. Si tuviere varios Adscritos, el Notario elegirá al que deba suplirlo. En caso de que el Notario exprese no estar conforme con que subsistan las garantías que tenga otorgadas, antes de iniciar sus funciones, deberá el Adscrito otorgar la garantía la forma establecida para los Notarios.
 

ARTICULO 42.- Los Adscritos cuando actúen en funciones de Notario percibirán los honorarios en la forma que establece el Artículo 38 de esta Ley
 

ARTICULO 43.- Las incompatibilidades y autorizaciones a que se refieren los Artículos 11 y 12 de esta Ley se entienden establecidas igualmente para los Adscritos; las atribuciones y obligaciones que esta Ley establece para los Notarios se aplicarán a los Adscritos cuando los suplan en sus funciones.
 

Los Adscritos no podrán anunciarse públicamente como tales, ni usarán papelería membretada a su nombre, ni podrán expedir constancias de práctica notarial, ni podrán actuar en los casos de impedimento del Notario titular.
 

ARTICULO 44.- La antigüedad en el desempeño del cargo del Adscrito a una Notaria no da, al que la tiene, derecho alguno de prioridad para ocupar las vacantes que ocurran en las Notarias que funcionan en el Estado
 

ARTICULO 45.- Cuando ocurra alguna de las causas por las que termina el cargo de Notario, el Adscrito de la Notaria perderá su calidad de tal.
 

ARTICULO 46.- Es atribución del Adscrito auxiliar al Notario en el desempeño de las funciones en los términos de esta Ley.

 
ARTICULO 47.- En los Distritos judiciales en donde no hubiere Notario de número en ejercicio, desempeñará las funciones de Notario el Juez de Primera Instancia del número primero en orden y del Ramo Civil. Para ejercer funciones notariales se requerirá autorización expresa del Ejecutivo del Estado en su caso.

DE LOS CONVENIOS DE SUPLENCIA Y DE LA ASOCIACION DE NOTARIOS

 
ARTICULO 48.- Los Notarios podrán celebrar convenio de suplencia con otro Notario para que, recíprocamente, se cubran sus ausencias temporales, el Notario designado como suplente no podrá suplir a ninguno de los demás.

 
El Notario que actúa en el Protocolo del Notario ausente, tendrá todas y cada una de las atribuciones y funciones legales de éste en el ejercicio de su cargo
 

ARTICULO 49.- Los convenios o las designaciones de Suplencia, serán autorizados por la Secretaría General de Gobierno del Estado e inscritos en el Registro Público de la Propiedad, y se publicarán por una sola vez, en el Periódico Oficial del Estado
 

ARTICULO 50.- Cada Notaría será atendida por un Notario, podrán asociarse los notarios por el tiempo que estimen conveniente, siempre que sus Notarias estén ubicadas en el mismo Distrito Judicial.
 

Los Notarios asociados podrán actuar indistintamente en un mismo protocolo, que será el del Notario más antiguo y, en caso de disolución del convenio de Asociación, cada Notario seguirá actuando en su propio protocolo.
 

Será motivo de la suspensión de los efectos del convenio de Asociación cuando uno de los Asociados sea designado para ocupa un cargo público.
 

La falta definitiva de cualquiera de los Notarios que se encuentren asociados, será causa de la terminación y del convenio de asociación, y el Notario que no quede en funciones, continuara usando el mismo protocolo en que se haya actuado.
 

Si el protocolo perteneciera al notario faltante, el que se encuentre en funciones deberá gestionar dentro de los 60 días siguientes ante el Ejecutivo del Estado el cambio de número de su patente y proveerse de nuevo sello con el número de la Notaría correspondiente al Notario faltante; mientras tanto, seguirá actuando en el mismo protocolo con su número y sello anteriores; la Notaria correspondiente al Notario que substituya al que falte, quedará vacante.

 
Los convenios de asociación y la disolución de los mismos por cualquier causa, deberán aprobarse por la Secretaria General de Gobierno, notificarse al Registro Público de la Propiedad haciéndose la publicación que corresponda, por una sola vez, en el Periódico Oficial del Estado.
 

DE LA SEPARACION TEMPORAL Y SUBSTITUCION DEL NOTARIADO
 

ARTICULO 51.- En los casos de enfermedad o algún otro motivo grave que imposibilite al Notario temporalmente para el desempeño de su oficio, el Ejecutivo del Estado autorizará la suspensión de las funciones por el tiempo que dure el impedimento.
 

ARTICULO 52.- Los Notarios podrán separarse del ejercicio de sus funciones o ausentarse del lugar de su residencia, hasta por un mes en forma consecutiva, sin necesidad de solicitar licencia del Ejecutivo del Estado, independientemente de que actúe o no un Adscrito.
 

Si la ausencia del Notario excede de un mes deberá tener autorización del Ejecutivo del Estado.

En ambos casos podrá actuar un Adscrito en los términos de esta Ley. Si la ausencia no excede de un mes podrá conservarse el Protocolo en el despacho de la Notaría y si pasare de este término deberá depositarlo en el Juzgado de Primera Instancia del Ramo Civil del Distrito Judicial que corresponda, y si hubiere varios, en el primero en orden; en la capital del Estado el Protocolo y el sello del Notario titular se depositarán en el Archivo General de Notarías. Si fuere suplido en sus funciones por un Adscrito el Protocolo se conservara en la Notaria.
 

ARTICULO 53.- El Notario tiene derecho a que el Ejecutivo del Estado le otorgue Licencia para estar separado de su cargo hasta por el término de un año renunciable, independientemente de los otros casos previstos.
 

ARTICULO 54.- Al ocurrir la ausencia temporal del Notario, si hubiere Adscrito u obtuviere la autorización para actuar lo hará en el Protocolo y con el sello del Notario titular.
 

ARTICULO 55.- El Ejecutivo del Estado impondrá la suspensión temporal del Notario:

I.- Como sanción administrativa por faltas leves en el ejercicio de sus funciones notariales, siguiendo los trámites establecidos por la presente Ley.
 

II.- Cuando el Notario sea declarado formalmente preso por delito que amerite pena corporal, mientras no se pronuncie sentencia definitiva.

En los casos previstos en este Artículo, no podrá actuar el adscrito en funciones de Notario y se .procederá al depósito del Protocolo y sello.
 

DE LA SEPARACION DEFINITIVA y TERMINACION
DEL CARGO DE NOTARIO
 

ARTICULO 56.- La función de Notario termina y da lugar a la cancelación del fíat en los siguientes casos:

I.- Por muerte del Notario.

II.- Por renuncia del Notario.

III.- Por resolución del Ejecutivo del Estado, fundada en las causas que establece la presente Ley.
 

ARTICULO 57.- Son causas para motivar la cancelación del fíat de Notario:

I.- La disminución de la garantía otorgada a menos de la mitad del monto exigido en el Artículo 28 fracción I de esta Ley si el Notario no la amplía en un término de 30 días, después de que sea requerido para ello por el Ejecutivo del Estado.
 

II.- La falta de probidad comprobada por sentencia que condene al Notario por delitos de falsedad o patrimoniales.
 

III.- Las faltas graves en ejercicio de las funciones notariales infringiendo las obligaciones impuestas al Notario en la presente Ley.
 

IV.- No desempeñar personalmente el Notario las funciones que le corresponden.
 

V.- La sentencia judicial que imponga la pena de suspensión definitiva de la función.
 

VI.- La aceptación por el Notario de algún otro empleo público o privado de los que son incompatibles en su calidad de tal.
 

VII.- Ausentarse el Notario por término mayor de 30 días del distrito judicial que le corresponda sin licencia del Ejecutivo del Estado o separarse del ejercicio de sus funciones por término mayor del autorizado por la Ley.
 

ARTICULO 58.- El Ejecutivo del Estado acordará la separación definitiva del cargo de Notario cuando ocurra algún impedimento físico o mental permanente del Notario, o cuando se declare su interdicción por sentencia ejecutoriada.
 

ARTICULO 59.- La renuncia del Notario y la separación definitiva en el cargo anterior no lo imposibilitan para volver a obtener el fiat de Notario, pero si la separación ocurrió por cancelación en los términos de esta Ley, no podrá obtener nuevo fíat de Notario.
 
 

ARTICULO 60.- Queda sin efecto el nombramiento del Notario si no se encarga del ejercicio de sus funciones o si no fija el lugar de su residencia en el distrito judicial que le corresponda dentro de 30 días a partir de la fecha de la protesta y no podrá otorgarse nuevo nombramiento al interesado.
 
 
ARTICULO 61.- La renuncia del Notario deberá formularse por escrito, ante el Ejecutivo del Estado, y se entenderá tácitamente aceptada si no se dicta acuerdo en contrario en un término de 30 días.

 
ARTICULO 62.- Cuando el Notario deje de prestar sus servicios definitivamente por cualquier causa, el Ejecutivo del Estado expedirá una nota comunicando el hecho y la publicará en el Periódico Oficial del Estado, procediéndose a la clausura del Protocolo y al depósito del sello en el Archivo General de Notarías.
 

ARTICULO 63.- Cuando se promueva judicialmente la interdicción de un Notario, el Juez comunicará inmediatamente al Ejecutivo del Estado la iniciación del procedimiento y en su oportunidad, la resolución que dicte.
 

ARTICULO 64.- El Juez que instruya causa criminal a un Notario por delitos intencionales, remitirá inmediatamente al Ejecutivo del Estado copias certificadas del auto de formal prisión y oportunamente de la resolución definitiva. Lo mismo hará en cualquier causa criminal por la que se imponga al Notario la pena de destitución del cargo.
 

ARTICULO 65.- Los encargados de las oficinas del Registró Civil a quienes se diere aviso del fallecimiento de un Notario remitirán inmediatamente al, Gobernador del Estado, copia certificada del acta. de defunción.
 

ARTICULO 66.- La cancelación del fíat por el Ejecutivo del Estado al Notario tendrá carácter de sanción administrativa y para dictarla se seguirá el trámite establecido por esta Ley.

 
ARTICULO 67.- Solamente se acordará la cancelación de la garantía constituida por el Notario si se llenan los siguientes requisitos:

I.- Que el Notario haya cesado definitivamente en el ejercicio de sus funciones.

II.- Que no haya queja alguna que importe responsabilidad pecuniaria para el Notario, pendiente de resolución.

III.- Que se solicite después de un año de la cesación del Notario, por el mismo o por parte legítima.

IV.- Que se publique la petición por una sola vez en el Periódico Oficial del Estado.

V.- Que no se presente oposición fundada por algún interesado.

En caso de oposición, la autoridad judicial resolverá lo procedente en juicio sumario.

DEL SELLO DEL NOTARIO
 

ARTICULO 68.- El sello del Notario deberá ser en forma circular en un diámetro de 4 centímetros y llevará en el centro el Escudo Nacional con la inscripción ”Estados Unidos Mexicanos”, que formará el semicírculo superior.

Abajo del Escudo Nacional, el nombre, apellidos, número y lugar de residencia del Notario.
 

ARTICULO 69.- El sello del Notario sólo podrá usarse en los documentos o actos en que éste intervenga en el ejercicio de su función notarial.
 

ARTICULO 70.- Si se pierde o altera el sello, el Notario deberá proveerse de uno en el Archivo General de Notarías, el cual tendrá un signo especial que lo distinga del anterior.
 
 
ARTICULO 71.- Si apareciera el sello perdido no podrá hacerse uso de él y el Notario lo entregará personalmente al Archivo General de Notarías para que se destruya, levantándose un acta en que conste la diligencia respectiva. Un ejemplar del acta será depositada en el Archivo General de Notarías y otra la conservará el Notario.

DEL PROTOCOLO. SU APENDICE E INDICE
 

ARTICULO 72.- Protocolo es el libro o juegos de libros autorizados por la Dirección del Archivo General de Notarías, en los que el Notario, durante su ejercicio, asienta y autoriza con las formalidades de la presente Ley, las escrituras y actas notariales que se otorgaren ante su fe.

También forma parte del Protocolo el Libro de Control de Actos de certificaciones y verificaciones, de características similares a la que establece la presente Ley, para el exclusivo objeto de anotar en forma progresiva, con estricta observancia la fecha de la certificación, los actos que no están sujetos a protocolización obligatoria, indicando sucintamente los nombres de los otorgantes y testigos y la naturaleza del acto.
 

ARTICULO 73.- Los Notarios podrán llevar su Protocolo, a su elección, como Protocolo Cerrado o Protocolo Abierto. En todo caso, deberán comunicarlo por escrito a la Dirección del Archivo General de Notarías, con un plazo de 30 días de anticipación.
 

ARTICULO 74.- Protocolo Cerrado es el libro o juego de libros encuadernados previamente a su autorización.
 

ARTICULO 75.- Protocolo Abierto es el juego o juegos de hojas, foliadas progresivamente con la impresión del volumen a que correspondan, y el nombre del titular de la notaría y su número autorizadas previamente a su utilización, que deberán ser encuadernadas en libro o juego de libros, al cierre del Protocolo. Los folios deberán utilizarse en forma progresiva por ambas caras y los instrumentos que se asienten en ellos se ordenarán en forma sucesiva y cronológica.

Todo instrumento se iniciará al principio de un folio. Si al final del último folio empleado para éste queda espacio, después de las firmas y autorización, se empleará para asentar las notas, complementarias consistentes en las que esta misma Ley señala que deben de hacerse marginalmente en el Protocolo Cerrado.

Si en el último folio en donde conste el instrumento no hay espacio para las notas complementarias, se podrá utilizar el folio siguiente o se pondrá razón de que las notas complementarias se continuarán en hoja por separado, la cual se agregará al apéndice.
 

ARTICULO 76.- El Notario podrá elegir libremente el número de libros o juegos de hojas que se lleven a la vez en la Notaría, pero no podrá exceder de diez volúmenes.
 

ARTICULO 77.- Cuando se lleven varios libros o juegos de hojas del Protocolo a la vez, se numerarán progresivamente y se usarán por ese orden, pasando de un libro o juego a otro en cada escritura o acta, hasta llegar al último, volviendo de éste al primero.
 

ARTICULO 78.- El Notario llevará una carpeta por cada volumen del Protocolo en la cual irá depositando los documentos. Estos documentos se arreglarán por legajos, poniéndose en cada uno de ellos el número que corresponda al del instrumento a que se refiere y una letra del alfabeto que lo señale y distinga de los otros que forman el legajo, esta carpeta, se llamará Apéndice.

La numeración de los instrumentos notariales será progresiva desde el primer volumen en adelante, es decir, sin interrumpirla de un volumen a otro, aun cuando no pase alguno de dichos instrumentos.
 

ARTICULO 79.- Los expedientes que se protocolicen por mandato judicial se devolverán al Juzgado de su origen, debiendo dejar claramente establecido en dicha protocolización los datos del Juzgado que lo remitió, número de expediente y juicio de que se trate.
 

ARTICULO 80.- No deben desglosarse los documentos del Apéndice.
 

ARTICULO 81.- Los libros o juegos de hojas para el Protocolo los obtendrá directamente el Notario a su costa y podrá solicitar su autorización, con la anticipación debida, del Archivo General de Notarías, a fin de no interrumpir las funciones notariales.
 

ARTICULO 82.- Los libros para el Protocolo Cerrado estarán encuadernados y empastados sólidamente; constarán de ciento cincuenta fojas o sean trescientas páginas, y una hoja más al principio y sin numerar, destinada al título del libro.
 

ARTICULO 83.- Cada juego para el Protocolo Abierto constará de ciento cincuenta hojas o de trescientas páginas, y una hoja más al principio, sin numerar, destinada al título del libro.

Las fojas o folios del Protocolo Abierto medirán treinta y cuatro centímetros de largo por veintiún centímetros y medio de ancho, aproximadamente. Al escribirse en ellas se dejará en blanco un espacio de cuatro y medio centímetro de ancho, aproximadamente, al margen izquierdo del anverso del folio, y de dos centímetros al margen derecho, para proteger lo escrito.

Se dejará, asimismo, un espacio de dos centímetros por el margen izquierdo del reverso del folio y cuatro centímetros y medio al margen derecho, para facilitar su encuadernación.
 

ARTICULO 84.- Las hojas del Protocolo Cerrado medirán treinta y cinco centímetros de largo por veinticinco de ancho en su parte utilizable, aproximadamente. Al escribirse en ellas se dejará en blanco una tercera parte, a la izquierda, separada por medio de una línea de tinta roja para poner las razones y anotaciones que legalmente deban hacerse. Cuando se agote ésta parte se pondrá razón de que las anotaciones se continúan en hoja por separado agregada al Apéndice y destinada especialmente para ello.

Además, se dejará siempre en blanco una faja de 2.5 centímetros, aproximadamente, de ancho por el lado del doblez del libro y otra igual a la orilla para proteger lo escrito.
 
 
ARTICULO 85.- En la primera y en la última página útil el Director del Archivo General de Notarías pondrá razón sellada y rubricada haciendo constar el lugar, la fecha y el número que corresponda al volumen de los que vaya utilizando el Notario durante su ejercicio, el número de páginas útiles, inclusive la primera y la última, el número ordinal, nombre y apellido del Notario, el lugar de residencia del Notario, y la expresión de que ese libro o juego de hojas Solamente podrá utilizarse por el Notario a quien se entrega o por quien lo substituya en sus funciones conforme a la Ley. De todo esto se conservará constancia en el Archivo General de Notarías.
 

ARTICULO 86.- Los instrumentos se asentarán mediante cualquier procedimiento de impresión firme e indeleble.

La parte utilizable, tanto en el Protocolo Abierto como en el Cerrado, deberá de aprovecharse al máximo posible, sin dejar espacios en blanco, y las líneas que se impriman deberán, de estar a igual distancia unas de otras, salvo las que se escriban entre líneas, para corregir lo testado.

Cuando se inutilice un folio del Protocolo Abierto se cruzará con líneas de tinta y se colocará al final del respectivo instrumentos. El Notario asentará la razón de la inutilización del folio, antes de las firmas.
 

ARTICULO 87.- Al comenzar a hacer uso de una hoja del Protocolo se pondrá el sello del Notario en la parte superior, lado izquierdo del frente.
 

ARTICULO 88.- El Notario abrirá cada volumen de su Protocolo cuando vaya a usar de él, poniendo inmediatamente después de la razón del Director del Archivo General de Notarías, otra en la que exprese su nombre, apellido y número que le corresponde, así como el lugar y la fecha en que abrió el libro o juego de hojas, con su sello y firma.

 
ARTICULO 89.- Cuando haya cambio de Notario titular en una Notaría después de asentar las razones a que se refiere el Artículo anterior, se hará constar el nombre del que va a actuar en cada uno de los volúmenes que estuvieren en uso, firmando el Notario que se separa y el nuevo titular.
 

ARTICULO 90.- En el Protocolo Cerrado no se dejará más espacio entre cada instrumento que el indispensable para las firmas, autorizaciones y sellos; sin embargo, cuando el Notario quiera sacar testimonio fotográfico o utilice algún sistema de impresión que requiera usar desde el principio de una página iniciará sus escrituras y actas en esa forma, debiendo cruzar con líneas de tinta, fuertemente grabadas, el espacio que queda entre la terminación de la escritura y la parte inferior de la hoja..
 

ARTICULO 91.- Por ningún motivo podrán sacarse los libros del Protocolo de la oficina de la Notaría, ya sea que esté en uso o concluido, sino es por el mismo Notario o su Adscrito, en las veces que actúe, y sólo para los casos determinados en la presente Ley o para recoger firmas a las partes dentro de la jurisdicción territorial del Notario. Las exhibiciones del Protocolo se efectuarán en la oficina del Notario y siempre en presencia de él.

 
ARTICULO 92.- Los Notarios guardarán en su archivo los libros cerrados de su Protocolo, durante cinco años contados desde la fecha en que el Archivo General de Notarías o el Juzgado de Primera Instancia de su jurisdicción, en su caso, ponga la certificación de cierre. A la expiración de este término el Notario entregará los libros respectivos al Archivo General de Notarías, en donde quedarán definitivamente.
 

ARTICULO 93.- Los Apéndices de cada libro de Protocolo se entregarán al mismo tiempo que el libro a que corresponda y se depositarán seguidamente de éste, en el Archivo General de Notarías.
 

ARTICULO 94.- El Director del Archivo General de Notarías dará aviso al Ejecutivo del Estado cuando los Notarios no cumplan la obligación de entregar el Protocolo en la forma que lo establece el Artículo 90 de esta Ley.

 
ARTICULO 95.- Los Protocolos pertenecen al Estado y los Notarios los tienen sólo en depósito, bajo su estrecha responsabilidad. No podrán manifestarse a ninguna persona sino en el caso de inspección o visita ordenada legalmente por alguna autoridad competente. Los instrumentos en particular, sólo podrán mostrarse a los interesados y a quienes los representen legalmente.
 
 
 
ARTICULO 96.- Independientemente del Protocolo los Notarios tendrán la obligación de llevar un Índice por duplicado en cada juego de libros, de todos los instrumentos que autoricen, por orden alfabético de apellidos de cada otorgante y de su representado, con expresión del número del instrumento, naturaleza del acto o hecho, página, volumen y fecha. Cuando llegue el evento de entregar los libros de Protocolo al Archivo General de Notarías se entregará un ejemplar de dicho Índice a la misma oficina y el otro lo conservará el Notario.
 

ARTICULO 97.- Cuando ocurra el fallecimiento del Notario o se separe definitivamente del cargo, los libros se depositarán en el Archivo General de Notarías. Quienes indebidamente conserven un Protocolo que debiera depositarse se harán acreedores a las sanciones que establece esta Ley.
 

ARTICULO 98.- Los Apéndices se encuadernarán ordenadamente y se empastarán en volúmenes a más tardar dentro de los 60 días hábiles siguientes al cierre de los volúmenes del Protocolo.
 

ARTICULO 99.- Al principio y al fin de cada Apéndice se hará constar el número de legajos y el de documentos contenidos en él, así como el número del volumen del Protocolo al que pertenece.
 

ARTICULO 100.- Cuando ya no se pueda dar cabida a otro instrumento más en el libro o juego de libros, se procederá a inutilizar por medio de líneas cruzadas de tinta fuerte las hojas en blanco que hayan sobrado y a cerrar el Protocolo, poniendo el Notario razón de la clausura, con expresión del número de hojas utilizadas y las cruzadas, instrumentos autorizados en el libro, lugar y fecha en que se cierre, así como razón de los instrumentos que no pasaron, los que estén pendientes de firma o autorización, enumerándolos y señalando el motivo por el que están pendientes. Después de que se ponga la razón autorizada con la firma y sello del Notario, éste comunicará el hecho al Archivo General de Notarías, con las expresiones antes mencionadas, agregando al apéndice del libro o del último libro del juego la copia sellada del comunicado.
 

ARTICULO 101.- Cuando ya no se pueda dar cabida a otro instrumento más en el libro o juego de libros del Protocolo Abierto, se procederá a cerrar el protocolo en los términos y con los requisitos establecidos en la primera parte del Artículo anterior.

Dentro de los 90 días hábiles siguientes a la fecha, en que se cierre el Protocolo, se procederá a su encuadernación en el libro o juegos de libros, bajo la más estricta vigilancia del Notario, debiendo observarse que los libros queden encuadernados y empastados sólidamente. Después de que se ponga la razón a que se refiere el párrafo que antecede y que se encuadernen y empasten, se procederá de acuerdo a lo establecido en la parte final del Artículo anterior.
 

ARTICULO 102.- Cuando el Notario lleve varios libros o juegos de hojas a la vez, al cerrar uno deberán cerrarse todos, procediendo en los términos de los Artículos 100 y 101 de esta Ley. El Notario podrá solicitar y obtener un nuevo juego de libros o juego de hojas, antes de que se agote el anterior, a fin de no suspender la función notarial.

DE LA CLAUSURA DEL PROTOCOLO

 
ARTICULO 103.- Cuando por cualquier circunstancia haya lugar a clausurar el Protocolo y no se trate del cambio normal de los libros por haberse terminado, la diligencia se efectuará siempre con la intervención de un representante del Ejecutivo del Estado. El interventor designado al cerrar los libros o juegos de hojas del Protocolo procederá a poner la razón a que se refiere el Artículo 98 de esta Ley en cada libro o juego, agregando además la causa que motive el acto y todas las circunstancias que estime convenientes, suscribiendo dicha razón con su firma.

 
ARTICULO 104.- El interventor que fuera designado para participar en la clausura de un Protocolo, cuidará de que, en el inventario correspondiente, se incluyan todos los libros que conforme a la Ley deben llevarse los testamentos cerrados que se tuvieren en guarda, con la expresión del estado de sus cubiertas y sello, los títulos, expedientes y cualesquiera otros documentos del archivo. Además, formará otro inventario de los muebles, valores y documentos personales del Notario para que sean entregados a quien corresponda.

 
ARTICULO 105.- Al clausurarse un Protocolo, tomadas las medidas que se establecen en los Artículos que anteceden, se procederá a remitir los libros, inventarios y documentos de la Notaria al Archivo General de Notarías para su guarda.

El Director del Archivo General de Notarías asentará en los libros o juegos de hojas la razón de recibo, a continuación de la clausura.
 

ARTICULO 106.- El Notario que se encuentre en la situación a que se refieren los Artículos anteriores, tiene derecho, a asistir a la clausura del Protocolo; y si la separación es por causa de delito, asistirá a la clausura, inventario y entrega, el Agente del Ministerio Público que designe el Procurador General de Justicia.
 

DE LOS INSTRUMENTOS NOTARIALES.
 

ARTICULO 107.- Instrumentos públicos notariales son los documentos originales que el Notario asienta en su Protocolo y formaliza autorizándolos con su firma y sello.
 

ARTICULO 108.- Los instrumentos relativos a actos jurídicos celebrados ante la fe notarial se denominan escrituras.

 
ARTICULO 109.- Los instrumentos relativos a hechos jurídicos y actuaciones notariales se denominan actas.
 

ARTICULO 110.- Todos los instrumentos se numerarán progresivamente escribiéndose su número con letras.
 

ARTICULO 111.- Al margen de los instrumentos consignados en el Protocolo Cerrado y después de las firmas y autorizaciones en el caso del Protocolo Abierto, se escribirá con guarismos su número y fecha, se hará mención de la clase de hecho o nombre del acto a que se refiere y se escribirán los nombres de los otorgantes.
 

ARTICULO 112.- Se anotarán además marginalmente en el Protocolo Cerrado y como notas complementarias en el Protocolo Abierto, los avisos que se den de haber otorgado el instrumento, los testimonios que se expidan, su fecha y causa que los motivó, modificaciones que sufra el acto por otro posterior o por orden judicial.
 

ARTICULO 113.- Las anotaciones marginales y complementarias llevarán la media firma del Notario.
 

ARTICULO 114.- No se podrá revocar, rescindir o modificar el contenido de una escritura notarial por simple razón al margen de ella o como nota complementaria, sino que habrá que extender nueva escritura y anotarse después en la antigua.
 

ARTICULO 115.- El Notario que autorice una escritura relativa a otra u otras anteriores existentes en su Protocolo, cuidará de que se hagan las anotaciones correspondientes.
 

ARTICULO 116.- El Notario tiene la obligación de redactar personalmente los instrumentos y guardar el secreto profesional hasta el momento de su firma, sin que aquella obligación implique la de escribir por si mismo en el Protocolo.
 

ARTICULO 117.- El Notario que haya comenzado a redactar el instrumento será el único que pueda continuarlo hasta que se autorice en definitiva, pero si lo hubiere autorizado preventivamente, quien lo suceda en sus funciones podrá autorizarlo en definitiva si en el intervalo el Notario ha dejado de tener ese carácter.
 

ARTICULO 118.- En la redacción de los instrumentos se observarán las siguientes formalidades:

I.- Se escribirán en castellano y letra clara, sin abreviaturas ni guarismos, a no ser que se transcriban documentos o se escriba la misma cantidad en letra.

II.- Se escribirá en renglones seguidos sin dejar espacios en blanco ni huecos. Cuando queden espacios en blanco por razón de la escritura se cubrirán con líneas de tinta fuertemente grabadas antes de firmar un documento.

III.- Se prohiben las enmendaduras, raspaduras o empleo de substancias que hagan desaparecer lo escrito. Cuando alguna palabra o frase sean escritas equivocadamente se encerrarán dentro de un paréntesis y se testarán cruzándose con una línea delgada por en medio, de modo que permita su lectura. Cuando una palabra se omita o deba substituir a una testada, se pondrá entre renglones. En todo caso, al final de lo escrito salvarán las palabras testadas y entrerrenglonadas, haciendo constar cuales y cuantas son las que valen y cuales son las que no valen y las que substituyan a estas últimas.

IV.- El espacio en blanco que quede antes de las firmas de la escritura se llenará con líneas de tinta.

V.- Los documentos se insertarán en lo conducente en forma textual. Previo su cotejo por el Notario se devolverán a las partes o se agregarán al Apéndice, en su caso, haciéndolo constar así el Notario con mención clara del número del legajo y letra que le corresponda.

VI.- El Notario iniciará la redacción de los instrumentos expresando su nombre y apellido, su número, el lugar en que se extiende el instrumento, la fecha y la hora en que se otorga tomando al efecto la hora en que se inició. La redacción expresará el nombre y apellidos, edad, estado civil, lugar de origen, nacionalidad, ocupación y domicilio de los interesados, de los testigos, de los intérpretes y de todos quienes más intervengan en el acto. En caso de mujeres se usará el nombre de soltera. Además hará constar los requisitos previstos en las leyes fiscales del Estado o la Federación.

Cuando el o la adquirente sean casados se hará constar el régimen patrimonial bajo el cual se celebró el matrimonio y en el caso de sociedad conyugal o legal, se hará constar el nombre y nacionalidad del cónyuge.

VII.- Al expresar domicilios no solo se mencionará la población en general, sino también el número de la casa, nombre de la calle o cualesquiera otros datos que los precise.

VIII.- El Notario dejará acreditada la personalidad de quien comparezca en representación de otro, insertando los documentos respectivos, o bien agregándolos en original o en copia cotejada al Apéndice haciendo mención de ellos en la escritura.

IX.- Cuando se cite el nombre de un Notario ante cuya fe haya pasado algún instrumento se mencionará precisamente su fecha y el número de la Notaría en que el Notario despachó el documento.

X.- Cuando se presente algún documento en idioma extranjero para insertarse en el instrumento, se hará traducir previamente por un intérprete y se hará la inserción en español, agregándose una copia de la traducción junto al documento en el Apéndice si este se deposita, en caso contrario, se depositará una copia en el idioma del que provenga y su traducción.

XI.- Concluido el instrumento firmarán los interesados, los testigos, los intérpretes y el Notario, quien además pondrá su sello.

XII.- Si alguna de las personas que intervienen en el acto es sordo pero sabe leer y escribir, leerá él mismo el instrumento asentándose la razón de haberlo leído. Si declarare no saber o no poder leer, designará una persona que lo lea en substitución de él, persona que le dará a conocer el contenido de la escritura por medio de signos o de otra manera, todo lo cual hará constar el Notario.

XIII.- Se designará con puntualidad las cosas que sean objeto del acto, identificándolas minuciosamente.

DE LAS ESCRITURAS
 

ARTICULO 119.- En el otorgamiento de escrituras se observarán además las siguientes formalidades:

I.- El Notario hará constar bajo su fe:

a).- Que se aseguró de la identidad de los otorgantes y que, a su juicio, tienen capacidad legal.

El Notario hará constar la identidad de los comparecientes por cualquiera de los medios siguientes:

1.- Por la certificación que éste haga de que los conoce personalmente.

2.- Con algún documento oficial, tal como tarjeta de identificación, carta de naturalización, pasaporte, licencia de manejo de vehículos u otro documento en el que aparezca la fotografía, nombre y apellidos de la persona de quien se trate.

En este supuesto, además de la identificación el Notario exigirá a las partes, y lo hará constar en el instrumento, la protesta de decir verdad respecto de ser las mismas personas que aparezcan ser y que no tienen incapacidad natural o civil para celebrar el acto. A los otorgantes que falten a la verdad en esta protesta se les aplicarán las sanciones que previene el Código Penal para el delito de falsedad de informes dados a una autoridad.

3.- Por la identificación de una de las partes contratantes por la otra, siempre que de esta última dé fe de conocimiento el Notario.

El Notario que diere fe de conocimiento de alguno de los otorgantes, inducido a error sobre la personalidad de éstos por la actuación maliciosa de los mismos, o de otras personas, no incurrirá en responsabilidad criminal, la cual será exigida únicamente cuando proceda con dolo, pero será sancionado con corrección disciplinaria.

4.- La afirmación de dos personas con capacidad legal que conozcan al otorgante y que sean conocidas del Notario, siendo responsables de la identificación.

b).- Que leyó la escritura a los que intervinieron en el acto o que la leyeron por sí mismos.

c).- Que explicó el valor y las consecuencias legales del contenido de la escritura a las partes.

d).- Que ante su presencia las partes manifestaron su conformidad con la escritura y firmaron ésta, o no lo hicieron porque no saben o no pueden firmar, y que a su ruego firmó la persona que eligió la parte que no supo o no pudo firmar, debiendo estampar su huella digital.

e).- La fecha y hora en que firmaron la escritura los otorgantes, o las personas elegidas por ellos, los testigos e intérpretes.

f).- Los hechos que presencie el Notario y que sean integrantes del acto que autorice.

II.- Los representantes deberán declarar sobre la capacidad legal de sus representados y su declaración se hará constar en el instrumento.

III.- La parte que no supiere el idioma español se acompañará de un intérprete elegido por ella, que hará protesta formal ante el Notario de cumplir lealmente su cargo.

La parte que conozca el idioma español podrá también llevar otro intérprete para lo que a su derecho convenga.

IV.- El Notario hará constar las declaraciones que hagan los otorgantes como antecedentes, compulsará y certificará que ha tenido a la vista los documentos que se inserten.

V.- Se consignará el acto o contrato mediante cláusulas redactadas son claridad y concisión, expresándose, en forma precisa, el acto que se celebra.

VI.- Tratándose de bienes inmuebles determinará su naturaleza, expresará su ubicación, colindancias o linderos y su extensión, relacionará cuando menos, el último título de propiedad del bien o del derecho a que se refiere la escritura, citando su inscripción en el Registro Público de la Propiedad la razón por la cual aún no está inscrito, si ésta apareciere en la misma.

VII.- Se expresarán las renuncias de derechos que convengan las partes y que no vayan contra las leyes prohibitivas o de interés público, ni contra las buenas costumbres.

VIII.- Las adiciones o variaciones que soliciten las partes se harán antes de que firme el Notario, asentándose, sin dejar espacio en blanco con las constancias, de que se leyeron y explicaron. Serán suscritas por los interesados, intérpretes testigos y el Notario, quien sellará así mismo al pie de la adición variación extendida.

IX.- Firmada la escritura por los otorgantes y por los testigos e intérpretes en su caso, acto continuo será autorizada por el Notario preventivamente con la razón ”Ante Mi”, su firma y su sello.

Cuando la escritura no sea firmada en el mismo acto por todos los comparecientes, siempre que no se deba firmar en un solo acto por su naturaleza o por disposición legal, el Notario irá asentando solamente el ”Ante Mi”, con su firma a medida que sea firmada por las partes y cuando todos la hayan firmado imprimirá además su sello, con todo lo cual quedará autorizada preventivamente.

X.- El Notario deberá autorizar definitivamente la escritura al pie de la misma cuando se le haya justificado que se ha cumplido con todos los requisitos legales para hacerlo.

Cuando la escritura haya sido firmada por todos los comparecientes y no sea necesario cumplir otro requisito previo para la autorización definitiva, el Notario podrá hacerlo de inmediato, sin necesidad de autorización preventiva.

La autorización definitiva contendrá la fecha, el lugar y hora en que se haga y la firma completa y sello del Notario.
 

ARTICULO 120.- Si los que aparecen como otorgantes en una escritura no se presentan a firmarla con sus testigos o intérpretes, en su caso, dentro del término de 30 días hábiles, a partir del día en que conste que se extendió el instrumento en el Protocolo, éste quedará sin efecto y el notario pondrá al pie la razón de ”No pasó” y su firma.
 

ARTICULO 121.- Si la escritura fue firmada dentro del plazo a que se refiere el artículo anterior pero no se acredita el pago de los impuestos que causare dentro del término que para este pago concedan las leyes de la materia, el Notario pondrá la nota de ”No autorizada” al margen de la escritura, dejando en blanco el espacio destinado a la autorización definitiva para utilizarse en caso de revalidación.

En caso de que la escritura haya sido autorizada definitivamente, pero no se hayan pagado los honorarios, el Notario no estará obligado a expedir el Testimonio.
 

ARTICULO 122.- Los Notarios deberán sujetarse, en lo conducente, a las reglas establecidas en los artículos anteriores al elevar a instrumento público los documentos, informaciones testimoniales y demás diligencias que por orden judicial deben protocolizarse.

 
ARTICULO 123.- Los instrumentos públicos extranjeros podrán protocolizarse en virtud de mandamiento judicial que así lo ordene, previa traducción al idioma español y legalizaciones que procedan de acuerdo con las leyes de la materia. Lo que dispone este artículo estará subordinado a los tratados internacionales que tengan vigencia en nuestro país.
 

ARTICULO 124.- La enajenaciones de bienes inmuebles cuyo valor según avalúo pericial catastral, sea mayor del importe de cien días de salario mínimo general vigente en la capital del Estado y la constitución o transmisión de derechos reales estimados en más de esa suma o que garanticen un crédito por mayor cantidad que la mencionada, deberán constar en Escritura Pública.

 
ARTICULO 125.- Cuando se trate de revocación o renuncia de poderes, que no hayan sido otorgados en su Protocolo, lo comunicará por correo certificado al Notario, a cargo de quien esté el Protocolo en el que se extendió el poder que se revoca o renuncia, aun cuando éste pertenezca a otra entidad federativa, para que dicho Notario se imponga de esa revocación y proceda contra Derecho.
 
 
ARTICULO 126.- Cuando se revoque, rescinda o modifique un auto contenido en una escritura al Notario le está prohibido hacerlo constar por simple razón al margen de ella o en nota complementaria. En estos casos, salvo prohibición expresa de la Ley, deberá extender una nueva escritura y notificar en los términos previstos en el Artículo anterior, para que se haga la anotación correspondiente.
 

ARTICULO 127.- Siempre que se otorgue un testamento público abierto, cerrado o simplificado, el Notario dará aviso de inmediato al Archivo General de Notarías, expresando la fecha de otorgamiento, el nombre y generales del testador. En caso de que el testador manifieste en su testamento el nombre de sus padres, también se dará este dato al Archivo General de Notarías. Este llevará un libro especialmente destinado a asentar las inscripciones relativas a los testamentos con los datos que se relacionan.

Los Jueces y los Notarios ante quienes se tramite una sucesión, recabarán informes del Archivo General de Notarías y del Registro Público de la Propiedad del Estado, sobre si tienen registrados testamentos otorgados por la persona de cuya sucesión se trate y, en su caso, la fecha, lugar y Notario ante quien se otorgó.
 

DE LAS ACTAS NOTARIALES.
 

ARTICULO 128.- Con exclusión de los otros actos en que puede intervenir el Notario y que limitativamente se consignan en el Título siguiente todas las actas notariales se asentarán en el Protocolo.
 
 

ARTICULO 129.- Las reglas establecidas respecto a las escrituras públicas se aplicarán a las actas notariales, en lo que sean compatibles con la naturaleza del hecho que se registra, a falta de disposición aplicable.
 

ARTICULO 130.- Los Notarios podrán hacer constar bajo su fe en las actas notariales:

I.- Las actuaciones notariales, en juicios sucesorios.

II.- La protocolización de documentos por mandato judicial o a petición de parte legítima.

III.- Los hechos materiales susceptibles de ser apreciados por los sentidos.

IV.- Las certificaciones de entrega de documentos o valores que se hagan en presencia del Notario precisando las especies entregadas.

V.- Las notificaciones, interpelaciones o requerimientos.

VI.- Las certificaciones de cualquier clase relativa a hechos que, en concepto de los interesados, puedan producir efectos jurídicos, siempre que, conforme a la Ley, no correspondan a otras autoridades.

En los casos de las fracciones III, IV, V y VI, el Notario podrá levantar el acta relativa en la oficina de la Notaría a su cargo, a la que podrá concurrir la persona o personas que hayan sido destinatarias del objeto de la diligencia efectuada dentro de un plazo que no exceda de 5 días a partir de la fecha en que tuvo lugar la actuación de que se trate, para hacer las observaciones que estimaren convenientes al acta asentada por el Notario, manifestar su conformidad o inconformidad con ella, y en su caso, firmarla. Si estas manifestaciones no pueden asentarse en el texto del acta respectiva, se harán constar en documento por separado, firmado por el interesado, documento que el Notario agregará al Apéndice correspondiente y una copia del mismo se entregará al concurrente.

El Notario autorizará el acta aún cuando no haya sido firmada por el solicitante de la diligencia y demás personas que intervengan, dentro de los respectivos plazos que para ello señala esta Ley.
 

ARTICULO 131.- En la redacción de las actas notariales se observarán las siguientes reglas:

I.- Bastará mencionar el nombre y apellidos de la persona con quien se practique la diligencia, cuando el Notario estime innecesario hacer constar los generales o se le niegue el suministro de estos datos.

II.- Si no quisiere oír la lectura del acta, o si manifiesta inconformidad con ella, o rehusa firmar, así lo hará constar el Notario sin que sea necesaria la intervención de testigos.

III.- Dado el caso de requerirse intérprete éste será elegido por el Notario, sin perjuicio de que el interesado pueda nombrar otro por su parte.
 

ARTICULO 132.- Las notificaciones que practique el Notario las hará por medio e instructivo que contenga relación sucinta del objeto de la notificación cuando no haya encontrado a la persona que debe ser notificada en la primera búsqueda pero cerciorándose previamente de que dicha persona tiene su domicilio en la casa en que deposita el instructivo.

Las notificaciones notariales se llevarán a cabo conforme a la reglas establecidas en el Código de Procedimientos Civiles para las personales, en lo no previsto en esta Ley.

 
ARTICULO 133.- Al efectuar una protocolización, el Notario hará constar tener a la vista el documento o las diligencias judiciales y mencionará el legajo y letra bajo las que se agregan al Apéndice, la copia de la escritura, actas o constancias del juicio, en su caso.

 
DE OTROS ACTOS EN QUE PUEDEN INTERVENIR LOS NOTARIOS

 
ARTICULO 134.- Los Notarios, además de las Escrituras Públicas o Actas Notariales, podrán intervenir en los siguientes casos:

I.- En el reconocimiento y certificación de firmas de toda clase de Contratos, salvo los que deban de otorgarse en instrumento público conforme a la Ley; tratándose de las enajenaciones de vivienda o de lotes de interés social que realicen el Estado o los Municipios, siempre que no requieran de escritura pública, sino únicamente de certificación notarial de las firmas que en ellas se contengan.

Queda estrictamente prohibido a los Notarios autorizar contratos de compra-venta o certificar promesas de venta de inmuebles urbanos en fraccionamientos no autorizados conforme la ley de la materia.

II.- En el reconocimiento y certificación de firmas de cartas privada de otorgamiento, revocación o substitución de mandatos cuando la Ley lo permite; en el reconocimiento de autenticidad de escritos, firmas, pagarés o documentos que contengan una obligación y que emanen de particulares.

III.- En el protesto de títulos de crédito.

IV.- En expedir copias certificadas de documentos que tengan a la vista.

V.- En certificar la autenticidad y existencia de actas parroquiales o la coincidencia de copias al carbón, fotográficas, fotostáticas o por cualesquiera otros sistemas de reproducción con documentos originales.

VI.- En la tramitación extrajudicial de los procedimientos sucesorios en los casos establecidos en los Artículos 769, y 769-Bis del Código de Procedimientos Civiles.

En todos los casos anteriores, exceptuando lo previsto en la fracción VI, los Notarios asentarán al pie del documento, o en hoja adherida al mismo, una constancia o razón sucinta que contenga el objeto de la certificación, así como el lugar, hora, día, mes y año en que la misma se verificó.

En el caso de la fracción VI el Notario procederá, en lo conducente, de acuerdo con las disposiciones aplicables del Código de Procedimientos Civiles vigente en el Estado.

 
ARTICULO 135.- Cuando se realice el cotejo de una copia de partida parroquial con su original, el Notario hará constar que concuerda en forma exacta, o las diferencias que hubiere encontrado.
 

ARTICULO 136.- Cuando se trate de reconocimiento de firmas o de firmar un documento ante el Notario, éste hará constar que ante él se reconocieron o, en su caso, se pusieron las firmas o huella digital y que se aseguró de la identidad de la persona que la estampó.

El notario levantará el acta correspondiente, debiendo firmar a estampar la huella digital quienes comparecieron.

Son aplicables, en lo conducente, lo dispuesto por la Fracción VIII del Artículo 118 y Fracción I, Incisos a), b), c), d) y e) del Artículo 119 de esta Ley.
 

ARTICULO 137.- Para el cotejo de un documento con su copia escrita, fotográfica, fotostática o de cualquier otra clase, se presentará el documento original y copia al Notario, quien en su caso, hará constar en el acta que la copia es fiel reproducción del documento de que provenga. Este se devolverá con su copia debidamente certificada al interesado.

Otra copia del documento cotejado se agregará al Apéndice de Actos fuera del Protocolo.
 
ARTICULO 138.- Queda estrictamente prohibido a los Notarios el reconocimiento y certificación de firmas en documentos en blanco.

ARTICULO 139.- El Ejecutivo del Estado podrá solicitar a los Notarios del Estado su colaboración, cuando se trate de satisfacer necesidades inaplazables de escrituraciones de interés social. A este efecto, el Ejecutivo del Estado y los Colegios de Notarios concertarán convenios para establecer los términos en que se prestarán dichos servicios.
 

TESTIMONIOS

 
ARTICULO 140.- Testimonio es la copia en la que se transcribe íntegramente el instrumento notarial, y se insertan en lo conducente, los documentos que se hayan tenido a la vista y los que obren en el Apéndice. No se expedirán Testimonios ni copias parciales.
 
 
 
ARTICULO 141.- Al final de cada Testimonio se hará constar su calidad de primero, o subsecuente en número ordinal, el nombre del interesado a quien se expida, a qué título, el número de hojas del Testimonio, y la fecha de su expedición, y se salvarán lo testado y lo entrelineado de la manera prescrita para los instrumentos notariales. El Testimonio estará autorizado por el Notario con su firma y sello, previa la mención de su cotejo con el original.
 

ARTICULO 142.- Las hojas del Testimonio medirán treinta y cuatro centímetros de largo por veintiún centímetros y medio de ancho, aproximadamente. Al escribirse en ellas se dejará en blanco un espacio, de cuatro centímetros de ancho al margen izquierdo del anverso del folio, aproximadamente, y de dos centímetros y medio al margen derecho, para proteger lo escrito.

Se dejará asimismo un espacio de dos centímetros y medio al margen, izquierdo del reverso del folio, y de cuatro centímetros al margen derecho, aproximadamente.

La parte utilizable de la hoja deberá de aprovecharse al máximo posible, sin dejar espacios en blanco, y las líneas que se impriman deberán de estar a igual distancia unas de otras. Cada hoja del Testimonio llevará el membrete del Notario, el sello y media firma al margen.

 
ARTICULO 143.- El Notario solamente podrá expedir Testimonio cuando el instrumento esté definitivamente autorizado en los términos de la fracción X del Artículo 119 de esta Ley, y está obligado a relacionar y dar fe de las constancias de pago de impuestos cuando las mismas queden agregadas al Apéndice del Protocolo.
 

ARTICULO 144.- Los Notarios pueden expedir y autorizar Testimonios utilizando cualquier medio de reproducción o impresión, siempre y cuando lo escrito sea perfectamente legible y claro. Los Notarios pueden expedir y autorizar Testimonios utilizando cualquier medio de reproducción o impresión, siempre y cuando lo escrito sea perfectamente legible y claro.
 

ARTICULO 145.- Los Notarios pueden expedir y autorizar Testimonios utilizando cualquier medio de reproducción o impresión, siempre y cuando lo escrito sea perfectamente legible y claro.
 

ARTICULO 146.- El Notario sólo puede expedir Testimonios de los actos que consten en su Protocolo.
 

ARTICULO 147.- Cuando se expida un testimonio se pondrá la margen del instrumento o en nota complementaria una anotación, que contendrá la fecha de la expedición, el número de fojas de que conste el Testimonio, el número ordinal que corresponda a éste, para quien se expide, y a que título.

Las constancias sobre los asientos de inscripción puestas por el Registro Público de la Propiedad y del Comercio al calce de los Testimonios, serán extractadas o transcritas por el Notario en una anotación que pondrá al margen de la escritura o acta notarial.
Las anotaciones llevarán la rúbrica o media firma del Notario.

VALOR DE LOS INSTRUMENTOS Y TESTIMONIOS NOTARIALES
 

ARTICULO 148.- Los instrumentos notariales que obren en el Protocolo probarán plenamente, mientras no sea declarada su nulidad, que los otorgantes manifestaron su voluntad de celebrar el acto consignado en el instrumento, que hicieron las declaraciones que en él consten, que se produjeron los hechos de que haya dado fe el Notario y que observó las formalidades que menciona.

 
ARTICULO 149.- Los Testimonios probarán la existencia del instrumento a que se refieren, mientras no fuere declarada su falsedad o nulidad.
 

ARTICULO 150.- La protocolización acreditará el depósito del documento y la fecha en que se hizo, cuando éste se agregue al Apéndice. En los casos de libros de actas y expedientes judiciales, que éstos se tuvieron a la vista.

 
ARTICULO 151.- Las correcciones que no hayan sido salvadas en los instrumentos y testimonios se tendrán por no hechas.
 

ARTICULO 152.- En los instrumentos y en los Testimonios, las discrepancias entre las palabras y los guarismos, se resolverán haciendo prevalecer las palabras.

 
ARTICULO 153.- El instrumento notarial será nulo:

I.- Si el Notario no tiene expedito el ejercicio de sus funciones al otorgarse el instrumento o su autorización.

II.- Si la Ley no permite a los Notarios autorizar el acto o hecho materia del instrumento. En este caso el instrumento es nulo sólo en lo referente al acto o hecho cuya autorización no esté permitida al Notario.

III.- Si fuere otorgado por las partes o autorizado por el Notario fuera de la demarcación territorial a que se haya jurisdiccionado el Notario.

IV.- Si se redacta en idioma extranjero.

V.- Si se omitió la mención relativa a la lectura o de no haber sido odia su lectura, en su caso, tratándose de actas.

VI.- Si no está firmada por todos los que deban firmarla según lo ordenado por esta Ley, y no contiene la mención exigida a falta de firma.

VII.- Si está autorizado con la firma y sello del Notario, cuando debiera tener la razón de ”No pasó” o cuando el instrumento no esté autorizado con la firma y sello del Notario.

VIII.- Si se omitió expresar el lugar y la fecha del otorgamiento.

IX.- Si falta algún otro requisito que produzca la nulidad del instrumento por disposición expresa de la Ley.

X.- Si se contraviene alguna prohibición establecida en la presente Ley.
 

ARTICULO 154.- El Testimonio será nulo:

I.- Si lo fuera el instrumento.

II.- Si no está autorizado con la firma y sello del Notario.

III.- Si falta alguno de los requisitos exigidos para la expedición de Testimonios.

 
ARTICULO 155.- El Ejecutivo del Estado aplicará a los Notarios las correcciones disciplinarias que procedan por infracciones a la presente Ley.

 
ARTICULO 156.- Al Notario responsable del incumplimiento de las obligaciones derivadas de esta Ley, sin perjuicio de las sanciones penales que le sean aplicables, se le aplicarán las siguientes sanciones:

I.- Amonestación por escrito:

a).- Por tardanza injustificada en alguna actuación o trámite, solicitados y expensados por un cliente, relacionados con el ejercicio de las funciones del Notario.

b).- Por no dar el aviso o no entregar los libros a la Dirección del Archivo General de Notarías, en los términos que señala la Ley.

c).- Por separarse del ejercicio de sus funciones sin dar aviso o sin licencia correspondiente.

d).- Por cualquier otra violación menor, tal como no llevar Apéndices, no empastar oportunamente los volúmenes del Apéndice u otras semejantes.

II.- Multa hasta por el equivalente de 100 días de salario mínimo general vigente en la capital del Estado.

a).- Por reincidir en alguna de las infracciones antes señaladas.

b).- Por realizar cualquier actividad que sea incompatible con el desempeño de sus funciones de Notario, de acuerdo con la presente Ley.

c).- Por incurrir en alguna de las prohibiciones señaladas en las fracciones I y IV del Artículo 35 de esta Ley.

d).- Por provocar, por negligencia, imprudencia o dolo, la nulidad de algún instrumento o Testimonio.

e).- Por no ajustarse al arancel aprobado.

f).- Por recibir y conservar en depósito cantidades de dinero, en contravención a esta Ley.

g).- Por negarse, sin causa justificada, al ejercicio de sus funciones, cuando hubiere sido requerido para ello.

h).- Por no encuadernar y empastar el libro o juego de libros del Protocolo Abierto, dentro del plazo establecido en el Artículo 101 de esta Ley.
 
III.- Suspensión del cargo hasta por un año:

a).- Por reincidir en alguno de los supuestos señalados en la fracción, II, incisos b), g) y h), inclusive;

b).- Por revelación injustificada y dolosa de datos.

c).- Por incurrir en alguna de las prohibiciones de las fracciones II de los Artículos 35 y 36 de esta Ley.

IV.- Separación definitiva:

a).- Por reincidir en los supuestos señalados en los incisos a), b) y c) de la fracción III anterior.

b).- Por falta grave de probidad en el ejercicio de sus funciones.

c).- Por no desempeñar personalmente sus funciones.

d).- Por no constituir o conservar vigente la garantía que responda de su actuación.

e).- Por violar alguna de las prohibiciones de la fracción III y reincidir en la violación de la fracción IV del Artículo 35 de esta Ley.

Lo dispuesto en este Artículo es aplicable también a los Adscritos, quienes además serán sancionados con la separación definitiva de su cargo por ostentarse, en papelería, publicidad, etc., como Notarios sin señalar la calidad de Adscrito. Lo anterior sin perjuicio de cumplir con lo dispuesto en el Artículo 50 de esta Ley.

 
ARTICULO 157.- Para aplicar las sanciones administrativas a que se refieren las fracciones I y II del Artículo anterior, se ordenará una investigación en la que será oído el Notario, levantándose el acta respectiva, y en vista de su resultado se dictará la resolución que se estime procedente.

El Notario sancionado, si se tratare de la fracción I, tendrá derecho a exponer por escrito, en forma posterior a la resolución, su punto de vista sobre el caso para que conste en su expediente, al que se agregará dicha comunicación.

Si se tratare de multa, en el plazo de 10 días a partir de su notificación, el Notario hará las observaciones que estime pertinentes y ofrecerá pruebas si fuere necesario, para que en un plazo igual se dicte la resolución definitiva sobre la imposición de la sanción.
 

ARTICULO 158.- Cuando se trate de actos u omisiones de los Notarios que por su gravedad puedan motivar la suspensión o separación definitiva del cargo, antes de dictar la resolución que corresponda, se seguirá el siguiente procedimiento: El Ejecutivo del Estado designará un visitador que practique la investigación al Notario y con el resultado de la misma se rendirá el informe correspondiente al Gobernador del Estado, enviándole copia al Notario. El Ejecutivo del Estado oirá personalmente al afectado dentro del término fijado en cada caso. En esta audiencia el Notario podrá aportar pruebas de descargo.

El Ejecutivo del Estado, antes de dictar la resolución definitiva, podrá oír la opinión de la Comisión de Honor y Justicia.
Dentro de los 10 días siguientes a la recepción de la opinión de la Comisión de Honor y Justicia se dictará la resolución definitiva sin lugar a ulterior recurso.

INSPECCION DE NOTARIAS

 
ARTICULO 159.- El Gobernador del Estado designará visitadores que nombrará y removerá libremente, quienes tendrán a su cargo la práctica de las visitas a las notarías para vigilar su funcionamiento regular y su apego a la Ley. El nombramiento de visitador debe recaer en abogado con título expedido legalmente.

 
ARTICULO 160.- Las visitas generales se efectuarán cuando el Ejecutivo del Estado determine practicar una inspección a todas las notarías o para conocer su funcionamiento de cualquier notaría.

 
ARTICULO 161.- El Ejecutivo del Estado ordenará visitas especiales a una Notaría al tener conocimiento, por queja o por comunicado del Director del Archivo General de Notarías, de que el Notario ha violado la Ley. En este caso, la visita se concretará exclusivamente a la investigación de la irregularidad de que se trate.
 

ARTICULO 162.- En toda visita el Notario está obligado a prestar al visitador todas las facilidades y ordenar lo procedente en su oficina para que se haga debidamente la investigación; para tal efecto, el Notario será notificado con 24 horas de anticipación cuando menos.

Si el Notario no se encontrare en la Notaría, la visita se entenderá con el Adscrito, si lo hubiere.

Si el Notario se encontrare gozando de licencia o en alguno de los casos que la Ley permita su separación temporal, la inspección se realizará con el Adscrito si lo hubiere o en el lugar en que se haya depositado el Protocolo.

Si se tratare de una visita a notarías en que no exista Adscrito y el Notario esté ausente en uso de los derechos que le confiere el Artículo 52 de esta Ley y conserva el Protocolo en su despacho, la visita se pospondrá al regreso del Notario.
 

ARTICULO 163.- El Notario o quien lo sustituya en sus funciones conforme a derecho, deberá estar presente al hacerse la inspección para hacer las aclaraciones que le solicite el visitador o que él juzgue conveniente.
 

ARTICULO 164.- Las visitas se efectuarán en el despacho de la Notaría y en horas hábiles, salvo que el Protocolo se encuentre depositado en el Archivo General de Notarías o en el Juzgado de Primera Instancia.
 

ARTICULO 165.- La duración de las visitas generales en ningún caso podrá exceder de 30 días y las especiales de 3 días.
 

ARTICULO 166.- En las visitas se observarán las reglas siguientes:

I.- Cuando sea visita general, el visitador revisará todo el Protocolo o diversas partes de él, pero cuando menos la tercera parte de cada volumen, cerciorándose de que hayan sido observados todos los requisitos de forma ordenados por la Ley.

II.- En las visitas especiales, el visitador se limitará al volumen del Protocolo o al instrumento cuya inspección se haya ordenado.

III.- El Notario podrá oponerse a la inspección de las cláusulas de los instrumentos de los cuales debe guardar secreto profesional. Esta oposición se decidirá por el Director del Archivo General de Notarías.

IV.- El visitador cuidará de observar que estén encuadernados, completos y empastados los Apéndices correspondientes a los libros, a más tardar 2 meses después de haberse cerrado.
 

ARTICULO 167.- El visitador hará constar en el acta las irregularidades que observe y lo que el Notario exponga en su defensa o como declaración.
 

ARTICULO 168.- El visitador extenderá al Notario un duplicado del acta de la visita.
 

ARTICULO 169.- Las actas de visita serán firmadas por el visitador y por el Notario.
 

ARTICULO 170.- Los visitadores practicarán la inspección inmediatamente después de que reciban la orden respectiva y darán cuenta de su resultado al Director del Archivo General de Notarías tan luego como haya terminado su visita.
 

ARTICULO 171.- El Director del Archivo General de Notarías dará cuenta al Ejecutivo del Estado de las irregularidades de que tenga conocimiento en la función del Notario, con motivo de las visitas de inspección para que resuelva lo procedente.

DEL ARCHIVO GENERAL DE NOTARIAS
 

ARTICULO 172.- El Archivo General de Notarías residirá en la capital del Estado, y estará a cargo de un Director que nombrará el Gobernador del Estado, como funcionario de confianza y del personal que se le asigne. En tanto no se haga este nombramiento desempeñará esta función el Director General del Registro Público de la Propiedad y del Comercio.
 

ARTICULO 173.- El Archivo General de Notarias se formará:

I.- Con los expedientes personales de todos los Notarios del Estado.

II.- Con los documentos que los Notarios deban remitir en los términos de la presente Ley.

III.- Con los Protocolos Cerrados y sus Apéndices que enviarán los Notarios tan luego como se cumpla el plazo en que la Ley los autoriza para conservarlos en su poder.

IV.- Con los sellos que deban depositarse o inutilizarse en los términos de esta Ley.

V.- Con el registro de sellos y firmas de Notarios y funcionarios que actúen con ese carácter.

VI.- Con los documentos propios del Archivo General de Notarías.
 

ARTICULO 174.- El Director del Archivo General de Notarías usará un sello igual al de los Notarios que diga: ”Estados Unidos Mexicanos. Gobierno del Estado Libre y Soberano de Tamaulipas. Archivo General de Notarías. Cd. Victoria”.
 

ARTICULO 175.- Son atribuciones del Director del Archivo General de Notarias:

I.- Llevar el registro de sellos y firmas de Notarios y funcionarios públicos que actúen con ese carácter.

II.- Conservar y guardar los Protocolos, Apéndices, anexos y documentos que constituyan el archivo.

III.- Comunicar al Ejecutivo del Estado las irregularidades y violaciones de la Ley que advierta por sí o como resultado de las visitas en el funcionamiento del Notariado.

IV.- Comunicar al Ejecutivo del Estado las deficiencias o irregularidades que advierta en los Protocolos remitidos al Archivo General de Notarías.

V.- Proporcionar requisitados los libros o juegos de hojas del Protocolo que soliciten los Notarios y proveerlos de sello.

VI.- Inutilizar los sellos de los Notarios cuando proceda conforme a derecho.

VII.- Expedir copias certificadas de los instrumentos inscritos en los Protocolos depositados en el Archivo General de Notarías a las partes que hayan intervenido en el acto a que se refiere, o por mandamiento judicial.

VIII.- Llevar el registro de Notarios y funcionarios que actúen con ese carácter, con expresión de la fecha de su nombramiento y de la en que hayan dejado de ejercer el cargo, así como sus separaciones temporales.

IX.- Formar el índice general.

X.- Solicitar del Ejecutivo del Estado la práctica de visitas especiales, cuando tenga conocimiento de irregularidad por queja.

XI.- Vigilar el funcionamiento general de las Notarías a través de los visitadores.

XII.- Conceder licencia al personal de la oficina.

XIII.- Imponer al personal del Archivo General de Notarías las correcciones disciplinarias que procedan.

XIV.- Llevar el libro para el registro de Testamentos.

DE LA COMISION DE HONOR y JUSTICIA
 

ARTICULO 176.- En el Estado de Tamaulipas habrá una Comisión de Honor y Justicia compuesta de 5 Notarios Públicos en funciones en distintos Distritos Judiciales.
 

ARTICULO 177.- Los miembros de la Comisión de Honor y Justicia serán nombrados por el Ejecutivo, de entre los Notarios Públicos en funciones.

 
ARTICULO 178.- Cuando el Ejecutivo del Estado solicite la opinión de la Comisión de Honor y Justicia le remitirá el informe y las pruebas a que se refiere el Artículo 157 de esta Ley. La Comisión en un plazo de 5 días rendirá por escrito su opinión.
 

DE LA COLEGIACION DE NOTARIOS
 

ARTICULO 179.- En el Estado de Tamaulipas, los Notarios podrán agruparse en Colegio de Notarios del Estado al que podrán pertenecer todos los Notarios en funciones. Asimismo, en cada Distrito Judicial podrá constituirse un Colegio Local al que podrán pertenecer todos los Notarios en funciones del Distrito Judicial correspondiente. Los Colegios de Notarios tendrán personalidad jurídica propia y tendrán las atribuciones que se deriven de la presente Ley y las que les otorguen sus estatutos y reglamentos internos que los propios Colegios elaborarán y someterán a la aprobación del Ejecutivo del Estado, quien emitirá Acuerdo Gubernamental y mandará publicar en el Periódico Oficial del Estado.
 

ARTICULO 180.- El Colegio de Notarios del Estado estará dirigido por un Consejo Directivo compuesto de un Presidente, un Vicepresidente, un Secretario, un Tesorero y un Vocal por cada Colegio Local.

ARTICULO 181.- El Consejo Directivo del Colegio de Notarios del Estado se elegirá por votación directa de todos sus agremiados, en la Asamblea General que al efecto se convoque de acuerdo con sus estatutos, con excepción de los vocales que serán los presidente de los Colegios Locales.
 

ARTICULO 182.- En los Distritos Judiciales donde estén en funciones más de 5 Notarios se establecerá un Colegio Local que estará dirigido por un Consejo Directivo formado por un Presidente, un Secretario y un Tesorero, así como los Vocales que se establezcan en sus respectivos estatutos.
 

ARTICULO 183.- El Consejo Directivo de cada Colegio Local, se elegirá por votación directa de todos sus miembros, en una Asamblea General que al efecto se convoque, de acuerdo a los estatutos de cada Colegio de Notarios.
 

ARTICULO 184.- El Ejecutivo del Estado o el representante que designe tomará la protesta de ley al Consejo Directivo del Colegio de Notarios del Estado, el día, hora y lugar que fije la asamblea correspondiente, debiéndose comunicar cuando menos con 30 días de anticipación al Ejecutivo del Estado.
 
 
ARTICULO 185.- Los Colegios de Notarios tendrán las siguientes atribuciones:

I.- Vigilar el cumplimiento de esta Ley.

II.- Auxiliar al Ejecutivo del Estado en materia del Notariado.

III.- Resolver las consultas que formule el Ejecutivo del Estado, sus dependencias, los Municipios de la Entidad, los Notarios en particular y los Abogados postulantes del Estado, relativas a cuestiones jurídicas ligadas a la actividad notarial.

IV.- Emitir su opinión sobre la formulación y modificación de las disposiciones generales que regulan el ejercicio del Notariado.

V.- Expedir sus propios estatutos y reglamentos sin contrariar la presente Ley.

VI.- Cumplir con las obligaciones que les imponga la presente Ley.

VII.- Promover la constante capacitación de sus miembros.

VIII.- Las demás que les confiere esta Ley, los estatutos y reglamentos respectivos.
 

ARTICULO 186.- Tanto el Colegio de Notarios del Estado como los Colegios Locales, serán ajenos a toda actividad político electoral, quedándoles prohibido tratar asuntos de esta naturaleza en forma colegiada.
 

ARTICULO 187.- Los cargos directivos del Colegio de Notarios del Estado y de los Colegios Locales son honoríficos y sus miembros quedan obligados a asistir a sus sesiones reglamentarias.
 

ARTICULO 188.- La separación en el ejercicio del Notariado importa la de cualquier cargo directivo de los Colegios de Notarios del Estado, así como de miembro de los mismos.
 

 
TRANSITORIOS
 
ARTICULO PRIMERO.- La presente Ley entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Periódico Oficial del Estado.
 

ARTICULO SEGUNDO.- Se abroga la Ley del Notariado para el Estado de Tamaulipas, expedida por el Cuadragésimo Sexto Honorable Congreso del Estado, mediante el Decreto Número 403 del 25 de diciembre de 1968 y publicada en el Periódico Oficial Número 6 del 18 de enero de 1969: así como las reformas o adiciones que posteriormente se le hicieron.
 
ARTICULO TERCERO.- Hasta en tanto entre en vigor el arancel, los honorarios se pactarán en cada caso por el Notario y los interesados.
 
ARTICULO CUARTO.- Las facultades conferidas al Ejecutivo del Estado mediante la presente Ley, podrán ser delegadas al Secretario General de Gobierno mediante Acuerdo Gubernamental con excepción de las facultades establecidas en el Artículo Tercero de la Ley.
 
“SALON DE SESIONES DEL H. CONGRESO DEL ESTADO”.- Cd. Victoria, Tam., a 14 de octubre de 1992.- Diputado Presidente, C. ING. JORGE ENRIQUE QUINTERO GARCIA:-Diputado Secretario, C. ARNULFO TEJADA LARA Diputado Secretario, C. ANTONIO FIGUEROA REA.-Rúbricas.
 
Por tanto, mando se imprima, publique, circule y se dé el debido cumplimiento.
 
Dado en la residencia del Poder Ejecutivo, en Ciudad Victoria capital del Estado de Tamaulipas, a los veintitrés días del mes de diciembre de mil novecientos noventa y dos.- El Gobernador Constitucional del Estado ING. AMERICO VILLARREAL GUERRA.-Rúbrica.-El Secretario General de Gobierno, LIC. ANIBAL PEREZ VARGAS.- Rúbrica.


0 Comentarios

Deja un comentario

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!